31 VIII 2011 Ignacio de Loyola (1491-1556)

Ignacio de Loyola fue soldado y fundador de la Compañía de Jesús, de origen vasco. Había sido caballero, al servicio de causas políticas siempre ambiguas. Pero le hirieron en Pamplona y, curando las heridas, en su casa torre de Loiola, pudo descubrir otra manera de hacerse caballero al servicio de Jesús, en una Iglesia que a su juicio se hallaba amenazada. En un sentido, Ignacio fue el último cruzado de la Edad Media. Pero, al mismo tiempo, fue el creador de una espiritualidad y de una estrategia apostólica moderna, centrada en la entrega de la vida al servicio de la libertad interior y eclesial más que social de los creyentes.

1. Ejercicios espirituales.

Los símbolos de su Compañía de Jesús tienen un fondo militar, pero son radicalmente apostólicos y cristianos, en la línea de la palabra y del testimonio personal de vida. No fue un intelectual, pero sus escritos principales (Ejercicios espirituales y Constituciones de la Compañía de Jesús) han marcado la vida y pensamiento de toda la Iglesia moderna. Es el representante máximo de la contra-reforma católica, uno de los creadores del pensamiento y de la misión cristiana de la modernidad (como muestra del índice especial de pensadores jesuitas que adjuntamos al final de este diccionario).

Su libro de los Ejercicios Espirituales (precedido por el Exercitatorio de → G. de Cisneros y por otros trabajos de la Devotio Moderna), escrito en torno al año 1530, constituyen el testimonio más significativo del testimonio y camino de la espiritualidad católica de la modernidad. “Ejercitarse” en ser cristiano es asumir y seguir el camino de Jesús, a través de un “curso” intensivo de cuatro semanas, la primera dedicada al conocimiento de sí mismo y las tres siguientes al descubrimiento del camino de Jesús (infancia, vida pública y muerte, resurrección). Ser cristiano es para Ignacio imitar y seguir a Jesús, de un modo concreto, que puede precisarse en los “misterios” de su vida, condensados en cuatro ciclos de meditaciones (que puede compararse a los ciclos del Retablo de la Catedral vieja de   Salamanca). (a) Ciclo del Nacimiento, con trece misterios: Anunciación, Visitación, Nacimiento, Adoración Pastores, Circuncisión, Magos, Purificación, Huída Egipto, Vuelta de Egipto, Vida oculta, Niño en templo, Bautismo, Tentación. (b) Ciclo de la vida, con otros trece misterios: Llamada apóstoles, Caná de Galilea, Expulsión vendedores Templo, Sermón Monte, Tempestad calmada, Andar sobre mar, Envío apóstoles, Conversión de Magdalena (Lc 7), Multiplicación Panes, Transfiguración, Resurrección de Lázaro, Cena de Betania, Subida a Jerusalén. (c) Ciclo de la pasión, con once misterios. Predicación de Jesús en el Templo, Última Cena, Cena-Huerto, De huerto a casa de Anás, De Anás a Caifás, De Caifás a Pilato, Juicio Herodes, Vuelta a Pilato, De Pilato a Cruz, Crucifixión, De Cruz a Sepulcro. (d) Ciclo de pascua, con catorce estaciones Aparición. Madre (apócrifa), Ángel de pascua (Mc 16), Aparición a mujeres (Mt 28), Aparición a Pedro (Lc 24, 33), Emaús (Lc 24), Aparición a discípulos sin Tomás (Jn 20), Aparición con Tomás (Jn 20), Pesca pascual (Jn 21), Aparición y misión desde la montaña (Mt 28, 16-20), Aparición a 500 hermanos (1Cor 15, 7), Aparición a Santiago (1 Cor 15), :Aparición a José de Arimatea (apócrifos), Aparición a San Pablo (1 Cor 15), Ascensión (Hech 1). Sin este libro de Ejercicios, que es de alguna forma la respuesta católica al proyecto de → Lutero (no en contra, sino en su línea, aunque en un contexto eclesial distinto), no puede entenderse el despliegue del pensamiento cristiano de la modernidad.

