José María Contreras, un luchador por la libertad de conciencia y de creencias, y defensor de un Estado aconfesional y laico

jose-maria-contreras.jpg El nuevo titular de la Dirección General de Asuntos Religiosos, José María Contreras Mazarío, de cuyo nombramiento se especulaba ya el pasado martes en la embajada de España en Roma, es un firme defensor de la libertad de conciencia y de creencias, de que todas las confesiones religiosas y creencias reciban un trato similar, y un erudito valedor de la aconfesionalidad y laicidad del Estado.  De carácter dialogante , este Catedrático de Derecho eclesiástico del Estado de la Universidad Pablo de Olavide, de Sevilla,  y director de la Fundación Pluralismo y Convivencia del Ministerio de Justicia desde su fundación, mantiene una excelente relación con las confesiones minoritarias con las que el Estado tiene firmados convenios de colaboración.

Doctor por la Complutense de Madrid, el nuevo director de Asuntos Religiosos obtuvo el premio extraordinario de doctorado con su tesis, “La asistencia religiosa a los miembros de las Fuerzas Armadas en el ordenamiento jurídico español”, realizada bajo la dirección del profesor Gustavo Suárez Pertierra, quien fue ministro de Educación y de Defensa, durante el gobierno de Felipe González. Contreras ha centrado su actividad investigadora en el campo de la tutela y promoción del derecho de libertad de conciencia y, en los últimos años, en el estudio de los derechos de las minorías y grupos vulnerables.
Fruto de esta preocupación son la publicación de numerosos trabajos y monografías, como “La igualdad y la libertad religiosa en las relaciones de trabajo”, “La enseñanza de la religión católica en el sistema educativo”, “Laicidad del Estado y asistencia religiosa en centros docentes”, “Las Naciones Unidas y la protección de las minorías religiosas”, y el más reciente, “Laicidad, manifestaciones religiosas e instituciones públicas”.
Llama la atención que su nombramiento coincida con el reciente anuncio de la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, de que el Ejecutivo pretende reformar la Ley Orgánica de Libertad Religiosa. Y llama la atención, precisamente, porque José María Contreras se ha mostrado partidario, en numerosas conferencias y congresos, en la necesidad de su reforma, e incluso de sustituirla por una ley de de libertad de creencias y convicciones. Quizás estemos en las líneas maestras que marcarán la reforma prevista para esta legislatura.

Ley de libertad de creencias y convicciones

En un informe para la Fundación Alternativas, bajo el enunciado “Estatuto de laicidad y Acuerdos con la Santa Sede: dos cuestiones a debate”, el nuevo director general de Asuntos Religiosos, José María Contreras, se muestra partidario de sustituir la actual ley de Libertad Religiosa por otra, más amplia y de mayor alcance, en torno a la libertad de creencias y convicciones. ste informe, que Contreras realizó con la colaboración del catedrático Oscar Celadón, en el año 2005, contiene una serie de propuestas de ambos catedráticos de Derecho eclesiástico del Estado para la reforma de la ley en vigor, señalando al respecto que “la discriminación entre creencias religiosas y no religiosas injustificada que supuso la aprobación de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa exige la superación de la misma, y la aprobación de una ley de libertad de creencias y convicciones”.
Y agregan que esa nueva ley debe contener unos principios informadores, “claros y precisos, que no puedan ser interpretados en clave de confesionalidad, privilegiando a un grupo religioso sobre los demás, o a los grupos religiosos sobre los no religiosos, o viceversa”.
Proponen también, para evitar un posible uso discriminatorio o trato de favor por parte de los poderes públicos en la celebración de acuerdos de cooperación con las confesiones religiosas, que la nueva ley contenga una cláusula dirigida a que el Estado promulgue un derecho común aplicable a todos los grupos que sirven de cauce para el ejercicio colectivo del derecho individual de libertad de conciencia.
De tal modo, señalan, que el Estado sólo recurra a los acuerdos de cooperación cuando sea indispensable para dicha libertad de conciencia en aquello que sea específico de dicha creencia o convicción.

El Registro de Entidades Religiosas

Contreras y Celadón destacan en el informe, como una de las cuestiones a abordar en esa futura ley, una nueva configuración del Registro de Entidades Religiosas, actualmente en el Ministerio de Justicia. A este respecto, su propuesta se dirige en una doble dirección: o su supresión e inclusión dentro del Registro General de Asociaciones del Ministerio del Interior, o bien su permanencia en el Ministerio de Justicia, pero ampliando su ámbito subjetivo a todas las creencias o convicciones, religiosas o no.
En su último trabajo “Laicidad, manifestaciones religiosas e instituciones públicas”, también para la Fundación Alternativas y dado a conocer a primeros de año, José María Contreras, también en colaboración con el catedrático habilitado de Derecho Eclesiástico del Estado en la Universidad Carlos III de Madrid, Óscar Celadón,  aborda cuestiones que han vuelto a cobrar actualidad recientemente, como es el caso de los símbolos religiosos en las tomas de posesión de los cargos y funcionarios públicos.

Dos nuevas leyes sobre asistencia religiosa y neutralidad religiosa

En correlación con ello, con la asistencia religiosa en los centros públicos o la presencia de símbolos religiosos en edificios públicos o en las aulas escolares, José María Contreras y Oscar Celadón, proponen la elaboración y aprobación de dos nuevas leyes leyes: una relacionada con la asistencia religiosa en centros públicos, y otra sobre neutralidad religiosa de organismos, servicios, autoridades y funcionarios públicos.
En el informe, sus autores mantienen que la regla general debe ser la prohibición de símbolos religiosos en las manifestaciones institucionales o en los actos organizados por los poderes públicos, y la excepción su presencia cuando se acredite su carácter cultural. Analizando la doctrina que ha venido sentando el Tribunal Constitucional en varias sentencias, sostienen que la participación de los poderes públicos o de sus representantes institucionales en actos o manifestaciones religiosas, en la medida en que no asistan a título personal sino como representantes del Estado, vulnera el principio de laicidad.
Sobre el acto concreto de la toma de posesión de los cargos públicos y de los funcionarios o personal de la Administración civil del Estado, ambos catedráticos defienden que tiene una naturaleza estrictamente civil, que simboliza el compromiso entre los servidores públicos y el Estado. Y por ello, la laicidad del Estado y el derecho de libertad de conciencia exigen que, en este tipo de actos, “no puedan estar presentes símbolos religiosos, ni que pueda obligarse a los servidores públicos a tomar posesión frente a un símbolo religioso, como un crucifijo o un texto religioso”.
Acceso completo a los documentos citados en la web de Fundación Alternativas, en el siguiente link

                        http://www.falternativas.org/documentos/(search)/simple

  

One Response to “José María Contreras, un luchador por la libertad de conciencia y de creencias, y defensor de un Estado aconfesional y laico”

  1. NO ACABO DE DIGERIR EL MIEDO SOCIALISTA O MEJOR LA TITUBEANTE TIBIEZA AL ABORDAR EL LAICISMO CONSTITUCIONAL DE UNA VEZ POR TODAS.ESTE PAIS SIGUE SIENDO PUBLICAMENTE CATOLICO DESDE QUE LA DE LA VEGA SE ENFUNDA LA MANTILLA NEGRA ESPAÑOLA Y ASISTE A ALGUN FIESTORRO VATICANO.
    EL HOMBRE Y SU PROGRESO DEBE SER EL CENTRO DEL PROGRESO SOCIAL.UN ESTADO DEBE PROCLAMARSE ATEO Y LIBRE PARA PODER SER DEMOCRATICO.LO DEMAS ES MENTIRA

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)