Renzo Fratini invita a los religiosos españoles a ser testigos, no ya de un modo de hacer las cosas, sino de un modo de ser, un estilo de vida.

CONFER XVII Asamblea general mesa presidencial apertura webLa Conferencia Española de Religiosos y Religiosas (CONFER) ha celebrado su XVII Asamblea  General, que se ha centrado en el análisis y puesta en común de las experiencias sobre el tema de la reestructuración de los Institutos Religiosos, los procesos que se están llevando a cabo y la unión de varias provincias en una nueva y única provincia.

Madrid, 18 de noviembre de 2010 (Por Trastevere con información y fotografías de IVICON).- “Compartimos que la vida religiosa en nuestro entorno sociocultural está viviendo momentos de debilidad y pobreza, que nos está haciendo más humildes; una situación que, con la ayuda de la gracia, la vida religiosa está afrontando como una oportunidad del Espíritu, para enraizarnos más decididamente en los valores evangélicos, lo cual podemos interpretar como un signo de esperanza. En medio de un camino no siempre luminoso vivimos un gran deseo de autenticidad, de escucha atenta de lo que el Espíritu nos habla, de búsqueda del querer de Dios, de una profunda experiencia de Dios. Estos son los ejes de la tarea de revitalización en la que los religiosos y las religiosas españoles estamos empeñados”, dijo el presidente de la CONFER, el jesuita Elías Royón durante la sesión de apertura, el pasado día 16, de la XVII Asamblea general de la Conferencia de Religiosos.

La Asamblea, que ha contado en esta ocasión con una participación masiva de superiores generales,  contó con presencia del Nuncio en España, Renzo Fratini; el Presidente de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, Mons. Jesús Sanz, Mons. Demetrio Fernández y el P. Eusebio Hernández de la CIVCSVA. Más de 400 Superiores Mayores de los Institutos Religiosos y Sociedades de Vida Apostólica que forman la CONFER  iniciaron esta Asamblea bajo el lema “Nacer de nuevo para una esperanza viva”.

En su discurso de apertura, Elías Royón,  señaló que “Posiblemente la mayor y más valiosa aportación de la vida religiosa a nuestra sociedad sea hoy el testimonio del sentido trascendente de la vida y todos los valores que este testimonio lleva consigo. Ofrecer un estilo de vida alternativo, que necesariamente será siempre contracultural, donde prive la centralidad de Dios. Cuando parece que la fe en el Dios de Jesucristo se evapora tan fácil y rápidamente, los religiosos somos llamados a dar testimonio del primado absoluto de Dios. Llevar a la radicalidad el “amarás al Señor tu Dios con todo el corazón, con toda tu alma, con todo tu ser”. Ser testigos de un Dios con quién nos comunicamos en una relación de corazón a corazón, y no sólo de un Dios sobre el que especulamos teológicamente. Así lo expresaba Benedicto XVI en su homilía en Santiago: “A nosotros nos toca hoy seguir el ejemplo de los apóstoles, conociendo al Señor cada día más y dando un testimonio claro y valiente de su Evangelio. No hay mayor tesoro que podamos ofrecer a nuestros contemporáneos”.

Encuentro con los samaritanos de los caminos

 “La búsqueda de un Dios presente en todas las cosas, que conlleve la urgencia de la contemplación retirada y del encuentro con los samaritanos de los caminos, debe ocupar el lugar central de nuestras vidas. Así se concreta el seguimiento y la imitación de Jesucristo, apasionado por el Padre y por la humanidad dolorida. Colocar a Jesucristo en el centro de nuestra mística y de nuestra profecía, integrando acción y contemplación, siendo Él la raíz y el por qué del servicio generoso y desinteresado a los hermanos más débiles y marginados de esta sociedad. Esto concretiza en la revitalización de nuestra vida y misión, la vuelta a los orígenes, para recoger la frescura y la sencillez de esos hombres y mujeres apasionados por Jesucristo y por eso, apasionados y audaces en sus respuestas a las necesidades de la sociedad de su tiempo”, agregó el presidente de CONFER. 

“Esta revitalización, dijo.  está acompañada de una presencia apostólica de la vida religiosa de gran variedad y creatividad, respondiendo a las nuevas necesidad espirituales y materiales que se han visto aumentadas de un modo extraordinario a causa de la crisis actual. Habría que decir, que se trata de una respuesta superior a las posibilidades, si tenemos en cuenta los recursos humanos con los que contamos. Una presencia no sólo en el campo social, sino en otras áreas como en el anuncio explícito de Jesucristo, la educación, la teología, la bioética, el diálogo fe-cultura, la pastoral juvenil, la espiritualidad, tan necesaria hoy para acoger una búsqueda de interioridad que existe en la sociedad; una búsqueda ambigua, no estrictamente cristiana, pero que sería un error no atender, ya que ello implicaría perder una posibilidad de iniciación al encuentro con Jesucristo”.

