Estado, Iglesia católica y Policía ocultaron de la mano el abuso a menores en Irlanda

pedofilia1 webDurante mi ausencia  de Madrid  ha vuelto a salir a la palestra el caso de los abusos a menores en Irlanda durante décadas, informe que ya levantó una amplia polvareda durante el pasado mes de mayo. Los medios de comunicación han venido informando del escándalo tras publicarse el informe en estos días, y de las peticiones de perdón por el Gobierno irlandés y el de Australia, en este segundo caso  por haber acogido en su día a los menores “deportados” a sus centros. Retomo la noticia con lo último publicado al respecto, firmado por Iñaki Irigoien en Gara y recogido por http://www.rebelion.org/noticia.php?id=96106 

29 de noviembre de 2009 

Durante tres décadas, cientos de menores fueron torturados y violados en instituciones religiosas irlandesas y sus denuncias ignoradas por la jerarquía eclesiástica y por las autoridades civiles y políticas. Ahora el Estado pide perdón y la Iglesia intenta minimizar el impacto de la verdad. 

Durante treinta años la jerarquía eclesiástica irlandesa ha negado y ocultado con arrogancia las torturas y el abuso sexual que sacerdotes, monjas y frailes infligieron a menores a su cargo. Esta es una de las conclusiones del informe sobre las denuncias de antiguos alumnos de escuelas religiosas en la diócesis de Dublín. El documento reconoce el sufrimiento de las víctimas, infligido por la Iglesia, y permitido por el Gobierno y la Policía, que decidieron cerrar los ojos ante las denuncias de las víctimas y sus familiares. 

El informe recoge las denuncias de las víctimas del abuso, después de décadas de olvido y renovado abuso bajo la forma de negación, contraacusaciones y marginación. Ahora es el momento de la justicia, con organizaciones que agrupan a las víctimas, como «Uno de Cuatro» -se refiere al número de menores que sufrieron abusos bajo la tutela de instituciones religiosas-, que exigen que se inicien procedimientos judiciales. 

«Si no se actúa, será una oportunidad perdida de reforzar los estándares de la protección al menor en este país», apuntaba Andrew Madden, uno de los menores agredidos por el sacerdote Ivan Payne.

 Durante tres años, la jueza Yvonne Murphy ha investigado las denuncias realizadas contra 46 sacerdotes entre los años 1975 y 2004 . El resultado final ha sido un documento -descrito por el primer ministro irlandés Brian Cowen como «espantoso y perturbador»- que posiblemente será el golpe de gracia final a la influencia de la Iglesia católica en la sociedad irlandesa, y que acusa al arzobispado de Dublín de una «preocupación obsesiva por el secretismo y por evitar el escándalo» frente a «la poca o inexistente preocupación por el bienestar de los menores víctimas de los abusos». 

El informe condena la actitud de los cuatro arzobispos de Dublín, de «denegación, de arrogancia y de ocultamiento» y el uso de las «estructuras y reglas» de la Iglesia católica para negar justicia a las víctimas. Pero la jueza Murphy va más allá, ya que responsabiliza al Estado de connivencia tanto por cerrar los ojos como por negarse a aplicar la legalidad vigente a los miembros de la Iglesia responsables de los abusos. El Gobierno irlandés pidió perdón «sin reservas o equívocos» por el fallo de las agencias estatales a la hora de tratar el tema de los abusos. 

«Las autoridades estatales facilitaron el ocultamiento con el incumplimiento de su responsabilidad de administrar la ley con ecuanimidad para todos y permitiendo que las instituciones de la Iglesia se situaran fuera de los límites de los procesos ordinarios de ejecución legal», acusa el informe, que también apunta a que en los casos que se denunciaron ante la Policía, los oficiales al mando consideraron que los sospechosos estaban fuera de su jurisdicción, y algunos se limitaron a informar a la diócesis en lugar de investigar las acusaciones.

El Comisionado de la Policía irlandesa (Garda) Fachtna Murphy, describió el contenido del informe como «difícil y horroroso», particularmente en lo que se refería a la falta de protección de las víctimas por parte del Estado. 

