Comunicado final del Meeting de Rímini: “El Cristianismo responde a los desafíos de la modernidad porque el corazón del hombre encuentra plena satisfacción”

Rimini 2010 presentación lema web“El Meeting ha sido un éxito –ha dicho su presidenta-  porque ha despertado la exigencia de volver a encontrar una mirada positiva hacia la realidad, y ha sido una propuesta para la necesidad de cambio y recuperación de la vida social; ha sido la ocasión para verificar que, a partir de un punto inoxidable que despierta lo humano, se encuentran personas y realidades humanas que ponen al hombre en condiciones de atravesar con seguridad la tempestad continua de la vida, sin depender de las circunstancias”.

Madrid, 30 de agosto de 2010 (Por Trastevere con información facilitada por los organizadores).-  El XXXI Meeting para la Amistad entre los Pueblos concluyó el pasado sábado como un signo tangible que ejemplifica el desafío lanzado por el Santo Padre: “Testimoniad en nuestro tiempo que las grandes cosas que anhela el corazón del hombre se encuentran en Dios”.

El lema “Esa naturaleza que nos empuja a desear cosas grandes es el corazón” se ha convertido en una hipótesis real para afrontar cualquier cuestión: una hipótesis para los 3.193 voluntarios llegados de toda Italia y de otros 20 países más, que en esta edición, como en las treinta anteriores, han ofrecido su trabajo para la construcción de una obra cuyo ideal está encarnado; una hipótesis para los casi 800.000 visitantes de 29 nacionalidades diferentes que han participado en más de 130 encuentros, ocho exposiciones y 35 espectáculos.

“Ha sido sorprendente ver cómo para muchos invitados de distintos credos, culturas y orígenes el lema del Meeting ha sido el contenido predominante en las intervenciones; no hemos escuchado vuelos fantásticos ni teorías abstractas, sino una lectura real de la propia experiencia a la luz del lema”, afirma la presidenta del Meeting, Emilia Guarnieri.

La presidenta de Irlanda, Mary McAleesse, con un gran testimonio personal, el ministro Frattini, con los líderes de los países donde la libertad religiosa está limitada por ley, y el presidente Barroso, la figura más representativa de la Unión Europea,  destacaron la vocación internacional del Meeting. En su comunicado final afirma que “el Cristianismo responde a los desafíos de la modernidad porque el corazón del hombre encuentra plena satisfacción”.

Encuentros históricos

En la semana de Rímini se hizo referencia al hombre y a su deseo infinito: el cristianismo, como decía Stefano Alberto en su intervención, es una respuesta “tan imposible de imaginar antes de que sucediera como acontecimiento histórico, como sumamente conveniente en su manifestación libre y totalmente gratuita”, y responde a los desafíos de la modernidad porque, como aseguraba el cardenal Scola, “el deseo integral del hombre, es decir, su corazón, encuentra plena satisfacción”.

El abrazo entre el cardenal Erdö y el metropolita Filaret fueron quizá el encuentro ecuménico más importante de los últimos años. Como suele ocurrir en el Meeting, suceden encuentros entre hombres y culturas diferentes: la presentación de El sentido religioso de Luigi Giussani en chino, el encuentro entre el monje budista Habukawa, el cardenal Tauran y el imán Oubrou, el diálogo entre el jurista hebreo Weiler y Giuliano Amato, han sido momentos en los que se ha puesto de manifiesto hasta qué punto el corazón del hombre es el punto de partida del diálogo y cómo la religión puede ser un factor de paz y no de violencia.

Exposiciones y espectáculos

Las exposiciones (cuatro de ellas realizadas fuera de Italia), visitadas por miles y miles de personas, han tenido, como siempre, un papel fundamental en la documentación del deseo de cosas grandes. Entre ellas, la exposición sobre la crisis, un tema sobre el que hemos hablado mucho. Muchos de los protagonistas del mundo económico han mostrado una curiosidad sincera por lo que sucede en el Meeting y por la experiencia de la que nace y que lo sostiene, documentada en el espacio central del Recinto Ferial, dedicado a la figura de Giussani en el quinto aniversario de su muerte.

Este año han sido particularmente seguidos los encuentros de “testimonio”: Rose y sus chicos africanos, la viuda Coletta y Maria Teresa Landi, Mireille Yoga de Camerún y Fiammetta de Haití, el padre Monacelli y David Frank, han testimoniado cómo ningún poder, ninguna circunstancia, pueden detener el deseo de cada hombre, su naturaleza infinita, propia del hombre de todos los tiempos. En los espectáculos: ha subido al escenario del Meeting Calígula de Camus, interpretado por Stefano Pesce, y se han leído los poemas de Leopardi por Giancarlo Giannini. Otras personalidades que han participado son el arzobispo Martin, los periodistas McGurn y Pansa, los científicos Moro, Nelson y Ferrari, los juristas Snead y Kretzmer.

Personalidades asistentes y lema del Meeting 2011

También ministros y políticos han respondido las preguntas de la gente y han hablado con ellos de los temas y retos del futuro inmediato, dejando a un lado los debates de tertulia televisiva. Han sido muchísimas las personalidades del mundo eclesiástico, político, económico y cultural que han llegado como invitados y han vivido el Meeting, visitado las exposiciones, asistido a los espectáculos, participado en los encuentros, observado aquello que sucedía.

“El Meeting ha sido un éxito –continúa la presidenta del Meeting- porque ha despertado la exigencia de volver a encontrar una mirada positiva hacia la realidad, y ha sido una propuesta para la necesidad de cambio y recuperación de la vida social; ha sido la ocasión para verificar que, a partir de un punto inoxidable que despierta lo humano, se encuentran personas y realidades humanas que ponen al hombre en condiciones de atravesar con seguridad la tempestad continua de la vida, sin depender de las circunstancias”.

