“Niños brujos”, SOS desde Togo

mapa-de-africa_72dpi1 recortado web“El problema es que desde el intelectual más formado hasta el campesino más analfabeto creen en la brujería, con lo cual, estas actuaciones se ven justificadas a los ojos de la mayoría. Tanto es así, que los sacerdotes togoleses, creen también en ello y de hecho el exorcismo es algo habitual en algunas iglesias diocesanas. Muchos de los propios niños acaban creyendo que verdaderamente son brujos y que sin querer hacen daño a la gente”.

(Mapa tomado de mapadeafrica.net/mapa-politico-de-africa)

Madrid, 14 de noviembre de 2010 (Por Trastevere).- Las noticias sobre mutilaciones, malos tratos e incluso asesinatos de niños acusados de brujería en determinados paises de Africa son constantes. El ser albino ya supone la estigmatización por ‘brujo’. Y en Uganda, Congo o Togo la impunidad es practicamente absoluta para quienes ejercen de “inquisidores”.

Hace unos años, Save the Children, la organización para la protección de la infancia más antigua del mundo, divulgó un informe en el que señalaba que en dos décadas en torno a 70.000 niños y niñas congoleños habían sido acusados o perseguidos por brujería, principalmente en la capital Kinshasa, y que el exorcismo es la cura que se aplica para estos “pequeños brujos”   a los que se les acusa de ser los causantes de todos los males:  muertes por Sida, malaria, paro o cualquier desastre natural.

La última denuncia conocida procede de Patricia, una cooperante de Togo,  y ha sido recogida como una llamada desesperada a la comunidad internacional en la página web de la Ong salesiana de Cantabria (España),  “Jóvenes y desarrollo”.  Recojo el relato de la cooperante y les adjunto el link a la página web http://ongjovenesydesarrollocant.wordpress.com/2010/11/14/ninos-brujos-sos-desde-togo/, avisándoles de que las imágenes son de una crudeza inenarrable.

“Alguna vez habíais oído hablar de los “niños brujos”? En Togo son palabras que se utilizan muy a menudo. Las creencias animistas muy arraigadas, y las muertes producidas por la falta de recursos económicos, el deficiente sistema sanitario y la ignorancia ante cierto tipo de deficiencias mentales, o enfermedades, favorecen el crecimiento de este fenómeno. La brujería está considerada como la capacidad de hacer daño a otra persona a través de un poder místico. 

Es el “Charlatán” quien esclarece quien es. Y suele coincidir con un niño diferente,  huérfano de padre o de madre, o de ambos, discapacitado físico, con alguna enfermedad física o psíquica, o simplemente, más nervioso, más violento o con un carácter diferente. Por ello, tras el juicio público llevado a cabo ante la autoridad tradicional, el jefe cantonal, si se determina que el niño/a es brujo, el mismo queda expuesto a la violencia física y psíquica, por parte de su propia familia y su entorno y por parte de los charlatanes o curanderos, con lo que muchas veces viven largas temporadas para ser exorcizados. 

El infanticidio de gemelos, albinos, discapacitados, o niños con malformaciones es una práctica corriente en ciertas culturas, basadas en creencias ancestrales todavía muy ancladas en las mentalidades, que justifican estas muertes, por ser considerados seres maléficos con poderes mágicos que pueden desestabilizar y hacer daño a la familia o la comunidad. 

Karim es el último niño acusado de brujería, que Asuntos sociales ha traído al hogar de los Salesianos de Kara. Su abuelo le ha tenido durante mucho tiempo atado con alambres a la cama, tanto es así que se le han infectado los brazos de las heridas producidas y ha perdido completamente la movilidad desde las muñecas y prácticamente no tiene manos. Pero por lo menos, por el momento, su abuelo está en la cárcel. 

Georgette, vino hace sólo unos meses, su madrastra le metió las manos y los pies en agua hirviendo, y sólo le quedan tres dedos en una mano y dos en otra. Ella no fue acusada de bruja como tal, sino de “clairvoyant”, lo que suele decir, que también tiene poderes extraordinarios y puede ver y distinguir perfectamente a otros brujos, pero puede utilizarlos para el bien o para el mal, y en este caso fue acusada de lo último. Su tío me aseguró que tenía el diablo dentro.

Bajo el pretexto de que la ley no regula los casos de brujería, se cometen atrocidades, principalmente contra niños o mujeres, que quedan completamente impunes. Como es el caso de la madrastra de Georgiette, el juez de menores de Kara, que en realidad es el Juez de instrucción, días antes de tomar declaración a la niña, quien dijo la verdad, me dijo que no estaba claro que la madrastra hubiese quemado a la niña, a lo que le contesté-¿Que me quiere decir?- al ver que me miraba fijamente y no me contestaba volví a insistir – ¿Me está hablando de que lo que le ha pasado es lago sobrenatural?- y ya me contesto que si : “Creemos que Georgette se ha quemado en el mundo espiritual”. Y así es, mis últimas noticias son que la madrastra está en la calle por no haber encontrado pruebas suficientes.

Además de algunos padres o familiares que han dado con sus huesos en la cárcel, tras haber sometido al niño/a a torturas para demostrar que son brujos, hasta día de hoy no tengo conocimiento que se haya procesado a ningún jefe cantonal, que es quien autoriza estas actuaciones en la mayor parte de los casos o a los charlatanes que los designan.

