El Papa pide ayuda concreta para Pakistán

Pakistan inundaciones 2010 webSegún la Red Caritas, que incluye a Caritas Pakistán, en su último informe, este es el peor desastre humanitario sucedido en los últimos años. El número de muertos por las inundaciones oscila entre los 1700 y 2000 personas, por lo menos 2.000 heridos y la población afectada se estima en alrededor de 20 millones en las cinco provincias afectadas. (Fotografía facilitada por  Cáritas)

Madrid, 27 de agosto de 2010 (Por Trastevere con información de varios medios).- Al final de la Audiencia General en el Palacio Apostólico de Castel Gandolfo, el pasado día 18, el Papa hizo un llamamiento internacional en favor de los millones de paquistaníes afectados por la reciente oleada de inundaciones que se ha abatido sobre el país, informó la Agencia Zenit.

“Mi pensamiento va en este momento a las queridas poblaciones de Paquistán, afectadas recientemente por una gran inundación, que ha provocado numerosísimas víctimas y ha dejado a muchas familias sin casa”, afirmó el Pontífice.

Benedicto XVI pidió “que no falte a estos hermanos nuestros, tan duramente probados, nuestra solidaridad y el apoyo concreto de la comunidad internacional”.

“Mientras confío a la bondad misericordiosa de Dios a cuantos han desaparecido trágicamente, expreso mi cercanía espiritual a sus familiares y a todos aquellos que sufren a causa de esta calamidad”.

Las inundaciones en Paquistán, provocadas por un monzón inusualmente intenso, afectan a la quinta parte del país. Según las últimas estimaciones, hay más de 20 millones de personas afectadas, y al menos 1.600 muertos.

Además, el agua ha destruido carreteras y puentes, y provocado deslizamientos de tierras, aparte del riesgo del hambre y las epidemias. Millones de personas ha perdido todas sus posesiones. 

Ayuda de Benedicto XVI a los damnificados por las inundaciones en Pakistán 

Enviada por el Consejo Pontificio “Cor Unum” a Cáritas 

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles, 25 de agosto de 2010 (ZENIT.org).- Benedicto XVI ha enviado ayuda a los damnificados por las inundaciones en Pakistán, según ha confirmado este miércoles el cardenal Paul Josef Cordes, presidente del Consejo Pontificio “Cor Unum”, encargado de hacer llegar la donación.

Así lo ha revelado el mismo purpurado alemán, en declaraciones a “Radio Vaticano”, aclarando que estas ayudas están siendo canalizadas a través de Cáritas, la organización de ayuda de la Iglesia, que se ha movilizado para destinar 5,5 millones de dólares (4,3 millones de euros) para afrontar la emergencia, y ha hecho un llamamiento para recoger el doble de donativos que permitan responder a la catástrofe en los próximos meses.

El cardenal Cordes ha aclarado que, como demuestra el drama de Pakistán “se ve nuevamente que no basta la ayuda material: hay que dar un mensaje”.

“Gracias a Dios, hay ámbitos en los que en ocasiones la ayuda material muestra la compasión, pero no puede cambiar la situación, no puede hacer vivir a los muertos”, añadió .

“Por tanto, pienso que nosotros, cristianos, con nuestra ayuda, tenemos que tener también presente esta dimensión trascendental”.

“Para mí es importante subrayar que en este momento hay que mostrar, tanto a las personas afectadas como a las que ofrecen dinero, que con el dinero se puede hacer algo pequeño, importante, pero que no basta: hace falta un mensaje que vaya más allá de la vida terrena”.

El cardenal ha alentado la generosidad de los católicos con sus hermanos en Pakistán para mostrar que “la caridad del hombre nace del amor de Dios”.

Cáritas Internacional, con las Cáritas de Pakistán, Estados Unidos, Holanda, Irlanda, Noruega , República Checa, Francia, Australia, Alemania, Suiza, Luxemburgo, Bélgica , Italia, Canadá  y España abordaron el 25 de agosto, en una teleconferencia, los aspectos más importantes de esta emergencia sin precedente en los últimos ochenta años en Pakistán. 

Ban Ki moon: “Pakistán necesita ayuda y ahora” 

AGENCIAS / ANA GABRIELA ROJAS – Nueva York / Nueva Delhi – 20/08/2010 

http://www.elpais.com/articulo/internacional/millones/personas/techo/Pakistan/elpepuint/20100819elpepuint_12/Tes

Las devastadoras inundaciones que han azotado Pakistán de norte a sur en las últimas semanas han dejado á más de cinco millones y medio de personas sin casa y, de momento, más de cuatro siguen sin refugio alguno. 

La ayuda sigue llegando pero no lo suficiente como para paliar el peor desastre natural de la historia del país, por lo que la ONU tiene previsto celebrar una sesión de emergencia para “sensibilizar al mundo de la tragedia” e intentar acelerar la ayuda internacional.

