Palabras sencillas, no posverdad

El 11 de octubre de 1962, recién empezado el Concilio Vaticano II, Juan XXIII, por la noche, escuchó las voces de la gente que llenaba la plaza de San Pedro y decidió dedicarles unas palabras improvisadas que han pasado a la historia como “El discurso de la luna”. Esas palabras no han perdido nada de […]