Los obispos acusan al teólogo Pagola de tergiversar la historia de Jesús

pagola-con-libro.jpg  Acceder a a nota completa en: http://www.conferenciaepiscopal.es/actividades/2008/junio_27.html

 La Comisión para la Doctrina de la Fe de la Conferencia Episcopal (CEE), ha publicado una nota doctrinal aclaratoria en la que acusa al teólogo José Antonio Pagola de “tergiversar” la historia de Jesús en su libro “Jesús, una aproximación histórica”, a pesar de que el teólogo ha revisado ya su libro y ha recibido el “nihil obstat” para su publicación del obispo Juan María Uriarte.  En la nota  de la comisión que preside el cardenal y arzobispo de Valencia, Agustín García Gasco, se señalan tres deficiencias “principales” del libro publicado por PPC, y del que se han vendido ya casi 50.000 ejemplares, entre ellas “la ruptura que, de hecho, se establece entre la fe y la historia” y “la desconfianza respecto a la historicidad de los evangelios”.

Asimismo acusan al autor de facilitar “la lectura de la historia de Jesús desde unos presupuestos que acaban tergiversándola”, y critican también deficiencias doctrinales que la Comisión Para la Doctrina de la Fe, resume en seis apartados: Presentación reduccionista de Jesús como un mero profeta,  negación de su conciencia filial divina, negación del sentido redentor dado por Jesús a su muerte, oscurecimiento de la realidad del pecado y del sentido del perdón, negación de la intención de Jesús de fundar la Iglesia como comunidad jerárquica y confusión sobre el carácter histórico, real y trascendente de la resurrección de Jesús.

En la introducción a la nota doctrinal, la Conferencia Episcopal recuerda que la primera edición de la obra se publicó en octubre de 2007 y que, en apenas seis meses, “conoció ocho ediciones, con decenas de miles de ejemplares vendidos”.

“A su creciente difusión, agregan los prelados, ha acompañado una reacción de preocupación entre muchos lectores, confundidos ante planteamientos y conclusiones no siempre compatibles con la imagen de Jesús que presentan los evangelios, y que ha sido custodiada y transmitida con fidelidad por la Iglesia desde la época apostólica hasta nuestros días”.

Doctrina de la Fe justifica en esta “confusión” la necesidad de difundir la nota de clarificación, advirtiendo que con la misma “no se pretende juzgar las intenciones subjetivas del autor y menos aún su trayectoria sacerdotal”.

“La revisión del libro que el autor ha aceptado emprender no excluye la clarificación sobre las razones que la han hecho necesaria”, dicen los obispos a pesar de que la nueva edición corregida está a punto de salir a la calle, con la autorización del obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, diócesis de la que Pagola es diocesano.

La decisión de publicar la nota doctrinal se aprobó la semana pasada por la Comisión Permamente de la CEE, tras conocerse el “nihil obstat” de Uriante para imprimir la nueva edición del libro, decisión que Martínez Camino justificó en ayudar a resolver las dudas que las anteriores ediciones del libro habían suscitado entre sus lectores.

En una carta del 16 de junio, hecha pública por Uriarte para informar de que había autorizado la publicación del libro, el obispo dice haber recabado dictámenes de personas competentes, para quienes Pagola ha hecho “una relectura de su obra”, ofreciendo en el texto un nuevo capítulo con el fin de aclarar la naturaleza de su investigación, a la que el teólogo dedicó siete años de trabajo. El autor, dice Uriarte, ha contrastado todo su trabajo con dos expertos “de plena confianza de la Iglesia” sin encontrar ningún contenido que vaya en contra de la fe” o que “se desvíe de la fe y costumbres de la Iglesia”

