Marcial Maciel, amigo de lujos, papas y presidentes

marcial-maciel1023-web.JPG

.

Uno de los personajes contemporáneos que más divierten al escritor colombiano Fernando Vallejo es el padre Marcial Maciel Degollado. En sus peroratas contra la Iglesia ha hablado de Maciel hasta en la Universidad de Berkeley.

 Lo escribía ayer Nelson Fredy Padilla, en el Espectador de Colombia

http://www.elespectador.com/impreso/articuloimpreso122540-amigo-de-lujos-papas-y-presidentes

(Fotografía propiedad del autor del blog) 

Uno de los personajes contemporáneos que más divierten al escritor colombiano Fernando Vallejo es el padre Marcial Maciel Degollado. En sus peroratas contra la Iglesia ha hablado de Maciel hasta en la Universidad de Berkeley.

Con ironía, cree que los prelados de la Iglesia le tenían envidia porque “sabía vivir”. Le parece “admirable” su capacidad para camuflarse y disuadir. Si no, ¿cómo hizo para engañar a seis papas: Pío XII, Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II y Benedicto XVI? Todos amigos suyos, en especial Juan Pablo II, quien lo calificaba como “guía eficaz de la juventud” y a quien llevó tres veces de visita a México. La pregunta se puede hacer así: ¿Los últimos seis pontífices lo encubrieron? Eso aseguran investigadores como José Martínez de Velasco, autor español de dos libros sobre la congregación.

Aparte de padrinos, para enfrentar demandas contaba con la firma de abogados Kirkland & Ellis, en Chicago y Washington. A la posible corrupción de menores se le sumaron señalamientos por fraudes económicos y adicción a la dolantina, derivado de la morfina. No se le probó nada. “Era uno de los más poderosos hombres en la Iglesia”, explica Jason Berry, autor de Votos de silencio. El abuso de poder durante el papado de Juan Pablo II.

Dos colombianos que supieron de sus andanzas en Roma dicen que recitaba de memoria los versos de La Divina Comedia y aseguraba que Dios lo había elegido para la santidad. Se imaginaba en El Paraíso de Dante Alighieri y anunciaba: Cuanto del reino santo pudo mi mente acumular tesoro, será ahora materia de mi canto.

Él mismo tenía listo el expediente, con testimonios de “milagros” y las influencias para respaldar su canonización. Sobrino de cuatro obispos, quería ser santo como su tío Rafael Guízar Valencia y canonizar también a su madre Maura Degollado Guízar, a quien logró que el Vaticano declarara Sierva de Dios. Le parecía justo que si Juan Pablo II elevó a los altares al sacerdote José María Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei, él con “una obra mayor” merecía lo mismo.

“Olía a rosas. Era culto, fino, hablaba pausado, medía cada palabra y, aparte de su afabilidad, impresionaba su mirada escrutadora”, cuenta un diplomático. Más que ejemplificar los votos de pobreza que les exigía a sus discípulos, parecía vivir en el edén: vestía de negro como todos los legionarios, pero con ropa de marca. Sólo se movilizaba en automóviles Mercedes Benz, BMW y Porsche. Explicaba que era necesario debido a sus dolencias de espalda.

Quien se encargaba de complacerle los caprichos materiales era la mexicana, famosa en España, Alicia Koplowitz. Por dinero no había problemas, Maciel siempre tenía a la mano entre cinco y diez mil dólares en efectivo, reveló a The New York Times el padre Steven Fichter. Uno de sus días más dichosos pudo ser cuando logró que el preestreno mundial de la película La pasión de Cristo, de Mel Gibson, se hiciera en el auditorio de la universidad de la Legión en la capital italiana.

