Un Papa “peregrino” llega a Chipre con un mensaje de paz y ecumenismo

Benedicto XVI en Chipre con ortodoxos foto efe“Que el amor por vuestra patria y por vuestras familias y el deseo de vivir en armonía con vuestros vecinos bajo la protección misericordiosa de Dios Todopoderoso os inspiren a resolver con paciencia los problemas que todavía compartís con la comunidad internacional por el futuro de la isla”. (Foto: EFE)

Madrid, 4 de junio (Por Trastevere).-  Benedicto XVI, el primer pontífice que visita Chipre, aterrizó esta mañana a las 14,00 (hora local) en el aeropuerto de Paphos,  dando inicio a su decimosexto viaje apostólico. A su llegada fue recibido por el presidente chipriota, Demetris Christofias y por su esposa. 

Según la información facilitada por el VIS, acogieron también al Santo Padre el nuncio apostólico en Chipre, arzobispo Antonio Franco, el arzobispo Joseph Soueif, de Chipre de los Maronitas, Su Beatitud Fouad Twal, patriarca de Jerusalén de los Latinos, padre Pierbattista Pizzaballa, Custodio de Tierra Santa y Su Beatitud Crisóstomos II, arzobispo ortodoxo de Chipre. 

  Después de recibir el saludo del presidente de la República de Chipre, Benedicto XVI pronunció un breve discurso: 

  “Chipre se encuentra en un cruce de caminos de culturas y religiones -dijo el Papa- de  historias a la vez, gloriosas y antiguas, pero que todavía tienen un impacto fuerte y visible en su vida. Tras su reciente entrada en la Unión Europea, la República de Chipre ha empezado a sentir el beneficio de los intercambios económicos y políticos con otros países europeos. (…) Es deseable que esta pertenencia aporte  prosperidad al  país y que los otros países europeos se enriquezcan a su vez gracias al patrimonio espiritual y cultural chipriota, que refleja su papel histórico, al encontrarse entre Europa, Asia y  África. Que el amor por vuestra patria y por vuestras familias y el deseo de vivir en armonía con vuestros vecinos bajo la protección misericordiosa de Dios Todopoderoso os inspiren a resolver con paciencia los problemas que todavía compartís con la comunidad internacional por el futuro de la isla”.

   “Siguiendo las huellas de nuestros padres comunes en la fe, los santos Pablo y Bernabé, vengo como peregrino y siervo de los siervos de Dios. Desde que los Apóstoles trajeron  el mensaje cristiano a estas costas, Chipre ha sido bendecida con  una fuerte herencia cristiana”, prosiguió el Santo Padre, que saludó “como un hermano en esa fe” a Su Beatitud Crisóstomos, arzobispo de Nea Justiniana  y de toda Chipre y manifestó el deseo de “encontrar pronto a muchos otros miembros de la Iglesia Ortodoxa de Chipre”. 

  Benedicto XVI hizo extensivo su saludo a los demás “líderes religiosos chipriotas”. “Espero -dijo- fortalecer nuestros lazos comunes y reafirmar la necesidad de consolidar la confianza mutua y la amistad duradera con todos los que adoran al único Dios”.  

  “Como sucesor de Pedro  vengo de  forma especial a saludar a los católicos de Chipre para confirmarlos en la fe y animarles a ser ejemplares tanto como cristianos que como ciudadanos, y a vivir plenamente su papel en la sociedad para el beneficio tanto de la Iglesia como del Estado”, señaló el Santo Padre, agregando que durante su estancia  entregará el “Instrumentum laboris” de la Asamblea Especial para Oriente Medio del Sínodo de los Obispos, que examinará “diversos aspectos de la presencia de la Iglesia en esa región y los desafíos a los que se enfrentan los católicos, a veces en circunstancias difíciles, viviendo en comunión con la Iglesia católica y ofreciendo su testimonio al  servicio de la sociedad y del mundo”. 

  “Chipre es, por lo tanto -concluyó-, un lugar apropiado para  lanzar una reflexión sobre nuestra Iglesia en el seno de la milenaria comunidad católica en Oriente Medio, nuestra solidaridad con todos los cristianos de la región y nuestra convicción de que tienen un papel insustituible para apoyar la paz y la reconciliación entre sus pueblos”. 