En situaciones de riesgo 

El informe concluye que las leyes de protección del menor no otorgaron suficientes poderes a las autoridades sanitarias para proteger a los menores agredidos o que se encontraban en situaciones de riesgo. 

Entre las conclusiones destaca que todos los arzobispos y muchos de los obispos auxiliares de Dublín decidieron ocultar la situación, y ninguno de los cuatro arzobispos informó sobre su conocimiento de los crímenes a la Policía. Irónicamente, para acallar cualquier inquietud moral sobre sus actuaciones, las autoridades religiosas usaron el concepto de «reserva mental», que les permitía engañar a la gente sin que la Iglesia les considerara culpables de mentir.

Los sacerdotes que denunciaban ante las autoridades eclesiásticas conductas inapropiadas de sus colegas eran ignorados, reforzando una política de «no preguntes, no cuentes» dentro de la Iglesia. Los sospechosos de abusos a menores eran destinados a una nueva parroquia, donde reiniciaban sus abusos. 

El ministro irlandés de justicia, Dermot Ahern, promete ahora que «un alzacuellos no protegerá a un criminal» y que cazará «a los policías que permitieron los abusos». 

La iglesia pide perdón mientras el Vaticano calla  

El arzobispo de Dublín, Diarmuid Martin, y el cardenal Séan Brady expresaron su vergüenza y tristeza. 

Estas declaraciones, además de la reacción institucional ante el informe, han incrementado la presión sobre cinco obispos a los que se nombra en el informe como responsables de la ocultación e impunidad de los abusos a menores. El obispo de Limerick, Donald Murray, uno de los más criticados en el documento -fue obispo auxiliar durante los hechos- dijo que lamentaba sus acciones pero se niega a dimitir. Asimismo, la Iglesia irlandesa intenta evitar nuevas investigaciones en otras diócesis, después de las devastadoras acusaciones sobre Ferns y Dublín. 

La publicación del informe ha renovado las críticas contra el Vaticano, que ni tan siquiera respondió a las peticiones de información, con la excusa de que las comunicaciones no habían seguido los cauces diplomáticos adecuados.

http://www.gara.net/paperezkoa/20091129/169456/es/Estado-Iglesia-Policia-ocultaron-mano-abuso-menores-Irlanda

Hermanos Cristianos asumen pago por abusos sexuales

Por su parte, la Agencia EFE, en una información recogida por  http://www.lanacion.cl/irlanda-hermanos-cristianos-asumen-pago-por-abusos-sexuales/noticias/2009-11-25/101406.html, el pasado 25 de noviembre, informó de que los Hermanos Cristianos, la orden católica más denunciada en el informe del pasado mayo sobre abusos sexuales a menores en Irlanda, anunciaron hoy que destinarán 161 millones de euros para indemnizar a las víctimas. 

Aquel documento, conocido como “Informe Ryan”, conmocionó a este país al revelar que miles de menores fueron objeto de abusos sexuales y torturas físicas y psíquicas en instituciones estatales regentadas por religiosos durante casi 70 años. 

Ante la presión social, las 18 órdenes citadas en el informe se vieron obligadas a renegociar con el Gobierno un pacto firmado en 2002 que les concedía inmunidad económica al fijar el máximo de sus indemnizaciones en sólo 127 millones de euros. 

Esa cantidad cubre sólo una pequeña parte de la factura final, pues se sabe que el plan de compensaciones para las víctimas asciende a 1.300 millones de euros y que la mayoría de este desembolso iba a salir de las arcas del Estado. 

En un comunicado, los “Hermanos Cristianos” indican que han aumentado en 34 millones de euros su anterior contribución, hasta los 161 millones, lo que representa, según los religiosos, el 67 por ciento del valor de su patrimonio en Irlanda. 

La orden donará 30 millones de euros a un fondo gubernamental y destinará cuatro más a programas que ofrecen ayuda psicológica a las víctimas de los abusos. 

Como estaba previsto, los “Hermanos Cristianos” trasferirán también varias instalaciones deportivas y de recreo, valoradas en 127 millones de euros, a un fondo gestionado por el Estado y el Edmund Rice Schools Trust (ERST). 

