Pedofilia, prostitución infantil y tráfico de órganos en Asia

junji-sakamoto-web.jpg

.

Retirar la película ‘Children of the dark’ del Festival de Bangkok no es más que el querer esconder la basura debajo de la alfombra

Lo cuenta Francisco Caules desde| Bangkok (Tailandia), lector corresponsal |de la Vanguardia.

http://www.lavanguardia.es/el-lector-opina/noticias/20090302/53651079114/pedofilia-prostitucion-infantil-y-trafico-de-organos-en-asia.html

El film del director japonés Junji Sakamoto, Yami No Komodotachi, traducido como Children of the dark, coproducido y rodado en Tailandia y Japón, y que se tenía que proyectar en el último ‘Festival Internacional de Cine de Bangkok’ celebrado el pasado septiembre tuvo que ser retirado por “indicación” del Ministerio de Cultura tailandés al considerar su contenido “inapropiado” y “sensitivo”. Se alegó además que se había rodado en este país sin las autorizaciones pertinentes, lo cual no era cierto.

Las verdaderas razones por las que la férrea censura no permitió su proyección eran la descripción valiente pero muy cruda de algo que ocurre especialmente en los pueblos más pobres del norte del país de las sonrisas. La venta de niños por parte de sus padres a los proxenetas para su explotación sexual debido a la miseria total y la pobreza más absoluta. Es algo sabido pero de lo que nos es políticamente correcto hablar. Ocurre aquí, en Laos, en Birmania y en Camboya donde vender un hijo es una solución temporal para poder comer.

Sakamoto, laureado director japonés, se ha atrevido a tocar un tema que todo el mundo prefiere ignorar, desde las altas esferas hasta el ciudadano de la calle. No somos críticos de cine por lo que no podemos hablar de los posibles méritos artísticos del film. Fue presentado en festivales internacionales de la Republica Checa y Hawai, donde no ha sido muy bien acogido. Su retirada a última hora del de Bangkok causó una polémica que hizo que fuera un éxito de taquilla en Japón al proyectarse en más de 100 cines.

La sinopsis del film trata sobre la venta de niños pre púberes para surtir los burdeles de pedófilos; muchos acaban muriendo de sida y algunos son asesinados en una mesa de operaciones para extraerle sus infantiles órganos para un trasplante. La descripción con carácter documentalista de esta degradante historia pone literalmente los pelos de punta al espectador. Llegamos a olvidar que es ficción sabiendo que lo que vemos en la pantalla está basado en hechos reales como describe la novela Sangre y huesos del escritor coreano afincado en Japón Sogil Yan. Junji Sakamoto ha dirigido la película contando con algunas de los mejores estrellas del cine japonés.

El crítico del Japan Times Mark Schilling dijo de esta película que era mucho más que Lolita pero demasiado fuerte para aguantarla. Una crudísima descripción de la pedofilia pero en ningún momento pornográfica. Las escenas de los niños prisioneros tras las rejas de los burdeles, torturados porque el cliente pedófilo no ha resultado satisfecho y se ha quejado, son muy difícilmente soportables para un espectador sensible.

En la película, un periodista japonés en Bangkok quiere investigar los ilegales transplantes de órganos de niños a pacientes japoneses. Una oscura fuente le informa de que los órganos que se transplantan no proceden de niños víctimas de accidentes sino que pertenecen a niños sanos que morirán en el mismo quirófano. Así, asistimos a la compra de una niña de unos diez años por un intermediario y como ésta es esclavizada en un burdel para pederastas occidentales. En una ONG de Bangkok, que trabaja para rescatar niños de los burdeles, el reportero acude para obtener información y conoce a una joven cooperante también japonesa ansiosa por salvar a los pobres niños prostituidos.

El mismo reportero visita a los padres del niño japonés al que le transplantaran un corazón en Bangkok previo pago de 50.000 dólares. Mientras, en los burdeles se “suprime” a los niños que enferman de sida tirándolos literalmente a la basura envueltos en body bags y a la vez se busca entre los niños aún sanos el que sea compatible para el transplante. La llegada al hospital de la niña escogida para sacarle el corazón, vestida de fiesta y prometiéndole golosinas es uno de los momentos con más carga dramática del film. Los padres del pequeño japonés que podrá vivir con un nuevo corazón ya han llegado al mismo hospital con su hijo en brazos.

Desgraciadamente no esperamos que este film llegue a los circuitos europeos. Suponemos a los exhibidores poco interesados en los problemas que descarnadamente expone. Pero la venta de niños, la prostitución infantil, la pedofilia, la venta ilegal de órganos mueven millones de dólares especialmente en Asia. El tremendo problema existe y es real y sus protagonistas infantiles lo siguen sufriendo en este mismo momento en que el lector está leyendo este artículo. La prohibición de exhibir esta impresionante obra cinematográfica en el ‘Festival de Bangkok’ no es más que el querer esconder la basura debajo de la alfombra. Ojos que no ven corazón que no llora pensarían los sumos sacerdotes de la censura para protegernos de esta cara tan fea de la realidad en el siglo XXI.

 

2 Responses to “Pedofilia, prostitución infantil y tráfico de órganos en Asia”

  1. Las primeras y las restantes páginas de la prensa se hacen eco de cualquier cosa antes, que de una catástrofe continuada como ésta.
    No es el tema de conversación en el café; no se mira un matrimonio a los ojos para recordarse, ¡Que los violan! ¡Que los matan! ; no leen esta noticia en la oración de la mañana en los colegios; no buscamos a los hijos para contárselo en el íntimo momento de acompañarlos a la cama; no veremos esta Semana Santa sino Dolorosas y Cristos que se bambolean en los pasos, que son llorados y cantados como expresión de una compasión que ha perdido el rumbo.

  2. Vuelvo de nuevo a estar de acuerdo con Susana y me remito a mi comentario en otro post anterior. El tema de la pedofilia y lo que está avanzando junto con la pornografía con menores en Internet, deberían merecer la atención escrupulosa de toda la sociedad y de todas las confesiones religiosas.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)