Dios salve la razón

dios-salve-la-razon002-web.jpg

.

Dios salve la razón. Autor.- Benedicto XVI y otros. Ediciones Encuentro. Ensayo, Filosofía

Publicado en 2007 en italiano, con el título “Dio salvi la ragione”, Ediciones Encuentro publicó a finales del pasado año la traducción de este libro de ensayos, incorporando las colaboraciones de Gustavo Bueno, Jon Juaristi y Javier Prades. “Dios salve la razón”, reune en sus páginas a algunos de los pensadores más importantes de nuestra época: desde Gustavo Bueno, una de las más reconocidas figuras del materialismo filosófico, pasando por el francés André Gluchsmann, uno de los escritores que más ha batallado contra el nihilismo fundamentalisma, o filósofos árabes y hebreos como Sari Nusseibeh y Joseph Weiler, respectivamente.

En total son ocho los pensadores que junto Javier Prades, que escribe la introducción de la versión en castellano, profundizan en las cuestiones que han marcado la actividad intelectual desde hace décadas: la relación de la razón con la religión y de cómo ésta se muestra en consonancia con la primera.

El libro parte del desafío planteado por Benedicto XVI en su célebre y polémica lécción en la Universidad de Ratisbona en septiembre de 2006, reproduciendo el texto de su conferencia: “Fe, Razón y Universidad. Recuerdos y reflexiones”, que pronunció en su encuentro con los representantes de la ciencia en el Aula Magna de la Universidad de Ratisbona, el 12 de septiembre de 2006. El segundo de los textos del Papa recogidos en la obra, es “El mundo tiene necesidad de Dios”, y que corresponde a la homilía del Santo Padre, durante la misa en la explanada de la Nueva Feria de Munich, el 10 de septiembre de ese mismo año. Finalmente, el tercer texto, también una homilía el 12 de septiembre de 2006, en la explanada del Islinger Feld, de Ratisbona, con el título “La fe es sencilla”.

En torno a estos textos reflexionan en “Dios salve la razón”, Andrè Glucksmann, Wael Farouq, Sari Nusseibeh, Robert Spaemann, Gustavo Bueno, Jon Juaristi, Javier Prades López y  Joseph Weiler

Tras afirmar que no será desmedido hablar “de un extravío de la razón (pos) moderna”, Javier Prades señala en la introducción que “una razón de este tipo se acaba reduciendo a un mero hecho aleatorio y vano, si nadie puede atestiguar su necesidad y garantizar su poder de alcanzar la verdad. Degradada de su condición divina, hoy es cada vez más habitual reducir la razón a un puro factum, a un dato neurobiológico, al modo de un sofisticado mecanismo cibernético, o considerarla como un puro hecho sociológico, resultado de la autorregulación impersonal de las estructuras sociales”.

“En ese caso, añade Prades, no podría asegurarse a partir de sí misma un sentido propio. La mera contingencia experimental no puede fundamentar la razón. Este es a mi juicio -dice- el diagnóstico decisivo: la razón (pos) moderna se concibe de tal manera que no puede dar razón de su sentido. No puede afirmar su sentido a partir de las premisas que ella misma establece. La actividad racional no sería entonces más que la mirada inmovil de una cosa, de un ‘sujeto’ (u ¿objeto?) que se ignora a sí mismo”.

Esa parálisis -precisa- no afecta sólo a las discusiones de gabinete académico, “sino que ha tenido y tiene enormes repercusiones en la vida de nuestras sociedades. Cuando la dimensión racional y la dimensión afectiva-volitiva se separan desde su origen, salen perdiendo tanto una como otra…”.

Finalizando su introducción, Javier Prades dice que “…En su importante ‘Discurso a la Curia romana’ de 2005, el Papa nos ha ofrecido un criterio hermeneútico de gran valor para emprender el diálogo con la modernidad europea. A él remito para percibir los matices con los que lee la relación entre la Iglesia y el mundo moderno. Puede ser un magnífico complemento de la Lección de Ratisbona. A la luz de estos textos, y de otros similares como la Lección de la Sapienza, resplandece también la actitud del teólogo Ratzinger que en sus largos años de actividad académica y pastoral ha apelado siempre a algunos posibles ‘aliados’ modernos en su esfuerzo por defender la razón humana. Pensemos en sus abundantes referencias a la mejor racionalidad científica contemporánea, no contaminada de la ideología cientifista, a la hora de percibir los límites éticos y epistemológicos del saber científico, necesitado de una fundamentación extracientífica. O en su contínua disposición para comparar su pensamiento con representantes agnósticos del mundo laico como Pera, Habermas o Flores D’Arcais”.

La existencia misma de este libro, dice el prologuista, “es una prueba de la bondad del método elegido por el papa Benedicto XVI. Sus tomas de posición han suscitado la intervención de los colaboradores, de los cuales cabe destacar a la vez sus marcadas diferencias en cuanto a concepción filosófica y religiosa, y su sorprendente coincidencia para contribuir a la reflexión sobre los temas que ha suscitado el Papa. La coincidencia se hace unanimidad a la hora de apreciar favorablemente la figura del Pontífice y su forma de actuar…”.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)