Según la nota, estas donaciones y las efectuadas desde 1996 por la congregación elevan a 190 millones la cifra total de su contribución al plan de indemnización. 

“Los incrementos detallados son consecuencia del reconocimiento por los Hermanos Cristianos de la vergüenza y pena causados por las revelaciones del Informe Ryan. Sabemos y lamentamos que nada de lo que digamos o hagamos hará que las víctimas de abusos olviden el pasado”, dice el texto. 

“Las decisiones tomadas -agrega el comunicado- para reconocer nuestra obligación moral hacia los supervivientes del abuso y hacia la gente de Irlanda serán reflejo de nuestra disposición para colaborar plenamente en crear una nueva realidad en el cuidado de los menores.” 

El anuncio de los “Hermanos Cristianos” se produce un día antes de que una comisión investigadora dé a conocer sus conclusiones sobre denuncias de abusos sexuales cometidos por sacerdotes católicos en la archidiócesis de Dublín. 

El informe, de 700 páginas, verá la luz este jueves con una serie de cortes para no prejuzgar presentes o futuros casos penales, al mismo tiempo se permitió la eliminación del texto de toda referencia a aquellos sacerdotes que se enfrentan a procesos penales ante el temor de que pudiera afectarlos y se utilizarán seudónimos para proteger la identidad de otros. 

Un total de 450 personas han presentado acusaciones de abusos sexuales contra ex sacerdotes de esa diócesis por hechos sucedidos desde 1940. 

La comisión investigadora de la archidiócesis de Dublín examinó las acusaciones contra 46 sacerdotes así como el manejo del escándalo por parte de 19 miembros de la jerarquía católica, entre ellos el cardenal Desmond Connell.

—-

Más información en este blog:

http://blogs.21rs.es/trastevere/2009/06/14/benedicto-xvi-pide-justicia-y-que-se-sepa-la-verdad-sobre-abusos-en-irlanda/ 

http://blogs.21rs.es/trastevere/2009/05/25/endemia-catolica/ 

http://blogs.21rs.es/trastevere/2009/05/25/el-arzobispo-de-dublin-demanda-a-las-ordenes-religiosas-afectadas-por-los-abusos-en-irlanda-mas-dinero-para-el-pago-de-las-indemnizaciones/ 

http://blogs.21rs.es/trastevere/2009/05/21/asco-indignacion-y-pena/ 

http://blogs.21rs.es/trastevere/2009/04/13/miles-de-menores-irlandeses-sufrieron-abusos-de-sacerdotes-durante-mas-de-30-anos/ 

http://blogs.21rs.es/trastevere/2009/03/09/dimite-un-obispo-irlandes-acusado-de-encubrir-abusos-sexuales-con-menores/

2 Responses to “Estado, Iglesia católica y Policía ocultaron de la mano el abuso a menores en Irlanda”

  1. Efebófilos irlandeses
    Les recomiendo este artículo, sobre la cuestión:
    A la Iglesia no paran de crecerle los enanos. Los sexuales, se entiende, y es que en ese campo está que se sale, por no decir salía sin más. Estados Unidos, Australia y, antes de pasar al Resto del Mundo, de nuevo Irlanda son testigos elocuentes, aunque sólo ocasionales, del compulsivo machote que lleva dentro, el cual le permite explorar la necesaria libertad educativa por otras vías y aun con otros órganos.

    Irlanda, en materia de cinismo y oprobio eclesial, creía haberlo vivido todo hace seis meses, cuando un informe oficial la puso frente al horror de decenios de abusos sexuales ocurridos en los antros supuestamente consagrados a la enseñanza en los que los autodenominados pastores de almas seviciaban las de sus involuntarios e indefensos clientes. El actual la ha catapultado de nuevo a las cloacas hundiéndola un poco más, demostrándose a sí misma que en materia de moralidad la conciencia no se deja vacunar por la experiencia……..

    link: http://elmercuriodigital.es/content/view/23420/91/

  2. […] http://blogs.21rs.es/trastevere/2009/11/29/estado-iglesia-catolica-y-policia-ocultaron-de-la-mano-el… […]

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)