Aclaración de Federico Lombardi sobre la Instrucción vaticana sobre bioética

federico-lombardi-recortada.jpg

 .

 

“Si se lee de una manera superficial, puede dar la impresión de ser una colección de prohibiciones”, reconoce el portavoz de la Santa Sede. “Pero no es así”.

La instrucción vaticana sobre bioética publicada el viernes pasado no busca imponer prohibiciones sino defender a la persona y orientar éticamente la investigación científica, aclara el portavoz vaticano.

El padre Federico Lombardi S.I., director de la Oficina de Información de la Santa Sede, ha comentado en una declaración la instrucción “Dignitas personae. Sobre algunas cuestiones de bioética”, publicada por la Congregación para la Doctrina de la Fe. “Si se lee de una manera superficial, puede dar la impresión de ser una colección de prohibiciones”, reconoce el portavoz. “Pero no es así”.

Como él mismo constata, desde su mismo inicio, con el título, comienza “con la afirmación fundamental de la ‘dignidad de la persona humana’, y sigue con toda una serie de afirmaciones positivas sobre la dignidad del matrimonio y de la unión personal de los esposos para dar origen a la vida, sobre los resultados positivos de la ciencia para superar las patologías de la infertilidad, sobre la investigación y uso terapéutico de las células estaminales adultas, etc.”, informó el pasado viernes la agencia Zenit.

“En un contexto lleno de graves y fundadas preocupaciones sobre los riesgos de manipulación de la vida humana gracias a las nuevas posibilidades ofrecidas por las ciencias biológicas y médicas”, reconoce el padre Lombardi “Dignitas personae” se convierte en “un poderoso rayo de luz y un manantial de confianza”.

El secreto de este documento, revela, está en su “planteamiento claro y comprensible” y en la “afirmación de pocos principios esenciales”, ofreciendo “un discernimiento ético seguro sobre toda una serie de situaciones complejas, muy discutidas hoy no sólo a nivel científico, sino también de opinión pública y de vida común”.

Los principios básicos de la instrucción son dos: “el respeto del ser humano desde su concepción y el respeto de la transmisión de la vida a través de la unión entre los cónyuges”. “Son principios que pueden ser comprendidos por todos, pero están apoyados por la visión cristiana del hombre”, reconoce el portavoz vaticano.

A favor de la vida

“La Iglesia considera que tiene que ser valiente y decidida para afirmarlos –asegura el sacerdote–. La continuidad del desarrollo del ser humano desde su concepción no deja espacio a la incertidumbre en la defensa del embrión y de su dignidad”.

De este modo, “todo ser humano tiene derecho a nacer de la unión de dos padres y a no ser el producto de un laboratorio y de la capacidad técnica de un médico”. “Es una posición a favor de seres humanos pequeños y débiles, que no tienen voz y que hoy –en realidad– no cuentan con muchos que hablen a favor suyo”, indica el portavoz vaticano.

A favor de la ciencia

“Es una posición exigida por el actual desarrollo de la biología y de la medicina aplicada a los problemas del inicio de la vida humana, y es de amplias miras”, insiste. “Da una contribución no sólo lícita, sino necesaria, para orientar de manera positiva el compromiso de la investigación y de la medicina” y pone como “ejemplo iluminador” los grandes resultados que se están alcanzando con la utilización de las células estaminales adultas, alentada por la ética católica.

Por tanto, concluye Lombardi, “no se trata de ninguna manera de un ‘stop’ al compromiso de la ciencia a favor de la vida, sino más bien de una serie de indicaciones para que la ciencia se ponga verdaderamente al servicio de la vida y no de la muerte o de la arbitraria y peligrosa manipulación de las personas humanas”.”Es una contribución valiente, apasionada y convencida a una causa noble”, remacha. 

Mas información en este blog: http://blogs.21rs.es/trastevere/2008/12/12/dignitas-personae-nuevo-documento-de-la-santa-sede-sobre-la-investigacion-biomedica/

 

3 Responses to “Aclaración de Federico Lombardi sobre la Instrucción vaticana sobre bioética”

  1. La nueva instrucción Dignitas Personae elaborada por la Congregación para la Doctrina de la Fe y aprobada expresamente por SS Benedicto XVI indudablemente será motivo de comentarios de todo tipo, por la importancia y trascendencia del tema que trata.
    Si bien no nos corresponde evaluar su contenido debido a nuestro escaso nivel intelectual y teológico y la carencia de argumentación científica que pudiera justificar o denostar el tema de la fecundación asistida, no es menos cierto que de su lectura surgen elementos que nos mueven a reflexionar.
    Es de suponer que quienes acuden a estos métodos lo hacen impulsados por la necesidad y no por snobismo, y la posibilidad de desarrollarse como padres, cumpliendo el mandato de “creced y multiplicaos” cuesta entender que sea incompatible con la solución científica, cuando esta es una posibilidad para dar solución a problemas de infertilidad.
    Se dice que:
    El origen de la vida humana… tiene su auténtico contexto en el matrimonio y la familia, donde es generada por medio de un acto que expresa el amor recíproco entre el hombre y la mujer.
    Es irrebatible este concepto, aunque podría matizarse para hacerlo un poco más abarcativo y siendo tal cual se lo plantea,
    ¿Qué pasa con quienes dentro del matrimonio no cumplen con la castidad conyugal?
    Cuando los actos propios de los esposos, como muestra del amor recíproco no tienen el objetivo de la procreación, ya sea por cuestiones de determinación o por la utilización de cualquier medio que atente contra la fecundación, estaremos en la otra cara de la moneda del tema que estamos tratando.
    Con lo cual, si quienes utilicen o simplemente piensen en métodos no naturales para concebir, o métodos no naturales para no concebir quizás estén inmersos en situaciones similares a la de los católicos divorciados en nueva unión, cuya imposibilidad de acceder a la comunión (por citar sólo un ejemplo) es motivo de inquietud entre quienes viven todas estas problemáticas.
    La instrucción Dignitas Personae no es motivo de debate, pero indudablemente será motivo de más de una apreciación.
    Mundy
    labarca@ymail.com
    http://www.labarcaglobal.blogspot.com

  2. Muy fuerte lo que dice Mundy de la castidad conyugal. No cree que ya esta bien de tanta aversión al sexo?. Y la comparación con los divorciados en nueva unión me parece rizar el rizo.En cualquier caso creo que si como dice Mundy la instrucción no es motivo de debate, será fundamentalmente porque, con algún matiz muy concreto, es más de lo mismo. En esta cuestión la Iglesia sigue muy alejada de la realidad

  3. La aversión al sexo es una postura tipicamente maniquea y la Iglesia Católica siempre ha condenado el maniqueísmo y siempre ha defendido la bondad natural de sexo, herido por el pecado original ¿ Por qué tiene usted tanto aversión a la enseñanza sobre la sexualidad de la Iglesia Católica, D. Manuel.?

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)