Los que necesitan alguna asistencia, como agua, comida o medicinas, son ya ocho millones. “La situación es cada vez peor. El agua llega a nuevas áreas y cada día hay más desplazados, por lo que hay más necesidad de proveerles con tiendas y plásticos”. Así explica el aumento de la cifra de víctimas Saleem Rehmat, coordinador en Pakistán de la Organización Internacional para las Migraciones, a quien el Gobierno ha encomendado el reparto de refugios.

Por ahora sólo se le ha entregado algún cobijo, tiendas o plásticos, a un millón de personas. Otro medio millón se resguarda en escuelas, y la ONU insiste en la necesidad de recaudar más fondos.

“Dependemos de la ayuda internacional para seguir facilitando algún tipo de resguardo”, apunta Rehmat. Los tiendas y los plásticos ayudarían a evitar la propagación de epidemias porque protegerían a la gente del agua contaminada, el sol y la lluvia. Una dificultad añadida es que en Pakistán no se produce el plástico aislante, así que tiene que importarse.

Desde la ONU no se descarta que las dimensiones de la tragedia sigan aumentando ya que no puede evaluarse por completo la situación hasta que el agua ceda y pueda accederse a todas las áreas dañadas. La desesperación también crece día a día. En Alipur, un pequeño pueblo de Punjab, el granero del país, las fuerzas de seguridad cargaron a palos contra las víctimas que intentaban hacerse con comida recién descargada de un helicóptero, informa Reuters.

Se teme también un aumento en el tráfico de niños. “En Pakistán ya sucede y con la situación actual va a aumentar. Muchas familias no tienen cómo ganarse la vida y podrían, desde la desesperación, mandar a sus hijos a trabajar a otras partes”, explica Oscar Butragueño, de UNICEF.

Los niños, a causa de la desnutrición, son también los más vulnerables a las enfermedades que se transmiten a través del agua. Butrageño apunta que con las escuelas destruidas o usadas como refugio, y millones de desplazados, “habrá un fuerte impacto en la educación de un país en el que el 50% de la gente es analfabeto”.

Por otra parte aumentan las demandas de fondos para mitigar el sufrimiento. La Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja han cuadriplicado su pedido hasta 53 millones de euros para “ayudar a cubrir las crecientes necesidades humanitarias” de más de 900.000 personas.

Hasta ahora España ha cooperado con 5,8 millones de euros, enviando, entre otros materiales, equipos potabilizadores de agua para unas 1.400 familias. El Banco Asiático de Desarrollo ha anunciado que extenderá un paquete de 1.500 millones de euros en asistencia para rehabilitación y reconstrucción.

En su intervención, el secretario general de la ONU, Ban Kimoon, se refirió a la cantidad solicitada por el organismo. “Nos hacen falta todos esos recursos, y los necesitamos ahora. Las promesas que hagan hoy [por ayer] deben ir seguidas de acciones que se traduzcan en cambios reales”, dijo.

Asimismo, resaltó que la magnitud de la devastación causada por el desastre paquistaní, que calificó de “maremoto a cámara lenta”, representa “una gran prueba de la solidaridad global en nuestros tiempos”.

En la reunión, celebrada en Nueva York, la secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton, anunció la donación de 60 millones de dólares (casi 47 millones de euros) suplementarios para ayuda de emergencia a Pakistán. La Administración estadounidense contribuirá en total con más de 150 millones de dólares (117 millones de euros). Los principales donantes internacionales se comprometieron también a aumentar su ayuda, aunque no dieron cifras concretas”. 

4º INFORME DE CÁRITAS ESPAÑOLA

En su cuarto informe sobre la catástrofe, publicado con fecha 25 de agosto,  la Red Caritas, que incluye a Caritas Pakistán, señala que este es el peor desastre humanitario sucedido en los últimos años. El número de muertos por las inundaciones oscila entre los 1700 y 2000 personas, por lo menos 2.000 heridos y la población afectada se estima en alrededor de 20 millones en las cinco provincias afectadas. 

A pesar de los esfuerzos y la rapidez de los miembros y equipos de Cáritas aún hay un gran número de personas a las que aún no se ha alcanzado con la asistencia, especialmente en Sindh y Punjab.

En el norte y en algunas zonas del Punjab, el agua ya está retrocediendo, pero ahora la ciudad de Kotri está en estado de alerta y hay una gran preocupación por la ciudad de Hyderabad. En la Diócesis de Karachi hay una gran preocupación por la llegada masiva de desplazados a esta ciudad, por la sobrecarga de los servicios de la misma. La inflación ha aumentando en todo el país, lo que repercutirá en el precio de los artículos,  servicios y transporte. Según las últimas informaciones, hay un pequeño rayo de esperanza que las aguas se hayan retirado para permitir la siembra que comenzará a principios de septiembre.

