José María Javierre: su sonrisa permanece

Jose Maria JavierreJosé María Javierre nos dejó hace unos días. Antes de la Navidad. Desde la muerte de su hermano, el Cardenal, no estaba para este mundo. Se ha ido apagando, desde entonces, esa gran lumbrera de los medios de comunicación, referente obligado de todos nosotros, como recordábamos en un reciente reportaje aparecido en Vida Nueva con motivo del Número Mil de nuestro Programa Testigos Hoy ( VN.12-18 de diciembre. Págs.34 y 25). No obstante, su sonrisa permanece. Después de su tarea fundacional en el Programa, desde 1990, me tocó sustituirle en 2003, por indicación de la Conferencia de los Obispos del Sur. No podemos obviar lo conseguido en esa primera época ahora que nos encontramos con nuevos retos ante nuestra sociedad y nuestros seguidores.

No fue el primer contacto que tuve con él. Aún recuerdo capítulos recorridos juntos siendo él director del Correo y de la Enciclopedia de Andalucía.

Por ese tiempo de la sustitución andaba metido en la culminación del libro sobre Isabel la Católica. En una de sus últimas grabaciones nos llegamos a su casa y en un aparte nos mostró su mesa de trabajo, amplia, doble, totalmente cubierta de libros, sus fuentes. Y un cuaderno escrito. Él redactaba a mano. El capítulo comenzaba así: “Me duele la cabeza”. Pensábamos que se trataba de una de las ocurrencias suyas. Pero no. El libro empieza así uno de los capítulos que tratan sobre la Inquisición y la expulsión de los judíos. Y nos explicó que en la investigación de esa temático había dado muchas vueltas hasta dolerle la cabeza. Posiblemente el mismo dolor que le causaron a la Reina estas decisiones de Estado.

A José María se le pasaban las horas yendo y viniendo a sus fuentes para conjugar los datos sobre los que después escribir la vida de tantos santos y beatos, o sobre los que poner en pie alguna de sus muchas charlas o intervenciones. Disfrutaba como historiador. Y disfrutaba como comunicador, sorteando las mil formas del lenguaje con el que sorprender y cautivar al oyente o lector. Su sonrisa hacía el resto. O sea, relativizar y relativizar lo difícil.

Tenía ya preparado su libro sobre Fray Leopoldo de Alpandeire. Saldrá en torno a la canonización en septiembre.
Seguro que, en su línea, tendremos hallazgos y puntualizaciones que nos recuerden la clarividencia, el buen humor y la socarronería baturra de quien medió en tantos conflictos, como nos recordaba el Cardenal Amigo en su funeral, o del que puso tantas veces nerviosos, con sus escritos, tanto a las autoridades civiles como a las religiosas, como apuntaba el Arzobispo Juan del Río, unos días más tarde.

José María, desde la compañía de tus santos, que tu inolvidable sonrisa nos acompañe siempre.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)