Sobre este blog

Un blog es una ventana abierta, que permite mirar, ver lo que pasa y, sobre todo, ver y hablar con los que pasan por el camino de enfrente. Ahora, los ventanales de las grandes casas (¡en el piso 33, por ejemplo!) te permiten mirar y observar, pero no puedes hablar con los que pasan. Nuestra casa, en cambio, es baja y desde la ventana y el balcón se ve y casi se toca la «Calle de los Poetas» (así se llama) de manera que puedo hablar con los que van y vienen, llamen o no llamen a la puerta, pues Bizkor, nuestro perro, que es rápido como su nombre, da el aviso.

Este blog es una continuación de esa ventana y he querido que se llame casi lo mismo que la calle: El «Camino de la Palabra», para seguir hablando con los que pasan y se paran y a veces preguntan. Vivo, como he dicho, en la Calle de los Poetas, en un pueblo con nombre de santos (Santos Morales). Pero también vivo en el pueblo/red de 21rs, en el número 3 del Camino de la Palabra y tengo una ventana abierta donde, Dios mediante, dos o tres veces por semana, iré poniendo una reflexión sobre aquello que sé y que siento, en línea de humanidad, en clave de teología o búsqueda cristiana, para hablar con los que pasan. Bienvenidos a todos los que vengáis a mi ventana, sin más obligación ni tarea que compartir la Palabra.