La Salud es una preocupación clave por el riesgo de enfermedades transmitidas por el agua. El acceso a las zonas afectadas debido a las dificultades del terreno, destrucción de las infraestructuras y la magnitud de las inundaciones siguen siendo sumamente problemático. Muchas áreas son todavía, en gran parte, inaccesibles excepto por barco y por helicóptero y por tanto no han recibido  asistencia. En general, las necesidades humanitarias todavía superan con mucho la respuesta de la ayuda. El impacto de este desastre lo convierte en uno de los desastres naturales más difícil a los que la comunidad internacional ha tenido que responder en los últimos años, y la estación de los monzones continuará varias semanas más. 

Una segunda ola de inundaciones continúa moviéndose a través de la provincia de Sindh, y el Departamento de Meteorología pronostica el aumento del nivel de inundación. Ha habido evacuaciones procedentes de Thatta y Shahdadkot. El Gobierno informa de que los campamentos de socorro y 1.800 asentamientos precarios se han establecido a lo largo de las zonas afectadas de Sindh. La situación es igualmente grave en las zonas fronterizas de Baluchistán. Por ejemplo, el 70% de un distrito, Jaffarabad, es actualmente inaccesible. 

Según el Instituto Nacional  de Gestión de Desastres 71 distritos en todo el país han sido afectados y 2,6 hectáreas de tierras de cultivo han sido destruidas y más de 1,2 millones de hogares han sido dañados. 

Los medios de comunicación, organizaciones no gubernamentales internacionales y el gobierno siguen expresando la magnitud de la catástrofe y la necesidad de más recursos para responder. Algunos países como USA e Irlanda ya han anunciado oficialmente que incrementarán su ayuda. 

EVALUACIÓN DE LAS ÚLTIMAS NECESIDADES 

El suministro de agua potable y el saneamiento de las infraestructuras de agua en Punjab y Sindh son de apoyo crítico. Una evaluación rápida del equipo de Caritas tras visitar 15 aldeas en 4 distritos del centro y bajo Sindh, confirma que el 80% de las viviendas quedaron completamente destruidas y el 20% restante es probable que sean declarados inhabitables. Los habitantes de estas comunidades o están en la actualidad desplazados o en el proceso de evacuación. El agua estancada impide que los desplazados regresen a sus aldeas. Sindh es un área baja, y no está claro que el agua  vaya a ir retirándose. Los distritos en la parte alta de Sindh siguen siendo demasiado inaccesibles para llevar a cabo una evaluación. 

RESPUESTA DE  LA RED CARITAS 

Actualmente, la RED CARITAS representada en el terreno por CARITAS PAKISTÁN y las organizaciones miembros de Caritas que ya operan en Pakistán ha puesto en marcha un programa de ayuda inmediata  por un total de 4.309.950 Euros  para cubrir las necesidades básicas  de 249.950 personas. 

Se atienden los sectores de Agua y Saneamiento (incluyendo reparación de sistemas de agua) Infraestructuras dañadas (carreteras, canales y puentes) Alimentos (harina, legumbres, aceite, azúcar, té, etc.) Artículos no alimentarios (mantas, plásticos, utensilios de cocina) Atención sanitaria básica , Protección (especialmente a niños y mujeres) y Artículos de higiene para las mujeres y familias. Las distribuciones están en curso, y van acompañadas de sesiones sobre higiene. Se está recopilando información por parte de la comunidad afectada sobre el diseño de las viviendas de transición, tanto para las provincias del sur y como del norte , con la ayuda de expertos en este materia. 

Tras las conclusiones de la teleconferencia convocada por Cáritas Internationalis con fecha 24 agosto en las que participaron las Cáritas de Pakistán, Estados Unidos, Holanda, Irlanda, Noruega , Republica Checa, Francia, Australia, Alemania, Suiza, Luxemburgo, Belgica , Italia, Canadá  y España, dada la magnitud de la tragedia y el incremento de personas afectadas y necesidades surgidas durante los más de 25 dias que están durando las inundaciones y su empeoramiento por las continuas crecidas del río Indo, el importe solicitado para ejectuar el Programa se va a revisar y seguramente aumentará considerablemente, pudiendo incluso duplicarse. 

Se siguen realizando continuas evaluaciones y recuentos para actualizar los datos. Caritas solicitará fondos para ampliar sus operaciones de emergencia de tres a seis meses. 

La semana del 25 de octubre 2010 está prevista celebrar en Pakistán una reunión de todos las Caritas participantes en la ayuda en Pakistán  para el seguimiento del programa y sobre los planes de recuperación para la siguientes fase.

Caritas Pakistán asumirá el liderazgo en la coordinación entre los miembros de la Red Caritas presentes en Pakistán y en estrecha cooperación con Cáritas  Internacional en Roma. 

A Caritas le preocupa que todavía no se haya podido facilitar asistencia a un gran número de personas por lo que está esta haciendo un llamamiento a la comunidad internacional y a los donantes para impulsar las operaciones de  ayuda  y recogida de fondos en el mundo que son imprescindibles para poder reconstruir el país y las vidas de muchas personas.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)