Mendigar una sonrisa

  

imagen-2.png

 Cuando le han prodigado innumerables aplausos y elogios a lo largo de su vida. Cuando ha tenido tan a mano su independencia y libertad para recorrer el mundo con sus conciertos, eso de pasar por el trago de mendigar una sonrisa, en el trance especial de un trasplante, le transforma en alguien más humano y comprensivo. Así se explicaba, emocionado, José Enrique Ayarra, organista de la Catedral de Sevilla. Nos recibe en los Venerables. Allí está su órgano barroco, diseñado por él, donde ensaya alternando con el romántico de la catedral, a unos pasos. Sentado al teclado nos lo cuenta.

 

   En 2003 le diagnostican insuficiencia renal. Se impone la diálisis.

Adiós a sus viajes de conciertos. Sería conveniente un trasplante. Lista de espera. El 4 de diciembre le avisan que su hermano menor está agonizando en el hospital, víctima de un accidente de moto. Había sido para él como un padre al faltar muy pronto el propio. Con inmenso dolor le asiste espiritualmente. Poco después fallece. José Enrique recibe un nuevo aviso. Uno de los riñones de su hermano puede serle trasplantado. Y así se hace.

 

  Trasplante inédito, al conocer el trasplantado la identidad del donante. Mejor. Dice él que así será para él un nuevo padre al darle de nuevo lo necesario para vivir.

 

    La recuperación se hace satisfactoriamente. Entonces idea un concierto extraordinario para honrar a su hermano y a todos aquellos que hacen posible los trasplantes. El ha vivido una experiencia única y ha aprendido a ser más humano al recibir tantos cuidados. Monta un concierto con piezas que otros músicos compusieron en situaciones paralelas de soledad (con la diálisis), perplejidad y dolor (muerte del hermano), alegría (de aleluya por el final feliz). Concierto extra de corazón agradecido.

 

   Como hombre de fe y sacerdote ha tenido que conversar con Dios cuando con los demás no podía. “El único que no llevaba mascarilla”. Es entonces cuando ansiaba mendigar aunque fuera una sonrisa. En la misa, después del trasplante, rompió a llorar. No es su costumbre. Allí en los Venerables, sin ensayo, nos encontramos que con la música se puede doblemente rezar.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)