Sólo viajaba en vuelos de primera clase. En España e Irlanda se movía en BMW. En México en Mercedes, en Estados Unidos en limusina. Para una de sus visitas a Medellín, por seguridad, exigió helicóptero. Su generosidad para la causa católica hizo carrera. A comienzos de 2004 el cardenal colombiano Alfonso López Trujillo había terminado el Lexicón, el compendio del vocabulario católico sobre la familia, pero no tenía dinero suficiente para editarlo. El problema quedó solucionado durante un almuerzo en el que Maciel le dijo a su amigo: “Excelencia, no se preocupe, en la tarde le hago llegar el cheque con lo que hace falta”. La revista mexicana Poder y Dinero calculó el presupuesto anual de los legionarios en 650 millones de dólares.

En el libro Los documentos secretos de los Legionarios de Cristo, de Martínez de Velasco, se dice que el cardenal colombiano Darío Castrillón Hoyos también se valió de su apoyo y fue espiado, como lo fueron la mayoría de purpurados, por ayudantes de Maciel para verificar si era afecto a la causa.

Al ser un canal directo con el Sumo Pontífice, los presidentes mexicanos le rendían pleitesía con tal de que les consiguiera audiencia y bendición papal. Su amistad con magnates como Carlos Slim es pública y presidió las exequias de Soumaya Domit, la esposa del industrial. Lo mismo ocurre con la familia Azcárraga, cuyos hijos han estudiado en colegios macielistas.

En España, a través de amigas como Alicia Koplowitz, entró por la puerta grande desde la dictadura de Francisco Franco. En los últimos tiempos las hermanas Botella le aseguraron el respaldo de gobiernos como el de José María Aznar. En Italia contó con presidentes como Julio Andreotti.

 Protegiendo sus intereses con la ultraderecha en Chile, junto al secretario de Estado del Vaticano, Angelo Sodano, intercedió para que Augusto Pinochet fuera puesto en libertad mientras estuvo detenido en Inglaterra.

 Hoy la posibilidad de que su nombre fuera admitido ante la Causa de los Santos, probable hace cinco años, ahora quedó descartada. Aquel conocedor de los pecados ve el lugar del infierno que merece, le responden sus víctimas en Internet, haciendo alusión al Infierno de Dante.   Nelson Fredy Padilla | EL ESPECTADOR

Más información sobre Maciel y los Legionarios de Cristo en este blog:http://blogs.21rs.es/trastevere/2009/02/22/alejandro-espinosa-los-legionarios-hablan-de-la-amante-de-maciel-para-ocultar-su-pederastia/

http://blogs.21rs.es/trastevere/2009/02/14/el-evangelio-segun-marcial-maciel/http://blogs.21rs.es/trastevere/2009/02/09/la-doble-vida-del-fundador-de-la-legion-de-cristo-marcial-maciel-y-sus-complices/http://blogs.21rs.es/trastevere/2009/02/09/el-p-legionario-juan-pedro-oriol-reconoce-las-denuncias-sobre-marcial-maciel-y-pide-perdon/http://blogs.21rs.es/trastevere/2009/02/08/el-dinero-motivo-a-los-legionarios-de-cristo-a-admitir-la-paternidad-de-su-fundador-marcial-maciel/http://blogs.21rs.es/trastevere/2009/02/07/marcial-maciel-tuvo-una-amante-y-una-hija-confirman-los-legionarios-de-cristo/

