Patxi en su salsa

dibujo-nano-damian.jpg

Patxi es el ilustrador del “Kamiano y yo”, el cuento escrito por Fernando Cordero y Carmen Pellicer para acercar a los niños la figura del P. Damián. Ya hay padres que se lo leen de una sola atacada con viñetas incluidas. Y les sienta bien. Según dicen. Pero Patxi no se dedica a ilustrar o dibujar. Lo hace mientras habla, con trazos rápidos y seguros explicando así su idea de “Damián amigo de Jesús”, luego lo escaneará y dará color en el ordenador. Él es Profesor de Educación Especial que ejerce en el colegio de Educación Primaria en el barrio de los Asperones, en Málaga. Son 124 alumnos gitanos con sus profesores, que han de ejercer, además, de otras muchas cosas.

Al entra en el Colegio María de la O, que así se llama el lugar, para hacerle la entrevista, lo primero que parece en las paredes es una colección de dibujos de Patxi. Son el resultado de un taller con las madres gitanas de los alumnos a las que ha subvencionado Cáritas. Así se trabaja aquí. Patxi aparece de pronto, sonriente, decidor, amable, sin pinta de maestro. Viene de componer con la directora un entuerto entre madres a costa de un malentendido entre los niños. Lo corriente. Hacen colegio en el aula, en el patio, y fuera, donde, entre otras cosas, campa la droga a sus anchas.

Esa es la salsa en la que se desarrolla la labor de Patxi con otros compañeros, voluntarios en esta misión casi imposible de devolver la dignidad y la esperanza a un barrio fuera del alcance de la civilización, en otro tiempo chabolas de mal pelaje.

Nos cuenta todo su compromiso en este mundo de los pobres a partir de un proyecto de Cáritas. Y aquí sigue, en su tarea de jefe de estudios también, rodeado y asediado de niños gitanos. Para ellos dibuja abuelos, churumbeles, historias de familias, de payos y gitanos, de animales y plantas, algunas de las cuales son milagrosamente respetadas dentro del recinto escolar. Es una forma de encarnarse con los necesitados, al estilo de Damián con los leprosos. Por eso el atrae.

 

Y nos cuenta también, la historia de Kamiano, siempre de la mano de Hocu, la niña amiga. Historia enternecedora que se desborda en ilustraciones llenas de sencillez, cercanía, cariño y fe. Porque Patxi, en medio de su mundo, comprometido en su salsa, es, fundamentalmente, un hombre de fe, que preocupado por la transmisión de la misma, acude a dibujos de  fantasía para hacer catequesis de gran originalidad. Y además, cuando pinta, reza.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)