Los Jesuitas recuerdan a Ellacuría y sacerdotes asesinados en El Salvador

ellacuria_lápida web. jpgA finales de 2008, dos organizaciones de defensa de los derechos humanos -acogiéndose al principio de ley universal para los crímenes de lesa humanidad – denunciaron en la Audiencia Nacional Española al ex-presidente Alfredo Cristiani y 14 miembros de su ejército por su presunta implicación en los asesinatos de la UCA. La querella está siendo estudiada actualmente.

Madrid, 14 de noviembre (Por Trastevere).- Los jesuitas conmemoran durante estos días  en España el 20 aniversario de los asesinatos de Ignacio Ellacuría, otros cinco sacerdotes y dos mujeres en la Universidad Centroaméricana (UCA) de El Salvador, con diversos actos en las distintas comunidades autónomas.

La madrugada del 16 de noviembre de 1989, un destacamento de soldados salvadoreños del batallón Atlacatl entró en la UCA) de San Salvador con la intención de matar a los jesuitas Ignacio Ellacuría, Segundo Montes e Ignacio Martín-Baró.

Las órdenes indicaban que no podían quedar testigos por lo que, además, fueron asesinados tres sacerdotes – Amando López, Juan Ramón Moreno y Joaquín López – la trabajadora de la Universidad, Julia Elba, y su hija de quince años, Celina Ramos.

El asesinato de Ellacuría y de sus compañeros ya había sido anunciado. Miembros de las Fuerzas Armadas habían calificado la UCA como un “refugio de subversivos” y Ellacuría, empeñado en buscar una solución negociada a la guerra civil, se había convertido en uno de los objetivos más deseados por los militares.

Los seis jesuitas, de los que cinco eran españoles, se convirtieron en un símbolo del trabajo en las fronteras que caracteriza a los miembros de la Compañía de Jesús.

Ignacio Ellacuría nació en 1930 en Portugalete, cerca de Bilbao. Hijo de un médico oftalmólogo, era el cuarto de cinco hermanos. Después de estudiar en el colegio de los jesuitas de Tudela (Navarra), entró en el Noviciado de la Compañía de Jesús a los 17 años.

Un año después ya estaba en el nuevo Noviciado de San Salvador, en Santa Tecla. Cursó estudios de Humanidades y Filosofía en Quito (Ecuador) y de Teología en Innsbruck (Austria). Realizó el Doctorado en Filosofía en Madrid, bajo la dirección de Xavier Zubiri, precisamente sobre el pensamiento de este filósofo vasco, con el cual colaboró estrechamente.

En 1967 regresó a El Salvador, donde trabajó con intensidad en la Universidad de los jesuitas, de la que fue rector desde 1979 hasta el momento de su muerte, en 1989, a la edad de 59 años.

Ellacuría denunció desde la UCA las condiciones de explotación y de miseria de la mayoría campesina del país, compromiso en el que coincidió con el arzobispo de San Salvador, Óscar Arnulfo Romero, que también fue asesinado mientras celebraba misa en 1980.

El asesinato de los jesuitas y de las dos mujeres provocó una conmoción tal en la comunidad internacional que, finalmente, la administración de los Estados Unidos abogó por un proceso de paz, firmado el 31 de diciembre de 1991 en Nueva York.

Por los asesinatos fueron enjuiciados en El Salvador varios militares, pero sólo dos fueron condenados en 1991. Poco tiempo después, en 1993, quedaron en libertad, gracias a la aprobación en el Parlamento de la ley de amnistía.

La Comisión de la Verdad que investigó las violaciones de los derechos humanos cometidas durante la guerra reveló que la orden de asesinar a Ellacuría y sus compañeros salió de los máximos responsables del Ejército.

Las peticiones de abrir el caso presentadas por los jesuitas en El Salvador no han prosperado. También se ha intentado reabrirlo a través de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, de la Organización de Estados Americanos.

A finales de 2008, dos organizaciones de defensa de los derechos humanos -acogiéndose al principio de ley universal para los crímenes de lesa humanidad – denunciaron en la Audiencia Nacional Española al ex-presidente Alfredo Cristiani y 14 miembros de su ejército por su presunta implicación en los asesinatos de la UCA. La querella está siendo estudiada actualmente. 