3 Responses to “Los obispos acusan al teólogo Pagola de tergiversar la historia de Jesús”

  1. El tema de Pagola y su libro sigue generando ríos de tinta desde los que consideran que ha estado muy bien la nota de la Conferencia Episcopal, hasta los que critican su oportunidad y hablan ya de una cruzada de Martínez Camino (no estaría sólo, obviamente) contra el libro, contra Uriarte y contra PPC o contra SM, en este caso directamente contra la editorial de los marianistas. Sin ánimo de entrar en la polémica, pero sí con la intención de fomentar un debate respetuoso, abierto y sincero sobre la cuestión, creo que la nota de la Comisión para la Doctrina de la Fe ha sido inoportuna, al menos en cuanto a la forma y en cuanto al tiempo. ¿Por qué se ha esperado a que Uriarte diera el “nihil obstat” al autor y el “imprimitur” para publicar la nueva edición del libro con las correcciones?. Los tempus en la Iglesia son importantes, nunca gratuitos y siempre medidos en sus objetivos. Si alguien no clarifica el por qué del tiempo empleado en esta cuestión para difundir la nota es lógico que se de pábulo a todo tipo de rumores y comentarios. Una vez más falta información y claridad, dejar la cuestión en la nebulosa o en que los periodistas siempre están sacando interpretaciones fuera de contexto no es más que una huída hacia adelante. Por el bien de los lectores del libro a los que Martínez Camino dice que la nota doctrinal o aclaratoria quiere ayudar, se debería responder a las cuestiones planteadas. Si no se dará la razón a las críticas y a los que acusan a la Conferencia Episcopal de “inoportunidad”. Hay veces en que los tempus eclesiales necesitan ajustarse a los tiempos terrenales y a los de la comunicación si realmente se pretende servir a la verdad y a la claridad.

  2. Amigo Trastevere, por proseguir con el diálogo que has iniciado con la nota de la Comisión para la Doctrina de la Fe sobre el libro de Pagola, me parece muy interesante lo publicado por la revista digital Atrio en tonro a esta cuestión, y que aporta -como novedad importante- el acceso a los textos del libro “maldito” a los que hace referencia la nota de la Conferencia Episcopal.
    En esta información, avisa Atrio, se citan muchas páginas de la edición agotada del libro, que ya no se puede adquirir en librerías. Como lo que queremos es que sobre el libro haya clarificación total, vamos a ofrecer a los lectores adultos de esa nota que no tengan el libro, el texto de esas páginas “condenadas” u objeto de “clarificación episcopal” al menos.

    A la aportación de Atrio completa sobre la polémica en torno a Pagola se puede acceder en el siguiente link:

    http://www.atrio.org/?p=1318

  3. Benjamin Forcano, en nombre del Foro de Curas de Madrid, me envía el siguiente escrito de adhesión al libro de Pagola, para su publicación:

    “Declaración del Foro Curas Madrid

    El JESÚS de José Antonio Pagola, es el de la fe de la Iglesia Católica

    El Foro Curas de Madrid, que cuenta en estos momentos con ciento once asociados, no podíamos ver con indiferencia la impugnación que, de una manera impropia e injustificada, han realizado algunos miembros de la Iglesia contra el libro (JESÚS, Aproximación histórica) de José Antonio Pagola, exégeta – teólogo y profesor de teología.

    1. Volver a Jesús
    Todos sabemos, y nos lo ha confirmado lúcidamente el Vaticano II, que una cosa es el cristianismo originario y otra el cristianismo histórico, y que este último acumula a veces abusos y contradicciones que enturbian y dañan la naturaleza del cristianismo originario. Es un deber en tal caso, volver a las raíces, al Jesús histórico que sustenta nuestra fe, observar los avatares y evolución de la tradición, y emprender un estudio que, si no puede proporcionarnos una imagen biográfica perfecta de Jesús , sí por lo menos una aproximación histórica lo más rigurosa y honesta. Por otra parte, viviendo en el siglo XXI, los “teólogos, según el Vaticano II, deben colaborar con los hombres versados en otras disciplinas y lograr de esta manera presentar a nuestro contemporáneos la doctrina de la Iglesia sobre Dios y la concepción cristiana del hombre y del mundo, de un modo que les sea más adaptado y, a la vez, más gustosamente aceptable por ellos” (GS, 62).
    Con satisfacción y reconocimiento vemos que ha sido ésta la búsqueda emprendida por el autor:
    “Mientras escribía estas páginas he pensado en quienes, decepcionados por el cristianismo real que tienen ante sus ojos, se han alejado de la Iglesia … Por desgracia han conocido a veces el cristianismo a través de formas decadentes y poco fieles al Evangelio” (Pág. 8).
    Para Pagola la persona de Jesús sigue enormemente ignorada y en muchísimas personas no ha representado nada en serio. Y, en ese sentido, sufre cuando oye decir de muchos que han dejado la religión para vivir mejor. “¿Mejor que con Jesús?”, se pregunta.
    “En este trabajo he buscando aproximarme a la figura histórica de Jesús, estudiando, evaluando y recogiendo las importantes aportaciones de quienes están hoy dedicados de manera más intensa a la investigación de su persona” ( Jesús, pág. 6).

