El TSJ de Castilla y León da la razón a los seguidores de la vidente Amparo Cuevas: las ‘reparadoras’ son voluntarias y no mantienen una relación laboral

reparadoras-con-anciana-en-grinon-web.JPG

 .

Lo que caracteriza la existencia de una relación jurídica de voluntariado “es el compromiso libre y altruista de prestar un servicio de forma solidaria y no retribuida”, dice el alto Tribunal rechazando una sentencia del juzgado de lo social de Soria.

El Tribunal Superio de Justicia de Castilla y León ha dado la razón a los seguidores de la vidente Amparo Cuevas, y ha resuelto contra una sentencia del juzgado de lo social de Soria que falló a favor de la Inspección de Trabajo, que reclamó las cuotas de la Seguridad Social de las ‘religiosas’ de la Fundación Virgen de los Dolores.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, reconoce, como ya fue probado en su día, que las reparadoras (religiosas laicas) que prestan sus servicios con habitualidad en las residencias de ancianos de la Fundación, lo hacen sin percibir remuneración dineraria alguna, si bien reciben la manutención y vestido necesario, y habitan en la zona privada del inmueble.  

Pero, agrega la Sala de lo Social del TSJ de Burgos, dichos aspectos acreditados “no son suficientes para integrar la relación laboral pretendida… teniendo en cuenta la razón de ser y los objetivos altruistas de las instituciones implicadas y el carácter, marcadamente religioso, de las mismas”.  La Sala recuerda que la Ley del Voluntariado de 1996 destaca que en el momento actual la conciencia social ha llevado a que los ciudadanos, a veces individualmente, pero sobre todo por medio de organizaciones basadas en la solidaridad y el altruismo, desempeñen un papel cada vez más importante en el diseño y ejecución de actuaciones dirigidas a la satisfacción del interés general.  

Y, especialmente colaboren de forma voluntaria y altruista en la erradicación de situaciones de marginación y en la construcción de una sociedad solidaria en la que todos los ciudadanos gocen de una calidad de vida digna.  

La Sala señala, en base a la ley del Voluntariado, que lo que caracteriza la existencia de una relación jurídica de voluntariado “es el compromiso libre y altruista de prestar un servicio de forma solidaria y no retribuida”, lo que en la terminología del Estatuto de los Trabajadores “serían los trabajos realizados a título de ‘benevolencia'”.  

Para el TSJ esta finalidad es la nota esencial que permite “distinguir la realización de actividades de voluntariado de la prestación de servicios laborales, toda vez que el voluntario también actúa y presta servicios bajo la organización y dirección de la entidad con la que colabora, y se encuentra sometido a las órdenes e instrucciones impartidas por la misma”.  

De manera similar, agrega, a la que establece el Estatuto de los Trabajadores para cualquier relación laboral, “pudiendo estar obligado (el voluntario) a respetar un horario de ‘trabajo’ y ‘jornada’ similar a la de todo trabajador por cuenta ajena”.  

“Con las lógicas diferencias -matiza la sentencia- derivadas de la inexistencia de un contrato de trabajo y la inexigibilidad por consiguiente de ciertos comportamientos y actuaciones entre ambas partes”.  

Para la Sala, no es por tanto el modo de realización de sus funciones por parte de los voluntarios en relación con un horario, jornada o sometimiento a las órdenes de la asociación o entidad con la que colaboran, “lo que permitirá en todos los casos distinguir esta situación jurídica de una relación laboral”.  

La existencia o no de una prestación económica -dice el TSJ- “constituye el criterio fundamental para distinguir ambas situaciones”, teniendo en cuenta “el problema que plantea también” que los voluntarios puedan recibir una compensación económica por los gastos realizados para desempeñar su actividad y “tienen derecho a reclamar el reembolso de los mismos”.  

Reconoce el Tribunal que esto “en ciertos casos generará enormes dudas para determinar hasta qué punto esta eventual retribución únicamente tiene como finalidad compensar los gastos, o realmente supone una contraprestación a modo de salario por el trabajo realizado”.

One Response to “El TSJ de Castilla y León da la razón a los seguidores de la vidente Amparo Cuevas: las ‘reparadoras’ son voluntarias y no mantienen una relación laboral”

  1. pompa …

    Some times its a pain in the ass to read what blog owners wrote but this website is very user pleasant!…

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)