7 Responses to “Los Jesuitas recuerdan a Ellacuría y sacerdotes asesinados en El Salvador”

  1. Yo conocí a Ellacuría y a la mayoría de los otros asesinados, en El Salvador en 1986, obviamente no tan de cerca como PM Lamet. Me siento orgulloso de ellos, siempre digo que tuve la suerte de convivir con mártires y santos, tras lo cual uno “no tiene miedo o respeto de hombre alguno”, porque ha conocido a los mejores.
    Yo vi soldados de ese batallón y las consecuencias de su barbarie con mis propios ojos.
    No queda en mí rencor alguno, ni pena porque no se haya hecho justicia, porque confío en la justicia de Dios y porque además de Ellacu y sus compañeros, pienso en los cientos y miles de mártires anónimos de toda la América Latina en esas décadas.
    San Romero de América, pastor y mártir, nos guíe, bendiga y proteja en la vida y en la muerte, y nos anime a buscar una justicia que raramente hallaremos en esta vida y en este mundo.

  2. Los militares que asesinaron a los jesuitas aseguraron que mataban a curas comunistas. Veinte años después, católicos muy conservadores, integristas, muy de derechas, siguen pensando lo mismo de los jesuitas asesinados. Y mientras, consideran que personajes como Francisco Franco, monseñor José Guerra Campos o monseñor Fellay (líder de los cismáticos de Marcel Lefbvre) son “tres de los nuestros”.
    Y si se te ocurre reivindicar la memoria subversiva de los jesuitas mártires, entonces es que eres un hereje,un laicista, un masón, un…

  3. Hola ,soy Toñi Testigo de Jehová ,solo quería dejarte un enlace interesante basado en la biblia,te mando saludos desde Madrid

    http://www.watchtower.org/s/200805a/article_01.htm

  4. Gracias Teófilo por participar en el blog, y ¡bienvenido!. Estoy muy de acuerdo con ud en la mayoría de sus comentarios.
    También mi bienvenida a Ángel García Forcada.

  5. […] http://blogs.21rs.es/trastevere/2009/11/14/los-jesuitas-recuerdan-a-ellacuria-y-sacerdotes-asesinado… […]

  6. Independientemente la tendencia politica que tuviesen estos Sacerdotes, no da razon alguna para que se les quitase la vida. Todos tenemos opiniones y formas de pensar, influenciadas mayormente por nuestra crianza, valores, experiencias ect. Ellos vivieron las injusticias descabelladas de una guerra civil y como hombres de Dios buscaban un bienestar para el pueblo que sufria todas esas injusticias. Recordemos que los americanos cuando estuvieron luchando por su independencia fueron catalogados como terroristas y revolucionarios por los Ingleses.

    Teófilo liberto quiero que sepas que respeto tu opinion pero no estoy de acuerdo con ella. Aparentemente, de acuerdo con tus aseveraciones , reflejan que nunca has presenciado y/o experimentado el sufrir de un pueblo que busca igualdad. Acuerdate que estamos hablando de unos seres humanos que dedicaron su vida al servicio de la humanidad y lo menos que merecen es respeto..asi como todos los que han muerto por un ideal o una causa. Eso es vivir!!! De que vale pasar por esta vida sin un proposito y sin Fe de que lo que es no tiene que ser!!!

  7. POR QUE TODOS MIENTEN SIN AFRONTAR LA VERDAD ??.

    PODEMOS CONVERSAR, Y DE UNA VEZ ACLARAR AL MUNDO TODAS LAS FALSEDADES PUBLICADAS SOBRE LA MASACRE. OCURRIDA , ASÍ COMO LOS INVOLUCRADOS EN LA MISMA, QUE SIGUEN CAMPEANDO A SUS ANCHAS Y RIÉNDOSE DEL MUNDO, INCLUSO LOS QUE PARTICOIPARON EN LA COMISIÓN DE LA VERDAD, QUE EMITEIRON LOS INFOR,MES POR LOS DINEROS RECIBIDOS.

    LOS HECHOS QUE RELATE SON CIERTOS Y SIN OCOLTUICIONES.

    COMUNIQUENSE SRES “” BRA ZO ARMADO DE LAIGLESIA 22,

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)