    2. Una narración histórica de la vida de Jesús rigurosa y honesta
    Cuantos firmamos este documento, somos viejos lectores del cristianismo. Pero, acaso, no hemos tenido tiempo , medios y circunstancias para conseguir una presentación tan clara, serena y atractiva de la persona de Jesús como la que nos presenta José Antonio Pagola. Un mérito suyo enorme, por el trabajo, el tiempo, la dedicación y la tenaz investigación invertida. No ha sido –y queremos que lo sepa expresamente- una labor en vano, ha sostenido e incrementado la fe de muchos. A nosotros, como a él, nos acuciaba el deseo de saber quién es Jesús, qué Jesús está en el origen de nuestra fe.
    Frente a quienes, devorados por un ansia de ortodoxia descontextualizada y estéril, han dicho que “el Jesús de Pagola no es el Jesús de la Iglesia”, que “lo ha adulterado” , que es un “Jesús vaciado y rellenado”, nosotros le decimos que su “Jesús”, el real , lo hemos hecho más nuestro, lo hemos conocido más y mejor, y podemos reafirmar como el autor: “Con Jesús nos empezamos a encontrar cuando comenzamos a confiar en Dios como confiaba él, cuando creemos en el amor como creía él, cuando nos acercamos a los que sufren como El se acercaba, cuando defendemos la vida como El, cuando miramos a las personas como El las miraba, cuando nos enfrentamos a la vida y a la muerte cono la esperanza con que Él se enfrentó, cuando contagiamos la Buena Noticia que él contagiaba” (Pg. 9).
    La realidad de la persona de Jesús es como fue y no como cada uno la quiere entender o inventar. “No me interesa vivir, escribe Pagola, de un Jesús inventado por mí o por nadie”. Y a la rigurosa búsqueda del sabio, acompaña la humildad: “Me siento lejos de haber captado todo el misterio de Jesús. Sólo espero no haberlo traicionado demasiado” (Pg. 9).
    La realidad de Jesús es la que, con rigor esmerado, según el método y requisitos de la investigación histórica, es la que nos transmite el libro de José Antonio Pagola. Podía haber estudiado otras cosas, otros momentos de la historia cristológica, de los concilios, de las definiciones dogmáticas, etc. No era ese su objetivo. El buscaba otra cosa: “He querido recuperar la “buena noticia” que él encendió en la vida de los que lo conocieron. El Jesús narrado por los evangelistas es más vivo que el catecismo; su lenguaje, más claro y atractivo que el de los teólogos… ¿Qué es lo que “ nuevo” y de “bueno” percibieron en su actuación y mensaje los que le conocieron? Esto es lo que he querido estudiar y contar con palabras senillas a los hombres y mujeres de hoy” (Pg. 6).
    Quien lea los quince capítulos del libro de Pagola, desde el 1. JUDIO DE GALILEA, hasta el 15. BUSCANDO EL NOMBRE PARA JESÚS, va a sentirse como por primera vez ante la vida de un hombre mil voces contada, pero con un interés, una frescura, un realismo y una documentación que le va a gratificar interiormente, hacerle sentir seguridad y paz y como un redescubrimiento de su fe acompañado de una reenardecida apuesta por Jesús. No caerá en la estrechez de una cierta teología: “La reflexión teológica es necesaria e indispensable para ahondar en la fe cristiana, pero no podemos permitir que quede encerrada en conceptos y esquemas que van perdiendo fuerza en la medida en que la experiencia humana va evolucionando” (Pg. 7).

