La curación de un juez permitirá mañana la beatificación del Cardenal Newman

Cardenal Newman y el milagro webNewman, ha dicho el Papa con motivo de su viaje al Reino Unido,  es un hombre moderno –“con todas las dudas y los problemas de nuestro ser de hoy”–; un hombre de “gran cultura” – con “conocimiento de los grandes tesoros de la cultura de la humanidad”; y de “vida espiritual con Dios”. Estos tres elementos”dan a este hombre una grandeza excepcional para nuestro tiempo y por eso es una figura de doctor de la Iglesia para nosotros y para todos, y también un puente entre anglicanos y católicos”, ha recalcado Benedicto XVI.

Fotografía tomada de ACI

Madrid, 18 de septiembre de 2010 (Por Trastevere con información de ACI y Zenit).- Uno de los cuatro diáconos que participarán mañana en la Misa de beatificación del Cardenal John Henry Newman en Birmingham, evento central de la visita del Papa Benedicto XVI a Reino Unido, es John Sullivan, un juez estadounidense de 71 años de edad que inexplicablemente superó una grave dolencia de columna por intercesión del futuro beato, según la información facilitada ayer por ACI.

Andrea Ambrosi, postulador de la causa de canonización del Cardenal Newman, relató el milagro en L’Osservatore Romano destacando que el hecho sucedió “no en Europa, donde Newman era más conocido, sino en Estados Unidos en donde está la mayor cantidad de sus devotos. El segundo motivo de interés está en que el protagonista es un juez, un magistrado del tribunal distrital de Plymouth, una persona habituada a verificar las verificaciones”. 

El tercer motivo, señala Ambrosi, “consiste en el hecho de que uno de los más convencidos del milagro fue el mismo cirujano” que atendió a Sullivan, “Robert Banco, jefe del departamento espinal del New England Baptist hospital de Boston, uno de los más prestigiosos médicos de cirugía ortopédica en Estados Unidos”.

 La historia del milagro 

En junio del año 2000, John Sullivan comenzó a sufrir dolores en las piernas que no le permitían caminar. El médico le explicó, con una radiografía en la mano, que algunas vértebras lumbares estaban hundidas y bloqueaban un área crítica del canal espinal tocando la médula y los nervios femorales. Esta condición crónica le impedía caminar y le sugirió consultar a un neurólogo. 

Esa misma noche, relata Ambrosi, Sullivan vio un programa en la televisión sobre la vida y obra del Cardenal Newman, que le era hasta ese momento desconocido. “Fue tocado por aquella extraordinaria figura y comenzó a rezarle con fervor, confiándole sus sufrimientos. La mañana siguiente se sintió mejor, como para volver a caminar”. 

Tras consultar a dos neurólogos quienes confirmaron la dolencia, este diácono llegó hasta el doctor Robert Banco, considerado el mejor cirujano de Boston. En mayo de 2001 el dolor era insoportable y caminaba muy mal. Este médico le dijo que era momento de operarlo por lo que Sullivan intensificó sus oraciones al Cardenal Newman. 

Tras sólo seis días de una complicada operación, Sullivan fue capaz de caminar ayudado de un bastón. Sullivan había implorado a Newman: “por favor cardenal ayúdame a caminar, ayúdame a seguir mi camino”. 

Evidentemente, prosigue Ambrosi, esta fervorosa oración encontró en el Cardenal una respuesta inmediata. “Sullivan se levantó, comenzó a caminar, no tuvo más dolores y no tuvo necesidad de someterse a terapia alguna. En septiembre retomó su vida normal, dedicándose a la enseñanza”. 

El 2 de octubre hizo una visita de control. El doctor Banco se sorprendió al encontrarlo perfectamente curado luego de una operación de este tipo, y al verlo nuevamente en febrero de 2002 curado al 100 por ciento, dijo “no haber visto nunca una curación tan veloz ni completa, inexplicable desde el punto de vista científico”. 

Newman, Doctor de la Iglesia y puente entre anglicanos y católicos 

Benedictto XVI definió al cardenal John Henry Newman, C.O. (1801-1890), cardenal, teólogo, a quien beatificará este domingo al culminar su viaje al Reino Unido, como “doctor de la Iglesia” y “puente entre anglicanos y católicos”. 

El pontífice trazó un perfil personal de esta figura destacada del Movimiento de Oxford, en la rueda de prensa que ofreció a los setenta periodistas que le acompañaban en el vuelo Roma-Edimburgo en la mañana del pasado jueves, informó entonces la Agencia Zenit

Newman, dijo el Papa, es un hombre moderno –“con todas las dudas y los problemas de nuestro ser de hoy”–; un hombre de “gran cultura” – con “conocimiento de los grandes tesoros de la cultura de la humanidad”; y de “vida espiritual con Dios”. Estos tres elementos, subrayó, “dan a este hombre una grandeza excepcional para nuestro tiempo y por eso es una figura de doctor de la Iglesia para nosotros y para todos, y también un puente entre anglicanos y católicos”. 

No es la primera vez que Joseph Ratzinger define así a Newman. El 28 de abril de 1990, siendo prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, en un discurso pronunciado con ocasión del centenario de la muerte del cardenal inglés también habló de él como “un gran doctor de la Iglesia” ” (Cf. John Henry Newman, “gran doctor de la Iglesia”)

John Henry Newman es, para el obispo de Roma, “un hombre moderno, que vivió todo el problema de la modernidad, que vivió también el problema del agnosticismo, de la imposibilidad de conocer a Dios, de creer”.

“Un hombre que estuvo durante toda su vida en camino, en camino para dejarse transformar por la verdad en una búsqueda de gran sinceridad y de gran disponibilidad, para conocer, encontrar y aceptar el camino para la verdadera vida”.

“Esta modernidad interior de su vida implica la modernidad de su fe. No es una fe en fórmulas de un tiempo pasado sino una fe personalísima, vivida, sufrida, encontrada en un largo camino de renovación y de conversiones”, dijo subrayando con su tono de voz esta última palabra en plural.

One Response to “La curación de un juez permitirá mañana la beatificación del Cardenal Newman”

  1. A misty English morning the imp hypostasis tickled his cheap wholesale sunglass brain. Bringing his host down and kneeling he heard twine with his second replica wholesale sunglasses bell the first bell in the transept and, rising, heard their wholesale oakley sunglasses two bells twang in diphthong. And in a ladychapel another taking sunglass wholesale housel all to his own cheek. You prayed to the Blessed Virgin that you might not have a red wholesale sunglasses china nose. You prayed to the devil in Serpentine tote bags avenue that the fubsy widow in front might lift her clothes still more from the wet wholesale handbags street. The grainy sand had gone from under his wholesale tote bags feet. His boots trod again a damp crackling handbag wholesale mast, razorshells, squeaking pebbles, that on the unnumbered wholesale purses pebbles beats, wood sieved by the shipworm, lost Armada. Unwholesome sandflats waited to suck his wholesale gift bags treading soles, breathing upward sewage breath.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)