4 Responses to “Marcial Maciel, amigo de lujos, papas y presidentes”

  1. Por lo visto soy el único que duda de la veracidad del cuento de la amante y la hija de Maciel… Y no es que dude, es que estoy convencido de que no es más que un INVENTO DE LOS MISMOS LEGIONARIOS, acostumbrados por formación a la mentira, criados en una asociación que se cimentó en un sujeto que siempre mintió y que obviamente les dejó la mentira como uno de sus más señalados legados. Ellos entendieron, y con razón, que era imposible limpiar la imagen de su fundador, después de que el Papa (que conocía bien las acusaciones que pesaban sobre él, ya que por entonces era quien presidía la Congregación de la Iglesia encargada de su estudio) le ordenara a retirarse en penitencia de por vida, sin poder celebrar nunca más los Sacramentos. Y las acusaciones eran muy graves: por un lado las acusaciones de abuso sexual de niños y seminaristas (condenables tanto por la ley civil como por la eclesiástica), y por otro las de abuso del Sacramento de la Penitencia, de haber absuelto a sus “partenaires” en confesión después de haber abusado de ellos (pecado, éste contra la Confesión, sólo perdonable en Derecho Canónico por el mismísimo Papa). Frente a ésto los Legionarios guardaron silencio, difundieron la idea de que debían cargar esta cruz como una prueba más, e incluso llegaron a afirmar que el Papa estaba equivocado (cosa que hizo en su día el cura O’Reilly, insigne miembro de los LdeC en Chile y que al menos tuvo la decencia de no aparecer nunca más en las Páginas Sociales de El Mercurio). Y ahora nos salen con esta “novedad”… La noticia del New York Times a la que todos se remiten como origen del “escandaloso descubrimiento de la amante y la hija”, no es una investigación al respecto (léanlo), es sólo la divulgación de lo que dice el portavoz de los LdeC, “admitiendo” que parece ser que eso pasó…

    LOS LEGIONARIOS INVENTARON ESO en un acto desesperado (y debidamente planificado por la cúpula) para liberarse del Fundador, pero atribuyéndole pecados mucho “menores”. Su portavoz dice ahora que reconocen “aspectos de su vida que son muy difíciles de entender, aspectos de su vida que no son apropiados para la vida de un sacerdote” (sic), porque efectivamente no es apropiado que un sacerdote tenga un hijo con una amante… Pero es inapropiado “intra eclesiae”. Ni es un delito penal, en la sociedad civil, como sí lo es el abuso sexual de menores, ni tampoco tiene “intra eclesiae” la gravedad que tiene el abuso del Sacramento de la Penitencia del que se le acusaba…

    Y su portavoz también miente descaradamente cuando dice que “la noticia se fue comunicando (…) a los legionarios” y que “antes de terminar este proceso, la información llegó a conocimiento de la prensa y entonces los voceros tuvieron que confirmar los hechos” (sic). ELLOS DIFUNDIERON LA NOTICIA: primero, y muy hábilmente, al NYT y después al resto de los medios de prensa.

    Y así ellos pueden ahora eliminar a Maciel porque hizo cosas “no apropiadas para la vida de un sacerdote” (pero de algún modo muy “humanas”) y sepultar todo lo de perverso y cochino que tenía el sujeto que los inspiró, que mentía desde que se despertaba hasta que se dormía, abusando de un modo deleznable de los que confiaban en él, que lo consideraban un “santo”.

    Y en esa mierda se sustenta uno de los movimientos más influyentes, no sé si tanto en la Iglesia, pero sí en la sociedad civil, sobre todo de nuestros países…

  2. Marcial Maciel ya no será santo

    Por Jorge Queirolo Bravo

    Pensé que lo lograría, que traspasaría triunfalmente la meta que tanto le habría gustado coronar, pero me equivoqué en forma rotunda. Me refiero, obviamente, a Marcial Maciel Degollado, el siempre evocado fundador de los Legionarios de Cristo. Dicho sacerdote, conocido debido a su predilección sexual por los seminaristas, sonaba como un firme candidato a ser canonizado. Ahora todo se arruinó. El festín de beatería hipócrita se derrumbó como un castillo de naipes en medio de un huracán.

    ¿Qué evento tan poderoso pudo pasar, como para aguarle la fiesta a los legionarios de la infamia? La respuesta es: algo inesperado y tremendamente sorpresivo. ¿Qué tan sorpresivo? Más de lo que se podría esperar de alguien que supuestamente fue célibe, aunque esto haya sido fuertemente cuestionado mientras el personaje aún vivía. ¿Qué sucedió entonces? Resulta que se dice que el inefable Marcial Maciel, además de violar a un cierto número de seminaristas, también fue padre. ¿Qué tiene esto de raro? ¿No es lo normal que un hombre tenga hijos? Para los mortales comunes y corrientes lo es, mas no para un prelado, de acuerdo con los extraños parámetros establecidos por esa institución tan anómala, decadente y anacrónica que es la iglesia católica.