    3. Una deuda fraterna con el autor
    Los cristianos vivimos la fe en comunidad. Nadie comienza a creer por sí solo y sin dependencia de nadie. Vivimos conviviendo y convivimos en un determinado horizonte histórico, comunitario y cultural.. Hoy la comunidad eclesial, heredera de un pasado de siglos, sigue creando, incorporando las nuevas aportaciones de las ciencias y resituando su visión de la realidad con más conocimiento y acierto. Eso nos está aconteciendo también en la Iglesia. En ella hemos tenido, y los tendremos siempre, profetas, santos, reformadores, mártires, sabios, investigadores… que nos ayudan a vivir la fe.
    José Antonio Pagola ha escrito bien claro lo que pretendía con este su libro. Y creemos que lo ha logrado. El ha puesto al servicio de todos su investigación, sus múltiples conocimientos sobre la persona de Jesús, su estilo claro, preciso y atrayente, nos ha abierto su interioridad, nos ha comunicado sus pensamientos, nos ha sacudido y seguramente nos ha hecho más cercana y atractiva la persona de Jesús y nos ha llevado más hacia él.
    Por justicia y para gozo y estímulo de su corazón, podemos decirle que, al igual que en él cuando iba elaborando su libro, también nosotros a medida que lo íbamos leyendo nos íbamos poseyendo de una serie de convicciones que compartimos con él:
    Nos ha ayudado a descubrir:
    . Que Jesús es lo más importante de la Iglesia, lo mejor para ofrecer y comunicar al mundo de hoy y, por lo mismo, debemos ponerlo en el centro del cristianismo; que, a partir de Jesús, descubrimos mejor, quién es Dios, qué Dios se encarna y revela en él; que para Jesús lo más importante es el Reino de Dios, implantar SU proyecto sobre la historia, construir la vida tal como Dios lo quiere; que, para contar entre quienes lo siguen, debemos dedicarnos a la construcción de ese Reino, con los rasgos básicos que a él le caracterizaron: poner en el centro de nuestra vida a los pobres, situarnos en la perspectiva de los que sufren viviendo con compasión, acercarnos a las personas en su situación concreta mediante la acogida sin exclusiones, fronteras ni discriminaciones, amar a la Iglesia para que se convierta a Jesús y a su proyecto (una Iglesia que la gente la sienta como “amiga de pecadores”, que busca a “los perdidos”, donde la mujer ocupe el lugar realmente querido por Jesús, una Iglesia preocupada por la felicidad de las personas, que acoge, escucha y acompaña a cuantos sufren…), asumir la crucifixión en comunión con Jesús y los crucificados de la historia; confiar en Dios , Padre de todos y sembrar la esperanza de Jesús contra toda esperanza; vivir y morir con la esperanza de Jesús:
    “Al morir, Jesús dio un fuerte grito. En el grito de este hombre rechazado y ejecutado, por buscar la felicidad de todos, está la verdad última de la vida. En el amor de este crucificado está Dios mismo, identificado con todos los que sufren, gritando contra todas las injusticias, torturas y abusos de todos los tiempos… Los seguidores de Jesús nos atrevemos a esperas la respuesta definitiva de Dios allí donde Jesús la encontró: más allá de la muerte. La resurrección de Jesús es para nosotros la razón última y la fuerza diaria de nuestra esperanza. ¿Dónde puedo encontrar yo un fundamento más sólido para vivir y morir con esperanza?” (Jesús, pgs. 463-470).

    Con este escrito queremos hacer llegar al autor el sentir natural de tantos cristianos que, sin prejuicios, intereses ni manipulaciones ideológicas, han leído con provecho, admiración y gratitud su libro. Las críticas que se le han intentado hacer no vienen a cuento, no tienen fundamento, no desvirtúan su sólida y actualizada investigación y -lo menos cristiano- no parecen estar dictadas por el amor y un talante de leal y fraterno diálogo.
    Compartimos con el autor su ilusionada búsqueda de Jesús de Nazaret, agradecemos su enorme esfuerzo en esta hermosa y gran obra y podemos acreditar que a nosotros y a otros muchos les ha servido para purificar y aumentar su fe.

    FORO CURAS DE MADRID

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)