Rehabilitan a la última bruja de Europa

175goya_inquisicion_51278c.jpg 

La que probablemente fue “la última bruja de Europa” ha sido rehabilitada en Suiza, 226 años después de que fuese decapitada

 La noticia la han recogido estos días diversos medios informativos: El Parlamento del cantón oriental de Glarus declaró a Anna Göldi, ejecutada en 1782, inocente y calificó de “asesinato judicial” el proceso llevado a cabo entonces ante el Consejo Evangélico. En la decisión, Anna Göldi fue declarada inocente de las acusaciones de “envenenamiento”, y se establece que el fallo fue resultado de un proceso injusto.

No resulta extraño encontrarse hoy en Intenet con noticias relacionadas con supuestas artes de brujería que terminan en asesinato. Los procesos y los juicios por este motivo durante la Edad Media fueron habituales y, en la mayoría de los casos, fueron otros los motivos por los que muchas mujeres acabaron torturadas, decapitadas o en la hoguera. La frase “está embrujada” o “está poseida” era la solución para enfermedades desconocidas entonces, y también para resolver venganzas por celos , amores no correspondidos o comportamientos fuera de lo habitual o lo políticamente correcto.

Desgraciadamente en determinadas culturas y países las acusaciones de brujería sirven todavía para resolver cuestiones tribales, miedos ancestrales y conflictos personales. Por ello resulta gratificante que hoy, 226 años después, las investigaciones periodísticas y la decisión de un Parlamento hayan servido para “rehabilitar” la memoria de una mujer que murió precisamente como consecuencia de ser acusada de brujería. Se entiende por ello que el caso de Anna Göldi se haya convertido en un símbolo.

Según las informaciones recogidas en distintos medios de comunicación, Anna Göldi provenía de una familia muy pobre y trabajó parte de su vida como sirvienta. Tuvo dos hijos, el primero de los cuales murió poco después de su nacimiento a lo que le siguió la acusación de haberlo asesinado, acusación por la cual fue castigada. 

Poco después Göldi comenzó a trabajar como sirvienta en la casa de un médico, juez y miembro del Parlamento suizo, Jakob Tschudi. Este era miembro de una de las familias más adineradas e influyentes del cantón protestante de Glarus. 

La justicia de Tschudi 

El médico Jakob Tschudi fue quien la acusó de poner agujas en la leche y pan de una de sus hijas por medios sobrenaturales. Miembros y allegados de la familia declararon en varias ocasiones que la hija del médico había escupido alfileres repetidas veces por lo cual se acusó a Göldi de brujería y se le juzgo como tal. 

En el proceso que siguió a la acusación y bajo tortura Göldi admitió poseer los poderes de Satanás, a lo cual el consejo de Glarus la condenó el 13 de junio de 1782 a la pena de muerte por decapitación. La condena fue ejecutada inmediatamente a pesar de que la mujer retiró la confesión una vez acabados los malos tratos. 

A pesar de que la prensa fue censurada,  tanto  periodistas suizos como alemanes catalogaron la ejecución como el fallo de un proceso injusto. Como respuesta a estas críticas, en el veredicto oficial se evitó la palabra brujería y se impuso una condena por envenenamiento. Los protocolos del juicio fueron destruidos. 

Investigaciones periodísticas 

El periodista suizo Walter Hauser dedicó muchos años a investigar el caso. En el 2007 dio a conocer los resultados de sus pesquisas. Llegó a la conclusión de que Anna Göldi muy probablemente tuvo una relación con su patrón quien posiblemente la violó. Puesto que ya entonces una acusación oficial de este tipo habría costado a Tschudi su puesto político, es de suponer que este decidiese deshacerse de ella acusándola de bruja.

La vida de Göldi ha llamado la atención no sólo de periodistas. En 1982 la escritora Eveline Hasler publicó la novela “Anna Göldi, la última bruja” y en 1991 se filmó un documental sobre Göldi. Incluso la que fuera acusada de bruja cuenta con un museo con su nombre en la ciudad de Mölls, inaugurado el 22 de septiembre de 2007 con el motivo del 225 aniversario de su muerte. Este mismo año se demandó rehabilitar el nombre de Göldi, pero el Consejo Evangélico y el Gobierno cantonal de Glarus rechazaron la rehabilitación, aduciendo que en la conciencia de los habitantes de Glarus ya estaba rehabilitada. 

La señora Anna Göldi tuvo que esperar 226 años para que le hicieran justicia. La Fundación Anna Göldi, creada en 2007, celebró la decisión, aunque destacó que eso no le devuelve la vida a la víctima.  Pero por lo menos le restituye el honor perdido por las graves acusaciones y la condena a muerte, como subrayó Walter Hauser.

La “bruja” seguirá viviendo como figura simbólica y como monumento que llame la atención sobre la injusticia, comentó el Consejo de Estado glarisiense. El cantón gastará 120 mil francos suizos para montar el espectáculo “Anna Göldi”, previsto para el 2010 en Mollis y que será realizado por la fundación que lleva su nombre.

  Esta es además la primera vez que en Europa un Parlamento revisa y revierte la decisión de un proceso por brujería.

La información completa sobre esta noticia puede encontrarse en:

http://www.connuestroperu.com:80/index.php?option=com_content&task=view&id=2805&Itemid=50

  y en el link  http://www.dw-world.de/dw/article/0,2144,3603461,00.html

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)