El Shanghái de los embrujos

Lo mejor es siempre el regreso. Es bonito viajar, pero haber viajado es hermoso. Irse de casa para tener una casa donde volver: esa deferencia que tiene con nosotros la fortuna. He estado una semana en Shanghái, guiado por agradables motivos profesionales. Cuando hablaba por teléfono con María me decía: “Le pregunto a Alicia, ¿dónde […]