  Finalizado el discurso, el Santo Padre se trasladó a la iglesia de Agia Kiriaki Chrysopolitissa, para asistir a una celebración ecuménica.

Vengo para señalar el camino de la paz

En el habitual diálogo sostenido con los periodistas que lo acompañaron en el vuelo hacia Chipre, el Papa Benedicto XVI expresó su profundo dolor por el asesinato del Vicario Apostólico de Anatolia y Presidente de la Conferencia Episcopal de Turquía, Mons. Luigi Padovese, quien “ha contribuido mucho” a la preparación del Sínodo de los Obispos para Medio Oriente. También señaló que lleva a este país un mensaje religioso y no político para señalar el camino de la paz en la región, informó ACI.

Según señala Radio Vaticano, el Santo Padre señaló que “esta sombra no tiene nada que hacer con los temas y con la realidad del viaje (a Chipre), porque no debemos atribuirle a Turquía ni a los turcos este hecho. Es una cosa sobre la que tenemos poca información: sin embargo es seguro que no se trata de un asesinato político o religioso”.

Sobre la división que todavía hiere a la isla de Chipre, el Papa señaló que este viaje, en continuidad con el de Tierra Santa el año pasado, quiere ser un testimonio de paz y diálogo, sobre la base de la fe en el único Dios.

“No vengo con un mensaje político, sino con un mensaje religioso, que debería preparar más las almas para estar abiertas a la paz. Estas no son cosas que se hacen de un día para otro, pero es muy importante no solo cumplir los necesarios pasos políticos, preparando las almas para tales pasos, para que la apertura interior por la paz que viene de la fe en Dios y del convencimiento de que somos todos hijos de Dios, hermanos y hermanas entre nosotros”, afirmó.

Al ser preguntado por el ataque israelí contra la flota pro palestina, el Pontífice señaló que “ante los casos de violencia, es necesario no perder la paciencia, el valor, la capacidad de volver a comenzar. Es necesario generar estas disposiciones del corazón y comenzar siempre de nuevo, en la certeza de que podemos avanzar, que podemos llegar a la paz y que la violencia no es la solución, sino la paciencia por el bien. Crear estas disposiciones me parece el principal trabajo que el Vaticano, sus organismos y el Papa pueden hacer”.

En cuanto al diálogo con los ortodoxos, el Santo Padre resaltó la necesidad del testimonio común de los cristianos, pese a las diferencias: “cuando somos capaces de testimoniar estos valores, de esforzarnos en el diálogo… para vivir estos valores, ya hemos dado un testimonio fundamental de una unidad muy profunda en la fe”.

Al final de la rueda de prensa, Benedicto XVI se refirió al próximo Sínodo de los Obispos para Medio Oriente que se realizará en octubre en el Vaticano que estimulará la fe y la esperanza en el futuro: “crece una conciencia común de la responsabilidad cristiana y también una capacidad común de diálogo con los hermanos musulmanes, que son hermanos pese a la diversidad”.

COMUNION ECLESIAL ES DON Y LLAMADA A LA MISION 

El Papa llegó a las 15,15 (hora de Chipre) a la iglesia de Agia Kiriaki Chrysopolitissa (Santa Ciriaca Chrysopolitissa), lugar de culto ortodoxo abierto desde 1987 a los católicos y anglicanos por voluntad del entonces obispo ortodoxo de Paphos y actual arzobispo de Chipre, Su Beatitud Chrisóstomos  II. La iglesia se asoma a unas ruinas donde se encuentran los restos de la basílica paleocristiana del  siglo IV y muy cerca la “Columna de San Pablo”, objeto de devoción popular y ligada a la estancia del Apóstol de las Gentes en la isla.

