Tamayo pide a la Iglesia católica campañas y manifestaciones de sensibilización y solidaridad ante la crisis económica

logo-congreso-teologia-xxix-juan-xxiiii.jpg

 .

Me gustaría recordar que el conflicto de Jesús con las autoridades políticas y religiosas de su tiempo no fue por reclamar espacios de influencia en la esfera del poder, ni por conseguir beneficios en el terreno económico, ni por hacer con un puesto en el Sanedrín, sino por denunciar a los poderosos, por denunciar la acumulación de bienes, la idolatría del Dinero, incompatible con la adoración a Dios.

Madrid, 4 sep.- El teólogo y secretario general de la Asociación Juan XXIII, Juan José Tamayo,  pidió ayer a la jerarquía eclesiástica católica “campañas y manifestaciones de sensibilización ante la crisis y de solidaridad con los sectores más vulnerables de la misma”.

Tamayo presentó en Madrid el XXIX Congreso de Teología de la “Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII”, que en esta edición debatirá sobre la postura y posición del cristianismo ante la crisis económica, de la que dijo “no es originariamente económico-técnica, sino un problema ético, económico y político”.

En su origen, agregó, se encuentra el actual sistema social y económico neoliberal, “la gran blasfemia de nuestro tiempo”, como ha dicho Pedro Casaldáliga, que legitima y generaliza la corrupción en sus diversas modalidades, como se ha puesto de manifiesto en los dos últimos años de manera especial: desfalcos, fraudes, estafas, extorsiones, despilfarro, abusos en el mercado financiero, codicia, falta de control, abusos de poder, falsas informaciones y engaño a la ciudadanía, etc.

Prácticas todas ellas apoyadas por la mayoría de los Estados y de sus gobiernos a través de políticas de liberalización de la economía, que generan empobrecimiento en la mayoría de la población mundial y constituyen un retroceso en la defensa del bien común y de los derechos humanos, reducidos al derecho de propiedad.

El teólogo afirmo que “el neoliberalismo es intrínsecamente inmoral ya que genera discriminaciones económicas, culturales, étnicas, sexistas, injusticias estructurales y violencia institucional”.

Y agregó que las respuestas a la crisis “no se orientan a promover políticas públicas, prácticas emancipatorias y programas de lucha contra la marginación, sino que vienen a salvar al capitalismo con la concesión de ingentes sumas de dinero procedentes del erario público, para que sigan enriqueciéndose y extorsionando a los pobres”.

Durante su intervención Tamayo resumió la historia de los 29 congresos realizados por la Asociación Juan XXIII “como conciencia crítica de la Iglesia y la sociedad”, como “signo de vitalidad” y del “cristianismo liberador que representa”, y como un nuevo “modo de hacer teología, que cuenta con una fuerte resistencia en algunos sectores de la Iglesia católica institucional”.

Tras analizar las causas de la crisis, se preguntó como ha reaccionado la jerarquía eclesiástica, qué actitudes ha adoptado y como la ha afrontado, y aunque reconoció que en casos particulares y a nivel testimonial, haya sido sensible a la misma, y se han dado actuaciones loables, por ejemplo, en algunas diócesis, con el destino de un tanto por ciento del sueldo de los sacerdotes a la solidaridad con los sectores más vulnerables de la población, o en algunos pronunciamientos muy loables,  “a nivel institucional, creo que no ha habido la sensibilidad necesaria”.

“La encuentro, señaló, más preocupada por cuestiones de poder y por seguir defendiendo situaciones de privilegio en el terreno económico, reclamando el incremento de la asignación tributaria, mas no para su distribución entre los sectores más afectados por la crisis, sino para su propia reproducción, retroalimentación ideológica y refuerzo de sus instituciones”.

“Está en conflicto con el gobierno, ciertamente, pero no por exigirle políticas sociales redistributivas y políticas económicas a favor de los sectores más vulnerables, sino para mantener los privilegios de antaño e incluso por aumentarlos”, indicó el orador.

Juan José Tamayo señaló que “cada año hace campañas, a cuál más agresivas, entre la ciudadanía para que los ciudadanos pongan la x en la casilla de la Iglesia Católica en la Declaración de la Renta o para que los alumnos se inscriban en la clase de Religión Católica. Lleva a cabo manifestaciones contra el matrimonio homosexual. Está en su derecho. Pero resultan más prioritarias y más conformes al Evangelio las campañas y manifestaciones de sensibilización ante la crisis y de solidaridad con los sectores más vulnerables de la misma. Y, sin embargo, no las hace”.

Y recordó que “el conflicto de Jesús con las autoridades políticas y religiosas de su tiempo no fue por reclamar espacios de influencia en la esfera del poder, ni por conseguir beneficios en el terreno económico, ni por hacer con un puesto en el Sanedrín, sino por denunciar a los poderosos, por denunciar la acumulación de bienes, la idolatría del Dinero, incompatible con la adoración a Dios”.

2 Responses to “Tamayo pide a la Iglesia católica campañas y manifestaciones de sensibilización y solidaridad ante la crisis económica”

  1. Como mosca que no sabe dónde posarse, me ronda la idea de la inutilidad de las declaraciones, tanto de la Jerarquía como las de J.J. Tamayo, sin marginar las de los políticos.
    El problema creo que radica en que la ortodoxia sin ortopraxis es pura hipocresía de la que ya estamos más que hartos.

  2. Me ha gustado lo de la mosca…

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)