Una dosis de optimismo

entrega-de-credenciales-de-francisco-vazquez.jpgPerdone el lector amigo que hoy ironice un poco desde la perplejidad que me han producido unas recientes declaraciones de nuestro embajador ante la Santa Sede, Francisco Vázquez. La verdad es que esta primavera, entre las lluvias (aunque nunca llueva a gusto de todos), ante la constatación de que “España no se rompe”, sino que es el Partido Popular el que se desgaja a jirones (de aquellos barros de una legislatura, topamos ahora con estos lodos), aunque con la esperanza del nuevo renacer en un partido más centrado, tolerante y dialogante, pegado a la global realidad de nuestra sociedad y no sólo de una pequeña parte de ella aunque se la escuche mucho; y, sobre todo -porque es lo que al final, fundamentalmente, toca en este blog- por la constatación de que España y el Vaticano viven un momento de luna de miel en sus relaciones (perdonen la pequeña irreverencia fruto de la quasi levitación en la que me encuentro).

Don Francisco Vázquez, al que espero tener el placer de saludar personalmente en la Embajada de España en Roma con motivo de la celebración del aniversario de Vida Nueva, ha estado en España, concretamente en Lugo, en donde en respuesta a las preguntas de los medios de comunicación antes de pronunciar el pregón del Día de la Caridad, destacó el “magnífico momento” que viven las relaciones entre el Estado español y la Santa Sede, y afirmó, prafraseando al presidente de la Conferencia Episcopal y cardenal-arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco, que existe  una clara voluntad de diálogo para superar cualquier situación de conflicto. No sólo las relaciones son buenas, sino que existe la confianza en la “voluntad de llegar a acuerdos” sobre la asignatura de Educación para la Ciudadanía.
Y para que nadie tenga la menor duda y estropee este noviazgo, a pesar de lo que hemos vivido la legislatura anterior, a pesar de las manifestaciones de los obispos en la calle, a pesar de las acusaciones de laicismo y de querer condenar al ostracismo a la Iglesia católica vertidas contra el Gobierno, como han venido diciendo y siguen afirmando algunos ilustres prelados españoles con el apoyo de ilustres teloneros de movimientos eclesiales y de algunos portales digitales, a pesar de la manifestación del 30 de diciembre en plena campaña electoral, nuestro embajador no tuvo ningun empacho  en afirmar -eso sí, desde su óptica de católico y no de la de embajador de un país aconfesional y laico-  que “es muy importante que los ciudadanos tengan conciencia de la gran importancia que tiene, para católicos y no católicos, poner la equis (X) en la casilla de la aportación social a favor de la Iglesia” en el impreso para la declaración de la Renta. Vamos, que con algún apoyo y empujoncito más, la Iglesia católica en España se podría haber ahorrado la campaña publicitaria “X tantos”…
Estas declaraciones, como no podía ser de otra manera, generaron cierta polémica por parte de algunos teólogos (los disidentes de siempre, esos que son acusados de ir contra la auténtica y ortodoxa doctrina) y de algunos representantes de la FEREDE (ya saben los evangélicos y protestantes que junto a otras religiones que tienen acuerdos con el Estado vienen demandando que se les incluya, con la correspondiente casilla, en el impreso del IRPF).
Lástima que mientras que esas declaraciones de nuestro embajador se producían, estaba yo en plena publicación de la querella contra Amparo Cuevas y sus seguidores (la de las supuestas apariciones de la virgen en un prado de El Escorial y la receptora de las múltiples donaciones de todo tipo que recibe de sus seguidores por cargarles de energía espiritual y fe, sin que el cardenal Rouco sea capaz de poner un poco de orden aunque sólo sea por fidelidad a lo que dispuso su antecesor, el entonces arzobispo de Madrid-Alcalá, Angel Suquía).
Les decía que con motivo de trabajar en los contenidos de esa querella, se me pasó la ocasión de preguntarle al amigo Gonzalo Puente Ojea (denostado o renocido, según los casos, por su coherencia en la defensa del ateismo y de los valores laicos) su opinión sobre estas declaraciones de Francisco Vázquez, dado que a él le tocó, durante la etapa de otro Gobierno socialista, ejercer de embajador de España ante el Vaticano también en momentos difíciles.
En cualquier caso, a la vista está que no hay que preocuparse. España no se rompe a pesar de los agoreros de distinto signo y pelaje, y el Gobierno va a poder reformar la Ley de Libertad Religiosa sin demasiados sobresaltos. Al fin y al cabo, las relaciones Iglesia-Estado están en un buen momento y la asignatura de Educación para la Ciudadanía -resuelto ya el espinoso tema de la financiación- sólo requiere de unos pequeños retoques y flecos, lo que de seguir  el climax actual no será difícil. Pues nada, miel sobre hojuelas. Ya que no consigo entender nada voy a aprovechar el sábado para disfrutar de esta primavera idílica pasada, afortunadamente, por agua. 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)