    Para la jerarquía eclesiástica que un cura u obispo viole o someta sexualmente a una legión de niños, adolescentes o seminaristas no parece ser un gran pecado. Solamente es motivo de traslados silenciosos para el religioso afectado, de tal manera que el brazo de la justicia secular, en lo posible, no lo alcance jamás. No es nada más que eso, y todos los actos y resoluciones administrativas que conciernen a estos “percances carnales” no tienen otra finalidad específica, como no sea la de proteger al autor material de dichas aberraciones. El mensaje del alto mando clerical a los sacerdotes es, en ese sentido, bien claro y no deja lugar a dudas: viola a todos los niños que quieras, pero no permitas que te descubran.

    Tener un hijo ya es un asunto diferente y mucho más complicado. A los ojos del sacro colegio cardenalicio y los obispados esto sí que es un pecado descomunal, a desemejanza del abuso sexual en contra de menores que, en el mejor de los casos, es visto por ellos como una falta de poca cuantía y mucha frecuencia. Y por eso Marcial Maciel ya no será santo. Su imagen de yeso no adornará las bellas catedrales de las capitales europeas y latinoamericanas. No se erigirán santuarios que inmortalicen su memoria retorcida y libidinosa. Carecerá del honor de presidir, dentro de una urna de vidrio y cargado por sus adeptos, una procesión, pese a que éstas cada día son menos concurridas. Tampoco se imprimirán estampitas a colores, con una aureola blanquecina sobre su cabeza, para recordarles a los feligreses y peregrinos su falsa santidad.

    Es que Maciel cometió el notorio desacierto de engendrar una hija, con lo cual su figura cayó perpetuamente en desgracia para los fanáticos trasnochados y andropáusicos que dirigen el Vaticano. Eso de ser papá sí que es imperdonable. ¿Cómo se le ocurrió perpetrar semejante tontería a Maciel? ¿No tenía, en ese momento, acaso, suficientes querubines bien dotados con los cuales revolcarse debajo de las sábanas? ¿Quiso el padrecito jugar a ser hombre? ¿Le sobrevino un súbito arrebato heterosexual? Porque, por lo que sabemos, a Marcialito más bien le picaba el culito. O para manifestarlo con una expresión bien criolla y algo vulgar: le gustaba que le atoren el tubo de escape. ¿Se entendió?

    No ahondaré más en el tema. Lo que voy a decir a continuación puede sonar curioso, pero defiendo la opción de Marcial Maciel de haber elegido ser papá. Creo, incluso, que es lo único bueno y positivo que hizo en su inmoral vida. Y el clero diocesano debería respaldarme en mis dichos. ¿No dicen ser los más grandes defensores de la familia? Ahí tienen un buen ejemplo de alguien que trató de formar una familia, aunque informalmente. Marcial Maciel ya tiene un retoño propio que le puede poner flores en su tumba en el día del padre. Sus seguidores probablemente ya no lo harán, asqueados por la pérdida de prestigio de su progenitor espiritual. ¿Y qué dice la curia vaticana de todo este lío? Seguramente ya están buscándole un sucesor menos lujurioso a Marcial Maciel. A rey muerto, rey puesto.

    © Jorge Queirolo Bravo

  3. Defitivamente,la Ramera que nos indica Apocalípsis,ahí está.

  4. Muchas gracias una vez más por abrir ojos, quitar vendas a tantas mujeres engañadas por esos falsos, y embaucadores del diablo, es de un valor incalculable el de denunciar abusos sexuales con la humillación y vergüenza tan grande que deben soportar las víctimas, adiós al voto secreto, que salgan todos con valor porque hay que tenerlo y que todos los maltratadores espirituales desaparezcan, que se acabe la mentira, entrenan a los muchachos para que odien a las mujeres,

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)