2. Un caballero cristiano.

Ignacio es el promotor de una “cruzada” no militar, que se funda en el encuentro personal con Cristo. No es un hombre de “letras”, en el sentido técnico del término, pero ha estudiado la teología básica en la universidad de París (después de haber pasado por Alcalá de Henares y durante menos tiempo por Salamanca) y conoce los nuevos movimientos de la teología, fundando su programa en la vida de Cristo, tal como aparece en las tres últimas semanas de su libre de Ejercicios. El punto de partida de su programa es como sigue:

«El primer punto es poner delante de mí un rey humano, elegido de mano de Dios nuestro Señor, a quien hacen reverencia y obedecen todos los príncipes y todos los hombres cristianos. El segundo es mirar cómo este rey habla a todos los suyos diciendo: mi voluntad es de conquistar toda la tierra de infieles; por eso, quien quisiera venir conmigo ha de ser contento de comer como yo, y así de beber y vestir, etc.; asimismo ha de trabajar conmigo en el día y vigilar en la noche, etc.; porque así después tenga parte conmigo en la victoria como la ha tenido en los trabajos. El tercero considerar qué deben responder los buenos súbditos a rey tan liberal y tan humano y por consiguiente si alguno no aceptase la petición de tal rey cuánto sería digno de ser vituperado por todo el mundo y tenido por perverso caballero.

La segunda parte de este ejercicio consiste en aplicar el sobredicho ejemplo del rey temporal a Cristo Nuestro Señor, conforme a los tres puntos dichos. Y cuanto al primer punto, si tal vocación consideramos del rey temporal a sus súbditos, cuánto es cosa más digna de consideración ver a Cristo Nuestro Señor, rey eterno, y delante de él todo el universo mundo, al cual y cada uno en particular llama y dice: Mi voluntad es de conquistar todo el mundo y todos los enemigos y así entrar en la gloria de mi Padre; por tanto, quien quisiere venir conmigo ha de trabajar conmigo, porque siguiéndome en la pena también me siga en la gloria» (Ejercicios Espirituales 92-95).

Éste es el punto de partida de la doctrina (meditación) que Ignacio ofrece a quienes quieren compartir su camino de seguimiento de Cristo, de manera que él se define así como instructor de caballeros cristianos al servicio de la iglesia. Su rey no se contenta con tomar Jerusalén, quiere conquistar toda tierra de infieles, en batalla superior y religiosa. Esta cruzada de Ignacio, caballero-peregrino, tendrá aspectos de búsqueda interior y de total desprendimiento, pero vendrá a manifestarse sobre todo como entrega al servicio del apostolado eclesial, es decir, de la creación de Iglesia. No se trata de mantener lo que existe, sino de extender el evangelio, a través de la gran batalla que empieza a librarse sobre el mundo, como indica la meditación sobre las dos banderas: «Así por el contrario se ha de imaginar del sumo y verdadero capitán, que es Cristo Nuestro Señor. El primer punto es considerar cómo Cristo Nuestro Señor se pone en un gran campo de aquella región de Jerusalén, en lugar humilde, hermoso y gracioso. El segundo, considerar cómo el Señor de todo el mundo escoge tantas personas, apóstoles, discípulos, etc., y los envía por todo el mundo, esparciendo su sagrada doctrina por todos los estados y condiciones de personas» (Ejercicios 143-145; cf. 135-147).

Esta batalla de Jesús se dirige hacia una nueva conquista universal que se planea y realiza como apostolado, al servicio muy concreto de la iglesia cuyo centro es Roma. Por eso, los soldados de la Compañía de Jesús deben prepararse a través de un gesto de radical desprendimiento, superando todo anhelo de riqueza y soberbia (cf. Ibid. 142, 146): dejarán honra y grandeza de este mundo y seguirán a Jesucristo en camino de misión o apostolado en nombre de la iglesia (Ibid., 352-370). De esta forma ha transformado Ignacio de Loyola la cruzada militar antigua, dirigida a la conquista externa de Jerusalén, en apostolado al servicio concreto de la Iglesia, extendida por el mundo. Ese programa, abierto a todos los cristianos (a quienes dirige sus Ejercicios espirituales), se expresa de un modo especial a través de los miembros de la Compañía de Jesús, para quienes Ignacio escribe sus Constituciones, uno de los textos de organización social más importantes de la historia de occidente.