El problema es que desde el intelectual más formado hasta el campesino más analfabeto creen en la brujería, con lo cual, estas actuaciones se ven justificadas a los ojos de la mayoría. Tanto es así, que los sacerdotes togoleses, creen también en ello y de hecho el exorcismo es algo habitual en algunas iglesias diocesanas. Muchos de los propios niños acaban creyendo que verdaderamente son brujos y que sin querer hacen daño a la gente. 

Así, este tipo de acusaciones  estigmatiza y discrimina a muchos niños/as, para el resto de su vida, además de los daños físicos y psicológicos irreversibles a los que pueden ser sometidos. 

Llevo varios días pensando en enviar las fotos de los brazos de Karim, que todavía sigue en el hospital, pensando en si es ético o no, pero creo que debe conocerse, y no hay otra manera de imaginarse lo que puede llegar a ser, más que viéndolo. Así que aviso de antemano que si alguien es extremadamente sensible no abra las fotos, y pido disculpas a quien haya podido sentirse herido. 

Si hay alguien que pueda y quiera enviar esto a algún medio de comunicación para que lo publiquen os lo agradecería, porque no es sólo un problema social sino legal. El maltrato o violencia física y psíquica, si están castigados por el Código del menor, pero se aplica de forma aleatoria, como muchas otras de sus disposiciones”. 

PATRICIA, COOPERANTE  EN TOGO

Nota del editor:

Togo (oficialmente la República Togolesa) es un país de África occidental, que limita con Ghana al oeste, Benín al este y Burkina Faso al norte. En el sur tiene una pequeña costa en el golfo de Guinea, donde se localiza su capital, Lomé. Togo se extiende en una región de aproximadamente 57.000 kilómetros cuadrados y posee una población de 6.7 millones de habitantes, aproximadamente. (Fuente Wikipedia)

3 Responses to ““Niños brujos”, SOS desde Togo”

  1. Nos conformamos con ver y criticar la realidad que nos rodea, la más inmediata y nos olvidamos de dramas como el que aquí se refleja. Las imágenes son terribles y, lo peor, es que practicamente nadie hace nada por remediarlo

  2. Que mierda de superchería y que poco valen los niños para tantas personas, incluidas los que recurren al exorcismo contiribuyendo a mantener la superstición. Hay veces que las religiones dan auténtica vergüenza sean del signo que sean.

  3. Congo los niños brujo de Kinshasa

    http://blogs.savethechildren.es/general/2010/11/23/congo-los-ninos-brujo-de-kinshasa/

    Melvin Burgess es uno de los escritores británico con más seguidores en el mundo de la literatura adolescente. Cosecha elogios de la crítica pero sobre todo de sus lectores. Yo fui una de ellas, hace un tiempo –cuando ya no era adolescente- cuando me enganché a su novela Junk.
    Ahora está visitando República Democrática del Congo con nuestros compañeros de terreno para indagar en otra realidad muy diferente, la de los niños que son acusados de brujería. Durante toda esta semana escribirá en su blog y yo –con su permiso y con el vuestro- os lo traduzco al castellano.

    Estoy contando los días para mi visita a la República Democrática del Congo. Entusiasmado no es la palabra- el Congo es una de las partes del mundo que siempre he querido visitar. Pero este no es un viaje de turista, me voy con Save the Children para indagar e investigar sobre la realidad en torno a los niños brujos en Kinshasa.
    Los niños brujo – menudo concepto. Demasiado extraño, demasiado peligroso. El Congo es una parte del mundo que genera algo así como miedo y desconocimiento al mismo tiempo. Es el país del Corazón de las Tinieblas. Guerra, lluvia, bosque, niños soldado, hechiceros. Y ahora niños brujos. ¿Qué significa todo esto?
    En Europa hemos escuchado algo de ello, en los periódicos. Sabemos que existen vidas que han quedado devastadas por acusaciones de brujería, de la misma manera que a mucha gente en Europa la guerra le destrozó en nuestro propio pasado. Es parte del trabajo que Save the Children está haciendo allí, tratar de ayudar a los niños brujo, a rehabilitar sus vidas y tratar de que vuelvan junto a sus familias.
    Yo no creo en brujos, aunque el corazón de África es el lugar donde podrías encontrarlos si creyeses en ellos. Pero, ¿qué supone toda esta brujería africana? ¿Cómo pueden los niños ser acusados de algo así? ¿Qué efectos tienen estas acusaciones en sus propias vidas?
    Estaré escribiendo desde mi blog durante toda la semana. No es mucho lo que se hasta ahora. Se que aquellos que son acusados también creen en la brujería. Se piensan brujos, no tienen ninguna duda. La existencia de brujos es tan real como las personas allí, como la existencia de Dios lo es para muchas otras en nuestro propio país.
    Y también se algo más, la brujería es algo que ocurre por la noche, mientras duermes y mientras sueñas. Puedes ser cualquier cosa durante el mundo del día –pobre o rico, joven o viejo. Pero en el mundo de la noche, el mundo que todos visitamos mientras dormimos, puedes ser algo totalmente diferente.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)