Roma, la casa madre

FILE0235Roma es, de por sí, una ciudad singular. Es la capital del mundo católico. La sede del Papa al lado, en el Vaticano. Tiene a disposición amplia los restos arqueológicos de todas las épocas del imperio romano, una de las bases de nuestra cultura. Si a eso se añade el legado cristiano de toda su historia la convierten en lugar de encuentro de visitantes venidos de todos los rincones del mundo. Todos parecen tener allí algo propio y se sienten como en su casa. Por eso hasta se puede decir, sin mucha exageración, que Roma hace de casa madre.

Llevar en Roma una cámara de televisión es una pequeña locura. Los encuadres, los fondos, las tomas parecen inagotables.

Roma, por otra parte, en los días en torno a unas canonizaciones, es aún más singular, si cabe, ya que a lo ordinario, se añaden entonces colores y gentes para el caso que hablan de universalidad, de catolicidad, con más fuerza.

Los grupos más diversos se encuentran aquí como en su casa, la casa madre, animados por la cercanía del Santo Padre, garantía de la unidad de la Iglesia.

Además, así se entiende mejor a la Iglesia, una, santa, católica y apostólica.

El fervor por los santos, y más si son nuevos, se manifiesta aquí y allá con actos de oración, de recogimiento, de evocación de todos ellos en los lenguajes más dispares. Un santo tiene siempre multitud de admiradores y devotos que expresan sus sentimientos y sus entusiasmos. Las vigilias de oración y las exaltaciones de dichos santos se reparten por toda la ciudad y facilitan el encuentro de seguidores venidos de todo el mundo. Son momentos especiales que brindan calor y abrigo a cuantos aún se pueden sentir distantes.

Roma, la casa madre, alberga también a los creyentes de una misma fe. La unidad queda salvada en medio de la diversidad. Es un claro sentimiento que aflora fácilmente cuando uno se sitúa en medio de la Plaza de San Pedro, abrazado por la espectacular columnata o también cuando nos encontramos dentro de la Basílica de San Pedro, en medio del silencio, participando en la liturgia.

En Roma, la casa madre, se asientan también las raíces apostólicas de la fe católica. Varias de sus Basílicas lo ponen de manifiesto: San Juan de Letrán, Santa María la Mayor, San Pablo Extramuros, y una multitud de iglesias, incluidas las catacumbas. Pero, sobre todo, la Basílica de San Pedro, la Sede del Romano Pontífice, el sucesor de Pedro, el primero de los apóstoles.

Roma, la casa madre, es ese lugar de encuentro que ayuda a superar muchas soledades de nuestro tiempo, que permite mirar a los otros con ánimo fraterno, que ayuda a entenderse en el mismo idioma de la sonrisa, y que anima a caminar de la mano, juntos en la misma fe y con la misma esperanza.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)