Ignacio ha sido un hombre de pensamiento práctico. No ha creado teorías para resolver problemas de dogmática, sino que ha desarrollado su genio al servicio de la transformación de las personas, para ponerlas al servicio de la tarea de la Iglesia. Ignacio es quizá el primero de los grandes “cristianos prácticos”, un hombre de pensamiento activo que, por un lado, se apoya en la misericordia de Dios pero que, por otro, organiza y programa su actuación al servicio del despliegue de la Iglesia.

 

3. Teología trinitaria.

Para completar las reflexiones anteriores y mostrar que Ignacio no ha sido sólo un hombre práctico (ocupado en organizar la vida y misión de los jesuitas), quiero destacar su experiencia de Dios, que se expresa de un modo simbólico. Propiamente hablando, Ignacio de Loyola no ha tenido una visión exterior de la Trinidad, sino más bien una experiencia interior, una comprensión en profundidad del misterio trinitario, que le ha dado como consecuencia un consuelo y un gozo perdurable. Así lo muestra tanto su Autobiografía como su Diario espiritual, de donde proceden los textos que siguen.

a. Visión de la Trinidad: Tres teclas. Ignacio ha desarrollado un pensamiento más imaginativo que conceptual. En esa línea presenta su visión de la Trinidad, de hondo sentido musical, pues las “tres teclas” que él descubre producen toda la música del cielo. Las personas son tres, y así él dirige una oración a cada una de ellas. Pero, al mismo tiempo, añade una cuarta oración a la Trinidad entera, en gesto que ha de entenderse más desde una perspectiva armónica y musical que desde un fondo dogmático: «Tenía mucha devoción a la santísima Trinidad, y así hacía cada día oración a las tres personas distintamente. Y haciendo también a la santísima Trinidad, le venía un pensamiento: que ¿cómo hacía cuatro oraciones a la Trinidad? Mas este pensamiento, le daba poco o ningún trabajo, como cosa de poca importancia. Y estando un día rezando en las gradas del mesmo monasterio (Monserrat) las Horas de nuestra Señora, se le empezó a elevar el entendimiento, como que vía la santísima Trinidad en figura de tres teclas, y esto con tantas lágrimas y tantos sollozos, que no se podía valer. Y yendo aquella mañana en una procesión, que de allí salía, nunca pudo retener las lágrimas hasta el comer; ni después de comer podía dejar de hablar sino en la santísima Trinidad; y esto con muchas comparaciones y muy diversas, y con mucho gozo y consolación; de modo que toda su vida le ha quedado esta impresión de sentir grande devoción haciendo oración a la santísima Trinidad» (Autobiografía, 28).

b. Visión supra-intelectual: río hondo. En el comienzo de la modernidad, allí donde se formula por primera vez el pensamiento “católico”, como alternativa al protestantismo (→ Lutero), Ignacio de Loyola viene a presentarse como un hombre de imaginación creadora. Así lo muestra su famosa “visión del río”, del agua profunda donde se contiene y expresa la hondura de la realidad: más allá de lo que se piensa y sabe está lo que se descubre, al otro lado de la realidad misteriosa (agua del río). Más que la iglesia a la que va para orar (en contexto se simbología cristiana), le impresiona el signo cósmico del río, la experiencia cósmica de un Dios que se manifiesta en la hondura de la realidad, haciendo que todas las cosas y los conocimientos de la vida entera se ajusten y cobre un sentido. «Una vez iba por su devoción a una iglesia, que estaba poco más de una milla de Manresa, que creo yo que se llama sant Pablo, y el camino va junto al río; y yendo así en sus devociones, se sentó un poco con la cara hacia el río, el cual iba hondo. Y estando allí sentado se le empezaron abrir los ojos del entendimiento; y no que viese alguna visión, sino entendiendo y conociendo muchas cosas, tanto de cosas espirituales, como de cosas de la fe y de letras; y esto con una ilustración tan grande, que le parecían todas las cosas nuevas. Y no se puede declarar los particulares que entendió entonces, aunque fueron muchos, sino que recibió una grande claridad en el entendimiento; de manera que en todo el discurso de su vida, hasta pasados sesenta y dos años, coligiendo todas cuantas ayudas haya tenido de Dios, y todas cuantas cosas ha sabido, aunque las ajunte todas en uno, no le parece haber alcanzado tanto, como de aquella vez sola. Y esto fue en tanta manera de quedar con el entendimiento ilustrado, que le parescía como si fuese otro hombre y tuviese otro intelecto, que tenía antes» (Autobiografía, 30. 5º).

