Un obispo uruguayo, involucrado en un chantaje por relaciones sexuales con dos presos

francisco-barbosa_valencia.jpg

Una lectora de este blog me envía la noticia con el siguiente comentario: “Te envió con mucho dolor, ésta noticia. Otra herida más para la Iglesia de Jesús. ¿Por qué no renuncian antes, si nadie les obliga a ser sacerdotes? Deberían existir penas judiciales para estos hechos también, pues el daño que le causan a la institución es muy grande. Ojalá que alguien quiera y pueda en algún momento, limpiar las filas de una vez por todas.

El mismo cura denunció que los dos hombres lo extorsionaban con fotografías y le robaron una tarjeta de crédito, un cáliz de la iglesia y otros objetos; el caso está en manos del papa Benedicto XVI.

Viernes 26 de junio de 2009

(http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1143840&pid=6749762&toi=6277)

Por Nelson Fernández
Corresponsal en Uruguay MONTEVIDEO.- La Iglesia Católica uruguaya se vio sacudida por el caso de uno de sus obispos que quedó enredado en un juicio penal con dos ex reclusos con los que mantenía relaciones sexuales, que lo extorsionaban con fotografías y que le habían robado una tarjeta de crédito, un cáliz de la iglesia y otros objetos que iban para parroquias de la zona de influencia del sacerdote.

El caso está en manos del papa Benedicto XVI, ya que el sacerdote en cuestión le informó directamente por una carta. Monseñor Francisco Barbosa era obispo de la ciudad de Minas, a unos 100 kilómetros de Montevideo, desde mayo de 2004, y en setiembre pasado estuvo con la máxima figura mundial de la Iglesia, junta a los otros obispos de Uruguay. El sitio de internet de la Conferencia Episcopal de Uruguay incluye una foto de ese encuentro en el que se ve a Barbosa junto a Benedicto XVI.

El diario local El Observador reveló el caso que no tiene antecedentes en la iglesia uruguaya y que generó conmoción en la comunidad católica de Minas, ciudad de la zona de sierras de este país.

Denuncia

 La relación sexual del sacerdote con los dos reclusos quedó al descubierto porque el propio obispo presentó denuncia ante la justicia penal, al sentirse acosado por sus amantes, que lo chantajeaban con dar publicidad a fotografías de los encuentros.

Monseñor Barbosa había conocido a los dos ex reclusos cuando éstos fueron a pedir asistencia al Patronato Nacional de Encarcelados que en el departamento de Lavalleja dirige un sacerdote. Los hombres tuvieron relaciones sexuales con el sacerdote y le tomaron fotografías con las que lo extorsionaron durante varios meses.

Como el cura no pudo frenar el chantaje, recurrió a la Justicia y se preparó una trampa. Según la investigación de El Observador, el sacerdote dijo que estaba dispuesto a pagar 2000 dólares a cambio de las fotos y en el momento de hacer el pago, la policía atrapó a uno de los hombres que terminó procesado por el delito de extorsión.

Lo mismo se le imputó al otro hombre, que también fue procesado por robo al sacerdote: le había hurtado meses atrás la tarjeta de crédito de Barbosa. Ahora la policía investiga otro hurto de objetos sagrados de la iglesia, porque en la misma fecha que fue robada esa tarjeta de crédito también desapareció del obispado un cáliz y otros objetos que el obispo tenía para regalar a algunas parroquias de la diócesis.

Al quedar al descubierto el caso, por el procesamiento de los dos hombres, Barbosa se reunió con los cinco sacerdotes que conforman el consejo presbiteral de esa diócesis y les contó lo sucedido. Los sacerdotes le dijeron que debía renunciar. El obispo escribió una carta para el Papa y se fue de la zona para estar con su familia, en la zona del litoral con la Argentina.

Mientras, en Minas hay un clima de asombro y pena por la situacion, y los sacerdotes hacen referencias de dolor por el caso durante sus mensajes a la comunidad católica.  

5 Responses to “Un obispo uruguayo, involucrado en un chantaje por relaciones sexuales con dos presos”

  1. Querida amiga: a mi también me producen dolor este tipo de noticias en torno a la sexualidad en los sacerdotes y obispos de la Iglesia católica. La única explicación que tengo es que son humanos como cualquiera de nosotros, pero como tu también me hago siempre la misma pregunta ¿por qué no renuncian desde el principio?, ¿por qué se hacen sacerdotes si no están capacidados para ello?. Y a estas preguntas, fundamentalmente en el tema de la pederastia, me hago y les hago alguna más: ¿por qué el secretismo y el ocultamiento?, ¿por qué siempre se defienden hablando de una conspiración o campaña contra la Iglesia?, ¿por qué la doble moral?, ¿por qué tanta obsesión con la moralidad y la sexualidad de los demás cuando ellos son incapaces, siguiera, de reconocer sus propios pecados?, ¿por qué se intentan silenciar estos hechos y en los casos de delito no se acude directamente a los tribunales?, ¿por qué tantas víctimas que sólo encuentran silencio, humillación, cuando no son acusados de difamar?, ¿por qué tantos católicos se tapan los ojos ante estas situaciones y arremeten contra quienes las denuncian o las sacan a la luz ?. Más trigo y menos prédica, más ejemplo y menos condenas. Un fuerte abrazo y gracias

  2. Esto es el muerto escondido en el sótano cuando ya no puede ocultarse por el olor.
    La imposible mezcla del Evangelio liberador del pecado, el sufrimiento y la muerte, con cada una de las formas esgrimidas para reprimir la sexualidad humana ha venido dando lugar a una culpa convertida en poderosa arma para amenazar conciencias (el muerto). No estaba contemplado que la sexualidad de los consagrados quedara, asimismo, dañada. Pero este mal, ha desencadenado terribles sufrimientos entre los indefensos (más muertos) y es con el silencio de estas consecuencias (el sótano), con lo que quiere evitarse la revisión de que hay algo mal desde el cominezo.
    El dolor se ha abierto paso y empiezan a conocerse los abusos (el olor).
    No es la peor noticia el conocer los abusos, lo que estos hechos apuntan es a la maldad intrínseca de la represión sexual y del silencio cómplice.

  3. Estoy de acuerdo con Susana, fundamentalmente en lo concerniente a la represíón sexual y silencio cómplice. No todo el mundo está preparado para el celibato y para vivir en un mundo donde la sexualidad se oculta como si de una enfermedad terrible y contagiosa se tratara, y donde el hombre o la mujer queda castrado de una de sus cualidades más importantes como ser humano. Reprimir la sexualidad como se viene haciendo en la Iglesia católica no es la mejor manera de lograr sacerdotes y religiosas sanamente equilibrados, salvo excepciones que resultan casi heroicas.
    Yo, por supuesto estoy a favor del celibato voluntario.
    No puedo juzgar el comportamiento del obispo uruguayo. Estoy convencido de que su sufrimiento y vergurenza deben ser difíciles de soportar. Efectivamente debe revisarse algo que está mal desde el principio.

  4. Existe una gran diferencia entre juzgar a la persona y al acto realizado por ella.
    A la persona sólo la juzgará Dios, como a todos nosotros .Pero nuestras acciones son hechos concretos y más aún cuando se daña a terceros. Lo que está mal, está mal, y eso es precisamente lo que debemos juzgar. El obispo, como persona, como criatura hija de Dios, debe seguir teniendo nuestro apoyo solidario y caridad cristianas, pero bajo ningún concepto podemos avalar y justificar sus hechos.

  5. En este caso hay de todo, pecado, delito y corrupcion, vamos que no dejo nada por hacer….jejeje

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)