Rouco no ve motivos para cambiar el sistema jurídico actual de las relaciones Iglesia-Estado

rouco_varela.jpg  El cardenal y arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco, ha dicho  que no existen razones que justifiquen un cambio en el actual sistema jurídico español de las relaciones Iglesia-Estado, sino que, por el contrario, éste debe ser respetado y mejorado al servicio del bien común. Antonio María Rouco hizo estas consideraciones en su discurso de investidura como miembro de la Real Academia de Doctores, a últimas horas de esta tarde, en el que se refirió a “Las relaciones Iglesia-Estado. Perspectivas actuales”.

El también presidente de la Conferencia Episcopal, que no citó expresamente en su discurso el anuncio por el Ejecutivo de modificar la actual ley Orgánica de Libertad Religiosa, desarrolló su intervención en un acto académico celebrado en el salón de actos del Ministerio de Educación y Ciencia, según informó el gabinete de comunicación del arzobispado y al que no fue invitada la prensa.

Rouco, informa Efe, repasó cronológica e históricamente cómo se había ido perfilando, hasta la realidad actual en Europa y España, la relación Iglesia católica-Estado, y recordó que, con la Revolución francesa, surge un Estado liberal que “extiende de forma monopolizadora su campo de acción a la enseñanza, al matrimonio y a la familia y a los servicios sociales”.

 La “terrible experiencia” de la II Guerra Mundial, añadió, “conmovió dramáticamente la conciencia moral de la humanidad y la impulsó a la convicción político-jurídica del carácter inviolable de los derechos humanos y sobre su superioridad no sólo ética sino también jurídica frente al derecho positivo estatal”. En este contexto, señaló, “la Iglesia apelará al principio de la libertad religiosa y al de cooperación en función del bien común cuando concrete los criterios doctrinales y los principios jurídicos en la negociación de nuevos acuerdos o convenios con el Estado en la segunda mitad del siglo XX, antes y después del Concilio Vaticano II”, situándose así en el plano del derecho internacional. 

Para Rouco, “el caso particular de España no varía cualitativamente respecto al común denominador europeo en lo esencial de las fórmulas jurídicas con las que se trata de asumir y aclarar en este período histórico -siglos XIX y XX- nuestra propia problemática, a pesar de que presente perfiles muy singulares”.

 

Así, en el contexto del Concordato de 1853, y del de 1953, y sobre los Acuerdos de 1976 y 1979, consideró que “no se ve hoy razón, ni teórica ni de buena práctica política, que justifique el cuestionamiento del actual sistema español de regulación jurídica de las relaciones Iglesia y Estado; antes al contrario, merece ser respetado y mejorado al servicio del bien común”.

 No obstante, el presidente de la Conferencia Episcopal reconoció que, desde una perspectiva sociológica, “las relaciones Iglesia y Estado en la actualidad presentan unos rasgos nuevos que no pueden ignorarse”, como son “el paso de un tipo de sociedad homogéneamente cristiana -en España, católica- a otro, religiosamente, más plural”.

Un cambio, precisó, que afecta “a todos los ámbitos de la existencia humana donde el factor de la fe y de su traducción teórica y práctica en modelos éticos de conducta juega un papel decisivo”.

 Otro rasgo sociológico nuevo a tener en cuenta, para el Cardenal de Madrid, es “la realidad jurídico-política de un Estado que interviene con su derecho y con su acción de administración y gobierno de la sociedad prácticamente en todos los órdenes de la vida”.Si a este fenómeno del intervencionismo estatal “añadimos el hecho de un sistema fiscal extraordinariamente absorbente que apenas deja resquicios económicos para una disposición más libre de sus ingresos por parte de los ciudadanos”, dijo, nos encontramos con la medida sociológica completa que caracteriza hoy” la realidad social del Estado en Europa. 

