La Iglesia católica celebra hoy la Jornada Mundial por la Vida Consagrada

cartel-jornada-vida-consagrada-2009.jpg 

.

Miles de religiosos y religiosas celebran hoy, con toda la Iglesia, la Jornada Mundial de la Vida Consagrada

la Iglesia celebra hoy la Jornada Mundial de la Vida Consagrada, instituida por Juan Pablo II en 1997. La Jornada se presenta este año bajo el lema “Si tu vida es Cristo, manifiéstalo. Los consagrados, testigos del amor de Dios en el mundo”.

Precisamente, informa IVICON, el eslogan es el testimonio de la religiosa de San José de Gerona y misionera en el Congo, la hermana Presentación López Vivar, que ha sido seleccionada en esta ocasión para centrar el cartel y parte de los materiales para la reflexión que incluye el subsidio litúrgico para las parroquias, grupos y comunidades religiosas elaborado conjuntamente por la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, la Conferencia Española de Religiosos (CONFER) y la conferencia Española de Institutos Seculares (CEDIS). 

Con motivo de este día, la Unión de Conferencias  Europeas de Superiores Mayores (UCESM) ha enviado a un mensaje a todos los consagrados y consagradas de Europa en el que recoge, como un desiderátum para esta Jornada, “rehacer el encuentro transformante con Cristo, como lo hizo San Pablo en su camino de Damasco”. 

La UCESM invita a los consagrados europeos a atreverse “a vivir, y volver a comenzar a vivir cada instante, de la confianza en el Señor, de la que nuestro mundo tiene tanta necesidad y que el Señor nos da y nos ofrece sin cesar”. 

“La Vida Consagrada es un don precioso y necesario” 

“Los que viven una vida consagrada, siguiendo radicalmente a Jesús en la castidad, pobreza y obediencia,… son un don precioso y necesario”, ha señalado con rotundidad el Arzobispo de Barcelona, el Cardenal Lluís Martínez Sistach, en su mensaje con motivo de la Jornada Mundial para la Vida Consagrada. 

Sistach ha resaltado la importancia de los consagrados y consagradas en la configuración actual, tanto espiritual como cultural, de Europa, llevada a cabo a través de la “obras de muchos monasterios y congregaciones religiosas… y también de las instituciones religiosas en el campo de la enseñanza, de la atención a los enfermos, de la asistencia a los ancianos, a los pobres y a los marginados, etc” 

“Los religiosos y religiosas del mundo entero velan por la imagen divina deformada en los rostros de tantos hermanos y hermanas nuestros: rostros desfigurados por el hambre, por la violencia, por los abusos, por la injusticia, por la soledad, por la enfermedad, por la droga, por el sida, etc.”, ha remarcado el Cardenal de Barcelona a la vez que hacía notar, que este tipo de vida “para amar a Dios y a los hermanos con radicalidad es una vida que puede entusiasmar a muchos chicos y chicas”. 

La Vida Consagrada en España 

La Conferencia Española de Religiosos (CONFER) se encuentra en un proceso de actualización de sus datos estadísticos, en relación al número de Congregaciones religiosas y de consagrados que pertenecen a dicha institución. En estos momentos en España existen 300 congregaciones religiosas femeninas y 104 masculinas, que pertenecen a CONFER, repartidas en 6429 comunidades religiosas. 

A la espera de completar todos los datos, pues aún faltan por recoger los de 163 congregaciones de ambos sexos, el número de religiosas es de 35.533. Religiosas de votos perpetuos son 33.288; jóvenes religiosas de votos temporales hay 2072, y 173 novicias. En cuanto al número de religiosos, en nuestro país hay 10.325. De ellos, 9593 son de votos perpetuos, 562 religiosos jóvenes de votos temporales y 170 en periodo de noviciado. 

A estas cifras hay que añadir los 15856 misioneros españoles, según fuentes de las Obras Misionales Pontificias. De los cuales 9858 son religiosas y 5998 religiosos.  

Mensaje del Presidente de CONFER, el mercedario Alejandro Fernández Barrajón, en la Jornada Mundial de la Vida Consagrada   

“Señor has puesto en mi corazón más alegría que si abundara en trigo y en vino” (Salmo 4)  

Como cada año, el día 2 de febrero, la Iglesia nos recuerda el valor de la vida consagrada y nos invita a reflexionar sobre el regalo que supone para la vida del mundo la realidad interpelante de hombres y mujeres consagrados. En la historia ha surgido una multitud inacabable de testigos que han narrado en primera persona su experiencia de Dios y se han entregado sin límite -hasta el martirio- a la causa de la justicia. Dios y la justicia de la mano en la confesión de la fe.