Por eso, el lema del Meeting 2011, que se celebrará del 21 al 27 de agosto, será: “Y la existencia se convierte en una certeza inmensa”.

Organizado por Comunión y Liberación

La 31 edición del Meeting se ha desarrollado  en Rímini (Italia) desde el día 22 hasta el pasado sábado 29. El encuentro se convoca cada año en esta ciudad italiana organizado por el movimiento Comunión y Liberación. En la Misa de inauguración se leyó el mensaje que Benedicto XVI ha dirigido a los más de treinta mil participantes llegados de todo el mundo. El Papa ha insistido en la necesidad de ofrecer respuestas al hombre, ya que “el hombre sabe que no puede responder por sí solo a sus propias necesidades” y por ello,necesita abrirse al otro, a cualquier cosa o a alguien, que pueda darle aquello que le falta. Debe salir de si mismo hacia aquello que esté a la altura de colmar la amplitud de su deseo.

El Encuentrode Rímini es gran encuentro cultural por el que han pasado en las últimas tres décadas destacadas figuras del ámbito de la cultura, la política, la empresa, la Iglesia y el mundo del espectáculo. Entre ellos destacan nombres como los de Juan Pablo II, el entonces Cardenal Ratzinger, la Madre Teresa de Calcuta, el Dalai Lama, Eugène Ionesco, Andrei Tarkovski, José Carreras, Lech Walesa o Tony Blair, entre otros.

Tras sus 30 años de trayectoria, el Meeting ha alcanzado importantes cifras, como la celebración de 430 exposiciones, 3.200 encuentros y más de 500 espectáculos. El Meeting de Rimini se celebra gracias a la labor de 3.000 voluntarios procedentes del todo el mundo, entre ellos 200 españoles.
Como subraya el título del Encuentro de Rímini, cualquier cosa no es la meta última del corazón del hombre, solamente las “cosas grandes”. Y el Santo Padre tras advertir que el hombre se ve tentado por las cosas que satisface la inmediatez pero al mismo tiempo tan limitadamente ilusorias, recordó del evangelio las tentaciones de Jesús cuando el diablo insinúa que “el pan” como satisfacción material, puede llenar al hombre. Esta es una mentira peligrosa, dijo, porque contiene solamente una parte de verdad y Jesús desvela con su respuesta la falsedad de esta posición: “Sólo Dios basta”. Él solamente sacia el hambre profunda del hombre, quien ha encontrado a Dios, ha encontrado todo y, citando a San Agustín, ha recordado que “nuestro corazón está inquieto hasta que no descansa en Ti” (S. Agustín, Las confesiones, I, 1).

Dios ha venido al mundo, manifestó el Papa a los participantes en este encuentro de Rímini, para despertar en nosotros la sed de las “cosas grandes”. Esto se ve en la página evangélica de inagotable riqueza que narra el encuentro de Jesús con la samaritana del que san Agustín nos ha dejado un comentario luminoso. Aquella mujer como hacía habitualmente fue a sacar agua del pozo de Jacob y se encontró a Jesús sentado, “cansado del viaje”, en el calor del mediodía y después de haberle pedido beber, es Jesús mismo el que le ofrece el agua, no una cualquiera sino una “agua viva” capaz de aplacar la sed. Dios tiene sed de nuestra sed de él, el Espíritu Santo, simbolizado por el “agua viva” de la que habla Jesús es precisamente aquel poder vital que aplaca la sed más profunda del hombre y le da la vida total, aquella vida que él busca y espera sin conocerla.

Benedicto XVI también se refeirió en su mensaje a los participantes en el encuentro de Comunión y Liberación,  a los discípulos de Emaús que viven ante Jesús la misma experiencia y es también el Señor el que hace “arder el corazón” a los dos discípulos mientras caminaban “con el rostro triste”. Los discípulos de Emaús al retomar vida al llegar a casa “insistieron” para que permaneciese con ellos: “Permanece con nosotros Señor”. Es la expresión del deseo que palpita en el corazón de todo ser humano.

Este deseo de “cosas grandes” debe transformarse en oración. Los Padres sostenían que rezar no es otra cosa que cambiarse en deseo vehemente del Señor. En un bellísimo texto -continua el mensaje del Papa- define la oración como expresión de deseo y afirma que Dios responde ensanchando nuestro corazón.

Benedicto XVI subraya en el mensajeque a Dios se lo podemos pedir todo, todo aquello que es bueno. La bondad y la potencia de Dios no conocen límite entre cosas grandes y pequeñas, materiales y espirituales, terrenales y celestiales. En el dialogo con Él -llevando nuestra vida ante sus ojos, aprendemos a desear las cosas buenas, en definitiva, a Dios mismo.

Un recuerdo al fundador Luigi Giussani

Tras cinco años del fallecimiento de Mon. Luigi Giussani, el Papa se une espiritualmente a los que se adhieren al movimiento de Comunión y Liberación y -como recordó durante la audiencia del 24 de marzo de 2007 en la plaza de San Pedro- “Don Giussiani se comprometió a despertar en los jóvenes el amor a Cristo, camino, verdad y vida, repitiendo que solo Él es el camino hacia la realización de los deseos más profundos del corazón del hombre“.

Al encomendar a los participantes en el meeting estas reflexiones, Benedicto XVI desea  que sirvan de ayuda para conocer, encontrar y amar cada vez más al Señor y testimoniar en nuestro tiempo que “las grandes cosas” a las que anhela el corazón humano se encuentran en Dios.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)