La esperanza de los mártires

ellacuria_lápida web. jpgEn esto últimos tiempos Benedicto XVI ha retomado las beatificaciones y canonizaciones que Juan Pablo II hizo de forma masiva durante su pontificado. Seguimos sin encontrar (tampoco es que lo deseemos) ninguno de los mártires que los gobiernos de derecha asesinaron.

Por Redacción de Alandar

Noviembre 2009 nº 262 – OPINIÓN – Editorial 

Este mes hace 20 años del brutal asesinato de los jesuitas en El Salvador. Fue en la madrugada del 16 de noviembre de 1989. Murieron 6 jesuitas y dos mujeres: Ignacio Ellacuría, Ignacio Martín Baró, Segundo Montes, Joaquín López y López, Amando López, Juan Ramón Moreno y Elba y Celina Ramos. Los antecedentes, la crónica del crimen, los acusados y todo el largo proceso vivido durante estos 20 años se pueden leer de manera exhaustiva en la web de los jesuitas de El Salvador (http://www.uca.edu.sv/martires).

Los mártires de El Salvador siguen vivos. Viven en nuestra memoria, en el pueblo, en los proyectos que ellos dieron vida… Ellas y ellos siguen vivos porque la muerte corporal no puede acabar con la presencia y el impulso de las vidas que dan y se dan hasta la muerte. Y sus muertes engendran vidas.

Ellos dieron la vida y plantaron las semillas de vida en la universidad de la UCA, donde los hijos de los ricos recibían (y reciben) educación y formación para cambiar el mundo en favor de los pobres. Hoy su presidente es un antiguo alumno de la UCA. Hoy los pobres y excluidos de El Salvador tienen un poco más de esperanza en sus vidas.

Los gérmenes de vida de estos mártires son fuerza y ánimo para las comunidades de base que se comprometen en El Salvador y en otros lugares del mundo, con su trabajo y con su vida para lograr esa otra iglesia posible. Comunidades que trabajan y viven para conseguir ese otro mundo más justo para todos y todas los que son brutalmente excluidos de este sistema inhumano.

En esto últimos tiempos Benedicto XVI ha retomado las beatificaciones y canonizaciones que Juan Pablo II hizo de forma masiva durante su pontificado. Seguimos sin encontrar (tampoco es que lo deseemos) ninguno de los mártires que los gobiernos de derecha asesinaron. Pero… tomando las palabras de Jon Sobrino a Ellacuría: “De venturas y desventuras está hecha la historia. Grandes son las desventuras en nuestros días. Pero también hay venturas, las que provienen del amor y ponen norte a un mundo desquiciado. Y, además, hay esperanza. De Jesús, de los pequeños de este mundo, de ustedes los mártires, sigue llegando una brisa venturosa, una modesta esperanza, que nos anima a seguir caminando, a construir una civilización de la pobreza. Eso es lo que nos va a civilizar a todos.”

2 Responses to “La esperanza de los mártires”

  1. En algunos blogs cuyos blogueros propietarios autoconsideran conservadores, tradicionalistas y de derechas, he tratado de defender la “memoria martirial” de los jesuitas asesinados en la UCA, al tiempo que la de tantos y tantas anónimos que dieron la vida por,en efecto, “implicarse activa y políticamente” en las luchas sociales de liberación, y resulta que todos a uno me descalifican, insisten en que no tengo razón,en que veo a la Iglesia desde el faro del izquierdismo…
    Casi no me importa que en casi nada les parezca a los tales que la verdad de los hechos y larazón me asisten, sino que no consigo entender cómo rechazan sistemáticamente que en efecto, a pesar de sus aciertos y errores, de sus luces y sus sombras, Ignacio Ellacuría y el resto de compañeros murieron como murieron porque se comprometieron a favor de los sectores más desfavorecidos de lasociedad en que les tocé ejercer su ministerio pastoral e intelectual. Yo, que como militante católico o católico militante debo ser probablemente muy simple y mediocre, no podría,desde luego, afirmar que murieron por ser marxistas y quedarme tan pancho.
    Y resulta que denuncias lo anterior y el sesgado eres tú (o sea, yo), el progre, el filoizquierdista, el marxistizante, el que envenena la Iglesia con espurias tesis materialistas y de lucha de clases.
    Me cuesta entender que esto pase en la Iglesia, la verdad.

  2. Por tanto -que se me olvidaba-, a menudo me da por pensar que detrás de la firme ortodoxia de no pocos católicos que a sí mismos se califican de derechas, asoma la ideología que profesan. Es que si no fuese así, desde luego no me cuadrarían algunas de sus reacciones, puesto que, en efecto, pueden sostener que Ellacuría y sus compañeros no murieron exactamente por odio a la fe (que parece ser la condición indispensable para que te declaren mártir cristiano),sólo que de ahí a despreciarlos acusándolos de marxistas, de envenenadores de la doctrina de la Iglesia… Y sobre todo, empeñarse en afirmar que intelectualmente no valieron un comino, o que pastoralmente fueron un desastre; o que José Ignacio González Faus es un cristólogo penoso y pernicioso…
    Sigo sin entender.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)