El teólogo español Juan José Tamayo gana el premio internacional de estudios islámicos de Túnez

gran_juan_jose_tamayo-web.jpg

Tamayo, catedrático de teología de la Universidad Carlos III de Madrid, consiguió el premio por su obra ‘Islam: cultura, religión y política’, publicada en España por la editorial Trotta.

Madrid, 17 septiembre (Fuente: Editorial Trotta).- El teólogo español Juan José Tamayo ganó la octava convocatoria del Premio Internacional del Presidente de la República tunecina para Estudios Islámicos, al que optaban 28 candidatos de 13 nacionalidades distintas, informaron hoy fuentes oficiales.

Tamayo recogió el premio de manos del presidente tunecino, Zin El Abidín Ben Alí, durante una ceremonia celebrada anoche tras la cena de ruptura del ayuno del mes de Ramadán (Iftar), celebrada en el palacio de Cartago.Tamayo, catedrático de teología de la Universidad Carlos III de Madrid, consiguió el premio por su obra ‘Islam: cultura, religión y política’, publicada en España por la editorial Trotta.

El jurado consideró que la obra aporta ‘una contribución a la consolidación de una imagen luminosa del Islam basada en los principios de moderación, solidaridad y ayuda mutua’.

Asimismo, estimó que “enriquece el pensamiento y el esfuerzo del Ijtihad (interpretación creadora del Corán y del Islam), que se fundamenta en el diálogo y la apertura, rechazando el inmovilismo y el repliegue sobre sí mismo”.

En declaraciones a la Agencia EFE, Tamayo declaró que ‘después de haber dedicado más de 50 libros a la Teología de la Liberación y a la crítica del integrismo de la jerarquía católica, se imponía adentrarse en el Islam por el gran impulso histórico que está teniendo en los últimos años’ en la esfera internacional.

El teólogo criticó que en Occidente “existe un imaginario social que considera al Islam como una religión machista, patriarcal y fundamentalmente violenta”.

“El libro premiado pasa revista a estos y otros estereotipos y prejuicios que no forman parte de la esencia del Islam, pero que son útiles a un Occidente que siempre necesita a un enemigo”, dijo Tamayo.

El libro

“Islam: cultura, religión y política”, aborda el islam como una importante fuerza religiosa, política y cultural en el mundo, al tiempo que una fuente inagotable de espiritualidad de la que han bebido y siguen bebiendo millones de seres humanos. El futuro de la humanidad no puede construirse contra el islam, ni al margen del islam, sino en colaboración con él, sostiene Tamayo. islam-portada-libro-tamayo.jpg

Tras cuestionar algunos de los estereotipos sobre el islam, este libro reconstruye la figura de Muhammad a la luz de las nuevas investigaciones y hace un recorrido por los principales hitos de la historia del islam, destacando su presencia en España y sus diferentes tendencias (sunnitas, chiítas, sufíes, euroislam), que desmienten la idea de una religión uniforme. En el centro del análisis se encuentran el Corán, estudiado a la luz de los métodos histórico-críticos, la Shari’a, tratada desde la crítica de los sectores reformistas de dentro y de fuera del islam, los cinco pilares del islam, interpretados desde la opción por los pobres, y el monoteísmo en perspectiva ética.

Objeto específico de estudio desde una perspectiva feminista son dos cuestiones polémicas: los derechos humanos y las mujeres en el islam. La obra se completa con los principales diálogos entre cristianismo e islam a lo largo de la historia y con la propuesta de una teología islamo-cristiana de la iberación.

Algunos contenidos del libro:

 1. ¿Religión fundamentalista?

Se acusa al islam de ser una religión en su conjunto fundamentalista e integrista, cuando el fundamentalismo es una desviación o, peor todavía, una perversión, y no pertenece a su esencia, aun cuando contenga algunos rasgos fundamentalistas como sucede en la mayoría de las religiones. Se acusa al Profeta de mujeriego, obseso sexual, iluminado, violento, despiadado, guerrillero, e incluso terrorista y de otros vicios incalificables.

Es el caso de las caricaturas, de muy mal gusto y peor calidad, publicadas por el diario danés Jyllands-Postern, en septiembre de 2005, y reproducidas, con ánimo de atizar la polémica, por la revista cristiana noruega Magazinet y por varios medios de comunicación europeos unos meses después, que vienen a confirmar los estereotipos peyorativos de Occidente sobre el islam y que constituyen, en mi opinión, un uso irresponsable de la libertad de expresión, al tiempo que una provocación para el mundo islámico.

Provocación que puede hacer descarrilar las iniciativas políticas de paz llevadas a cabo por algunos organismos internacionales y por gobiernos democráticos de Occidente y del mundo musulmán, como España y Turquía, que han copatrocinado la Alianza de Civilizaciones, y cuyos presidentes de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y Tayyip Erdogan respectivamente, hicieron llamadas a “oír la voz de la razón”, al respeto y a la calma.

El problema no es la legalidad o no de la publicación de las caricaturas, sino su moralidad. Coincido con los dos dirigentes políticos citados en que la publicación “puede ser perfectamente legal, pero puede ser rechazada desde el punto de vista de la moral y de la política”, porque “no hay derecho sin responsabilidad y sin respeto a las diferentes sensibilidades”. Se trata, además, de una irresponsabilidad que pudiera haber arruinado los buenos resultados que hasta entonces estaban dando las múltiples plataformas de diálogo interreligioso e intercultural.

Amparándose en la libertad de expresión, que es un derecho irrenunciable, se ha demonizado al fundador del islam, una religión con más de 1.200 millones de seguidores y seguidoras. Demonización que refuerza la creciente islamofobia instalada en la poblaciónoccidental.(…)

  2. ¿El yihad, sexto pilar del islam?

Se presenta el yihad como guerra santa contra los infieles, cuando esa concepción responde sólo a posiciones integristas radicales y cuando el verdadero significado de yihad es esfuerzo por la propia perfección en el camino hacia Dios y lucha contra el egoísmo. Se presenta la guerra santa como uno de los pilares del islam junto con la unicidad de Dios, la oración, la limosna, el ayuno y la peregrinación a Meca, cuando, en realidad, la idea de guerra santa surge en el cristianismo durante la Edad Media con las cruzadas contra islam. La única forma de guerra que justifica el Corán es la defensiva.

Se habla con ligereza y sin matices de terrorismo islámico, vinculando, unas veces inconscientemente y otras a conciencia, terrorismo con islam, cuando es terrorismo de Al Qaeda y de otros grupos extremistas….

La Junta Islámica de España emitió en marzo de 2005 una fatwa contra Osama Bin Laden, Al Qaeda y cuantos pretenden fundamentar el terrorismo en el Corán o la Sunna. Según la fatwa, el islam rechaza el terrorismo en todas sus manifestaciones, sea que cause la muerte sea que atente contra personas inocentes o sus propiedades. Los atentados terroristas reivindicados por autodenominados “musulmanes”, sigue diciendo la Junta Islámica de España, perjudican gravemente al islam, a quien miméticamente se asocia con la violencia. Asimismo, generan en la ciudadanía una imparable espiral de islamofobia. Quienes cometen dichos actos violentos están transgrediendo las enseñanzas del Corán y se tornan apóstatas de su religión. Es el caso de Bin Laden y su organización Al Qaeda, responsables de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos y del 11 de marzo de 2004 en Madrid. La fatwa considera deber de todo musulmán luchar activamente contra el terrorismo. Pide al Gobierno español y a los medios de comunicación que no utilicen la palabra islam o islamista cuando se refieran a los malhechores responsables de los atentados terroristas, ya que no es conforme a derecho….

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)