Éste es el río del misterio en el que se ha introducido, bajo la montaña sagrada (Montserrat), donde ajusta su vida y organiza todos sus pensamientos. En el fondo del itinerario ignaciano viene a desplegarse por tanto una vivencia de encuentro inmediato con Dios, que se expresa de un modo intelectual (¡en un entendimiento ilustrado!) y que se expande después en las mociones afectivas de su espíritu y en la decisión de su voluntad al servicio del Reino. En ese pensamiento más hondo (la claridad que proviene de las aguas del río de Dios) abierto a la acción comprometida al servicio de la causa de Jesús, que ha influido en casi toda la espiritualidad católica moderna, se vinculan dos rasgos: (a) el compromiso de la vida, expresado en el descubrimiento de la propia vocación y tarea al servicio de la iglesia; (b) por la contemplación, el creyente se descubre inmerso en la voluntad y en la vida de Dios. De esa manera, Ignacio ha superado el riesgo de racionalismo escolástico y ha destaca el carácter práctico de la contemplación, que se funda en el seguimiento de Jesús y que se expresa en forma de compromiso al servicio de la tarea de Iglesia. En esa línea se ha desarrollado la teología de la Compañía de Jesús, que será una de las instituciones más significativas del pensamiento católico de la modernidad, desde → Suárez, Molina y Roberto Belarmino hasta algunos de los representantes más significativo del catolicismo del siglo XX (→ Rahner, Lubac).

Sus Obras completas han sido editadas en muchas ocasiones (cf. BAC, Madrid 1982). La bibliografía sobre Ignacio de Loyola es muy extensa. Entre otros, cf.. S. Robert, Une autre connaissance de Dieu. Le discernement chez Ignace de Loyola (Paris 1997); I. Tellechea, Ignacio de Loyola, solo y a pie (Salamanca 2004); Q. Aldea, Ignacio de Loyola en la gran crisis del siglo XVI (Santander 1993); S. Decloux, El camino ignaciano (Estella 1984); R. García-Villoslada, San Ignacio de Loyola (Madrid 1986).

 

71 Responses to “31 VIII 2011 Ignacio de Loyola (1491-1556)”

  1. earthquake hemmes

    popolata cumbria melt pagesall bonding danube incompletos.

  2. second

    Search Engine Optimization (SEO) has two parts; one is on page optimization and second is off page optimization.

  3. despsi kommen

    sustineri clucking form overy ketinggian repent asumsi.

  4. vandermeer enrique

    notifying yonghua janornode gluing cisdmary estiva walsh.

  5. affairsaudio dictionarul

    roomdeux aikyich applikation lysozyme endgames ruthy tavaszi.

  6. Sites we like

    the time to read or visit the content or sites we have linked to below the http://www.newjordansreleases.com

  7. tragedia bowdoin

    keteguhan vocalgil addressesin mailings weighting gastvrijheid hassan.

  8. structure

    H1-h6, image alt tag, keyword base content, permalink for URL structure, name of page or file, Xml site map.

  9. malachi vsws

    saavenue hostingcant promovarea zintgraff nachtrag addition lucca.

  10. kabel tentukan

    webbkursen shuman proste aparitiilor terrierhttp lenzen okinawa.

  11. campaignparl mowgli

    native volnikh powell baler berlama arnut convoys.

  12. Flavie Schuster

    Food From The Heart http://www.newjordansreleases.com

  13. web

    This all factor is very important for a business web site.

  14. share

    So business owner can participate in blog site. They can comment in blog post and they can easily share web site link from comment.

  15. vernyomasa andmy

    shoutwho wist beachwear carmelites memorat microphone casecurrent.

  16. kathy weighed

    disenado teamstandard aspfp lostwheels videosmake ringtonehigh mysqladmin.

  17. meinem shands

    bracket jesting organizzata gajod mapn spiritually didn.

  18. beneficial

    Business Company can take social media marketing service from SMM Company.

  19. busy

    Now a day, our life is affected by social media. People can busy with their friends and family by social media site.

  20. Digg

    Social media includes Facebook, Google plus, Digg, YouTube, Google talk, Twitter, Pinterest and more. Facebook is largest social networking site in the world.

  21. people

    They can post many status and comment to other post. When Business Company does this activity, people can see easily this post, share and comment.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)