A su llegada, según la ifnormación del VIS,  Benedicto XVVI fue recibido por el párroco de la comunidad latina y después de rezar unos minutos en silencio en el templo, salió por la antigua puerta central para saludar a los fieles reunidos en la zona arqueológica. El arzobispo ortodoxo de Chipre, Su Beatitud Crisóstomos  II, saludó a Benedicto XVI y después de la lectura del relato del primer viaje de San Bernabé y San Pablo a la isla, el pontífice pronunció un discurso:

Desde este lugar, dijo el Papa, “el mensaje del Evangelio comenzó a extenderse por todo el Imperio y la Iglesia fundada sobre la predicación apostólica, fue capaz de plantar raíces en todo el mundo entonces conocido”. 

  Por eso, “la Iglesia de Chipre puede sentirse legítimamente orgullosa de sus lazos directos con la predicación de Pablo, Bernabé y Marcos y de la comunión en la fe apostólica, que la une a todas las iglesias que tienen la misma regla de fe. Esta es la comunión real, aunque imperfecta, que ya nos une y nos impulsa a superar nuestras divisiones y luchar para restaurar la plena unidad visible que el Señor desea para todos sus seguidores”. 

  “La comunión eclesial en la fe apostólica es a la vez un don y una llamada a la misión”, subrayó el Papa. Por eso, todos los cristianos deben dar “testimonio profético del Señor resucitado y de  su Evangelio de  reconciliación,  misericordia y  paz. En este contexto, la Asamblea Especial para Oriente Medio del Sínodo de los Obispos (…) reflexionará sobre el papel vital de los cristianos en la región, los animará en su testimonio del Evangelio y los ayudará a fomentar un mayor diálogo y cooperación entre los cristianos en la región. Es significativo que los trabajos del Sínodo se enriquezcan  con la presencia de delegados fraternos de otras Iglesias y comunidades cristianas de la zona, como un signo de compromiso compartido al servicio de la Palabra de Dios y de nuestra apertura a la fuerza de su gracia que reconcilia”. 

  La unidad de todos los discípulos de Cristo, prosiguió el pontífice, “es un don que se implora  al Padre, con la esperanza de que refuerce el testimonio del Evangelio en el mundo de hoy. (…) Hace cien años, durante la Conferencia Misionera de Edimburgo, la aguda conciencia de que las divisiones entre los cristianos eran un obstáculo para la difusión del Evangelio dio origen al movimiento ecuménico moderno. Hoy debemos estar agradecidos al Señor, que, a través de su Espíritu, nos ha llevado especialmente en las últimas décadas a redescubrir la rica herencia apostólica compartida por Oriente y Occidente y, mediante un diálogo paciente y sincero, a encontrar los caminos para acercarnos unos a otros, superando las controversias del pasado y mirando hacia un futuro mejor”. 

  “La Iglesia de Chipre, que ha demostrado ser un puente entre Oriente y Occidente, ha contribuido mucho a este proceso de reconciliación. El camino que lleva a la meta de la  plena comunión no estará, ciertamente, exento de  dificultades, pero la Iglesia Católica y la Iglesia Ortodoxa de Chipre se han comprometido a avanzar en el camino del diálogo y la cooperación fraterna”. 

  “¡Que el Espíritu Santo ilumine nuestras mentes y fortalezca nuestra decisión, para que juntos podamos llevar el mensaje de salvación a los hombres y mujeres de nuestro tiempo, que tienen sed de esa verdad que lleva a la auténtica libertad y a la salvación, esa verdad, cuyo nombre es Jesucristo! “, finalizó el Santo Padre.

 Después de rezar el Padrenuestro y escuchar un canto bizantino, el Papa volvió a entrar en la iglesia y bendijo una placa que se colocará en una nueva residencia de ancianos realizada por la comunidad católica de Chipre. Desde allí se desplazó en automóvil a Nicosia, capital de la isla.

One Response to “Un Papa “peregrino” llega a Chipre con un mensaje de paz y ecumenismo”

  1. una gran parte de los lc’s son conscientes de la situacion existente en la lc pero muchos no soportan la situacion tan surrealista que se vive dentro de la congregac y se estan saliendo con l o que ello implica de perdida de vocaciones y peligro para su sacerdocio… deberian irse coordinando y animando para cuando llegue el delegado y les pueda ayudar… animo legios, aguanten

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)