2 Responses to “Rouco no ve motivos para cambiar el sistema jurídico actual de las relaciones Iglesia-Estado”

  1. El terror pánico del cardenal Rouco a los medios de comunicación empieza a ser preocupante y sus silencios notorios. Al acto de ayer, el arzobispado, como sí ha hecho en otras ocasiones similares, no invtió a ningún medio -al menos con los que el autor de este blog ha contactado para confirmarlo y que habitualmente cubren la información religiosa- y la noticia sólo lfue conocida al medio día de ayer cuando el gabinete de comunicación del arzobispado avisó, en este caso a Efe, de que sobre las 17.00 mandarían el discurso del cardenal en este acto académico.
    A la pregunta de ¿pero no se ha avisado de esta convocatoria?, la respuesta del gabinete de comunicación fue que efectivamente no se había pasado ninguna convocatoria.
    ¿Tenía el cardenal terror pánico a que algun periodista acudiese al acto a preguntarle por la cuestión de la COPE?. ¡Qué pena de jerarquía que cada vez comunica menos e ignora el papel de los medios de comunicación!, luego se quejan de que no se dicen más que cosas negativas de la Iglesia -católica- y que los medios faltamos a la verdad. Asi nos va.

  2. El terror pánico a los medios de comunicación del “Sr. Cardenal” seguramente no lo es menos que a la propia “sociedad civil”, esa que avanza con dificultades, aunque les pese y que a cada segundo pone en evidencia y cuestiona un comportamiento histórico de la Jerarquía de la Iglesia Española … que seguramente no reflejó en su discurso a la hora de valorar las relaciones Iglesia-Estado. No se puede estar en misa y repricando y mucho menos cuando no quieren aplicarse de verdad el Mandato Evangélico del servicio entendido desde el Amor, el desprendimiento, etc… Lo mas sangrante de éstos últimos desmanes de la Jerarquía Eclesiástica, reforzados por una actitud del propio Benedicto, es el olvido, el “desprecio” de toda una feligresía (término que parece les gusta mucho) que SI entiende prefectamente el mensaje del Jesús histórico y como no, del Cristo de la Fe y que les lleva a un compromiso sincero e intachable. No es un problema de establecer desde el poder unos criterios nuevos en las relacciones Iglesia-Estado como consecuencia de que la sociedad ha cambiado y el poder político interviene en todos los órdenes, sino que el Estado, el Gobierno ha de responder democraticamente y situarse en una realidad española en la que los ciudadanos han tomando conciencia de su fe, de sus creencias y logicamente en la práctica desapareció el concepto de nacional-catolicismo en generaciones que han nacido en democracia, por lo que su voto manifiesta libremente, con mayor o menor formación, su libertad de pensamiento.
    Es hora de que la Iglesia asuma, como se viene diciendo desde hace decadas, que España desde hace unos cuantos años es país de misión, misión que implica servicio, entrega, disponibilidad y NO CRUZADA, que es lo que tristemente se suele transmitir cada vez que desde los movimientos mas radicales y aférrimos a la Jerarquía se intenta llevar al pueblo llano. Por tanto Sr. Cardenal, miren, valoren, sean humildes, entiendan que hay mucha gente sencilla, con fe, trabajando en Misión, y que debe opinar, debe ser escuchada dentro del seno de la propia Iglesia a la que pertenecen, y que aunque no estén tan significativamente “agrupados y bendecidos” en determinadas asociaciones, grupos, comunidades o colectivos, también hay que contar con ellos pues son los que de verdad, nunca fallan, están ahí sea quien sea el Ordinario del lugar, sea quien sea su Obispo, sea quien sea el “jerarca” que les acompañe.
    No tenga miedo a la prensa, pero mas aún, no tenga miedo a aquellos que tienen que sentarse con Vd. a negociar y legislar en representación de todos, pues representan la voluntad de un pueblo que vota libremente a sus dirigentes, y eso sí un pueblo que necesita apoyo, formación, medios, etc. y en ese servicio todas las manos son bienvenidas, seguro que también la de la Iglesia Católica, pero no se olvide que también lo demas pueden aportar.
    Un saludo.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)