En el año 2008 veinte nuevos mártires – muchos de ellos consagrados- han depositado su vida y su sangre en los surcos  de nuestra vieja tierra para que pueda surgir esa nueva cosecha que anhelamos.  

Este año el lema escogido quiere subrayar esta convicción siempre joven que acompaña los mejores momentos de la vida consagrada: “Si tu vida es Cristo, manifiéstalo”  

El lema de CONFER para el curso que ha terminado iba en la misma dirección: Queremos ser testigos de Dios aquí y ahora.  En un mundo de tantas palabras y la mayoría tan desgastadas y decepcionantes, necesitamos decir en primera persona que Dios nos ha amado mucho y que esta seguridad nos arrastra hacia el amor incondicional a todos los hombres.  

Estamos convencidos de que una nueva tierra tiene que labrarse para que nazca llena de colorido la justicia y haya pan abundante para todos.   Al margen de las sombras grises que nos acechan por el camino: falta de respeto a la vida, autobuses ateos, violencia y sufrimiento, guerras fratricidas, la vida consagrada reafirma su deseo de vivir con fidelidad a su Señor y de estar muy cerca de esta humanidad sufriente y desorientada para animarla en la esperanza.  

Nuestras comunidades de consagradas y consagrados encienden, en este día 2 de febrero, su candil de aceite, para elevar a las alturas su oración como incienso al caer la tarde. Rezad con nosotros.  Ahí estamos todos. Los cientos y cientos de consagrados y consagradas arrugados por el peso de la vida, enfermos y ancianos, que mantienen encendida su lámpara porque saben que su consagración se mantiene viva en su corazón.

Los cientos y cientos de consagrados y consagradas que cada mañana abren su ventana a la vida, después de haber tratado de amistad con Dios, para  mirar y escuchar los gemidos de esta dolorida humanidad.

Los cientos y cientos de consagrados y consagradas jóvenes con la sangre caliente que han decidido apostar por lo eterno, por lo sustancial, por el amor que nunca se acaba; que han declarado la batalla a lo superficial, a lo pasajero, a lo aparente para escalar alguna cima y contemplar el horizonte iluminado con la cara radiante. Su vida es Cristo y lo manifiestan porque no pueden callarlo.  

La vida consagrada se sabe invitada a atravesar las sendas martiriales del sufrimiento porque el amor le quema por dentro y no puede detener sus pies.

Ahí está como ejemplo vivo la hermana Presentación López Vivar, que aparece en el cartel de la Jornada, como icono real de esta encarnación a la que la vida consagrada está convocada. Ella, desde una inmensa sencillez, ha regalado su servicio a los más pobres en la misión del Congo y ha asumido el sufrimiento martirial de su vocación consagrada y misionera. Ha perdido sus piernas y ha ganado para nosotros un océano de coherencia que roza la santidad.

Estamos en deuda con ella; el mundo entero está en deuda con ella.  Cuando avanzan las sombras de la tarde porque el sol declina, la vida consagrada se arrodilla en la penumbra del rincón y canta agradecida: ¿Cómo te pagaré, oh Señor, todo el bien que me has hecho?

 Un agradecimiento asombrado llena nuestra boca de risas y nuestra garganta de cantares porque el Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres.  E

n estos tiempos recios, de crisis y cambios impresionantes que nos están tocando vivir, no nos sentimos perseguidos, ni marginados; nos sentimos convocados a colaborar con todos los hombres y mujeres a construir el Reino de Dios que avanza entre nosotros y quiere llegar a todos, a todos.

No queremos sentirnos víctimas sino testigos. No buscamos grandezas ni números sino entrega y gozo en el Señor Jesús para acompañar a los más pequeños y olvidados. No queremos sentirnos una casta religiosa especial sino unos hermanos pequeños y pobres que han puesto su grandeza en la entrega por amor. No buscamos privilegios ni rentas sino arrimar el hombro desde nuestras capacidades para que la dignidad del ser humano se eleve hasta las cumbres de la filiación divina.

Podéis contar con nosotros para celebrar lo humano y bendecir lo divino. Dios es nuestra mayor alegría, la mejor manera que tenemos de disfrutar de la vida y de sentirnos hombres y mujeres en plenitud. Nunca iremos contra nadie y nos tendréis siempre a vuestro lado allí donde estéis. Sabemos que no podemos solos pero contamos con la ayuda de Dios y con vuestra ayuda si nos tenéis como hermanos. Porque nuestra vida es Cristo y así lo queremos manifestar”. 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)