El P. Garatea, de los Sagrados Corazones

  He venido siguiendo con sumo interés, desde hace muchos años, la trayectoria de la Iglesia de Perú. Conozco a Cipriani muy bien, por el testimonio de un obispo amigo y compañero, del propio Perú, que ha sufrido a Cipriani por años, y que está ahora jubilado. Por cariño y respeto no cito su nombre, […]