No Juzgar. Amor y juicio[1]j

 El sistema político y/o social funciona con instituciones judiciales, con leyes impositivas, que sancionan el orden del conjunto de la sociedad. Pues bien, Juan Bautista y otros mensajeros penitenciales del tiempo de Jesús sabían que, llevado hasta el final, ese sistema resultaba inviable, pues ratificaba un orden de violencia; por eso anunciaron el fin de […]