Saludo del Nuncio

El Nuncio del Papa en España, monseñor Renzo Fratini,  invitó a los/as religiosos/as a ser testigos no ya de un modo de hacer las cosas, sino de un modo de ser, un estilo de vida. Recordó que el lema escogido para esta Asamblea la sitúa esta reunión en lo esencial de la Vida Consagrada. Durante su discurso, Fratini aseguró que la esperanza de la Vida Religiosa “debe cifrarse en la oración como espacio donde se conoce a Jesucristo, se aprenden los sentimientos de su Corazón y se percibe el impulso a la misión que hay que desempeñar para comunicarle a Él a los demás según la forma concreta de cada vida consagrada”. 

Cauces abiertos con la Conferencia Episcopal (CEE)

Por su parte, Mons. Jesús Sanz Montes, presidente de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada de la CEE, se refirió a los cauces abiertos entre la CONFER y la Conferencia Episcopal para caminar juntos en la Comunión Eclesial. El obispo de Oviedo recordó con especial cariño su presencia en la bendición de la nueva sede de CONFER, y reiteró su sentimiento de sentirse “en su casa”. Además,  animó a los religisoso a preparar con ilusión la inminente visita de Su Santidad, Benedicto XVI, con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud, y a motivar a los jóvenes de las obras apostólicas para participar en este evento que se celebrará durante el mes de agosto de 2011.

Sobre la esperanza

El representante de la Congregación Vaticana para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, el agustino Eusebio Hernández Sola,  reflexionó en su intervención sobre el tema elegido para la Asamblea, la esperanza. “La vida consagrada”,  dijo, “está llamada a ser profeta de esperanza en este momento histórico que no es fácil; donde la crisis social, política, económica, reliosa asume rasgos difíciles de comprender y aceptar. Pero, cuando todo parece que se quiebra, surge la serenidad fecunda de la cruz que ilumina todo y da razón de nuestra esperanza”.

Reestructuración de los institutos religiosos

La jornada del día 17 se centró en el tema de la reestructuración de los institutos religiosos. Se explicaron diversos procesos que se están llevando a cabo, indicando cómo se toma la decisión, qué pasos se han dado, problemas encontrados, etc.

Sobre la unión de varias Provincias en una nueva y única provincia habló Antonio Guerrero, Provincial de Castilla de  la Compañía de Jesús; Mercedes Vilas, Provincial de las Hijas de Jesús desarrolló el proceso llevado a cabo por su congregación; Benita de la Cuerva, Superiora General de las Hijas de San José analizó la supresión de provincias y la creación de un solo organismo con sectores geográficos; el Provincial de Loyola de los Jesuitas, Juan José Etxeberría, se refirió a los asuntos específicos de las Autonomías; y para finalizar, Ignacio Lovelle, de la Comisión Jurídica de la CONFER, analizó los elementos jurídicos a tener en cuenta en este tema.

Celebración eucarística y clausura de la AsambleaCONFER XVII Asamblea general Rodé y Royón web

El día 18, y antes de procederse a la ceremonia de clausura, los religiosos participaron en una celebración eucarística, en cuya homilía el cardenal  Franc Rodé se refirió a la la dedicación de las Basílicas de los Apóstoles Pedro y Pablo, -cuya lituragia se celebraba ese día-, “y con ella, dijo,  nos ofrece la proclamación de la Palabra de Dios que nos presenta la figura de estas dos grandes columnas de nuestra fe. 

“Pablo llega a Roma y aunque preso, -explicó Rodé- sigue exponiendo su mensaje con toda libertad hasta su martirio. Las últimas palabras del libro de los Hechos que hemos escuchado en la primera lectura, son la esencia del contenido de la predicación de Pablo: “lo concerniente al Señor Jesucristo”. La narración del episodio de Jesús caminando sobre las aguas, del Evangelio de San Mateo, termina también con la afirmación de fe de los discípulos: “ciertamente tú eres el Hijo de Dios”. 

“La fe en Jesucristo, el Señor, se nos presenta como el fundamento y la razón de ser de la vida y la misión de Pedro y Pablo. Como lo es de todo cristiano y de modo particular de los consagrados, llamados y enviados por el mismo Señor. Me complace traer aquí, a este respecto, unas palabras de Benedicto XVI en su homilía en Barcelona: “El Señor Jesús es la roca sobre la que se cimienta nuestra fe. Apoyados en esa fe, busquemos juntos mostrar al mundo el rostro de Dios, que es amor…esa es la gran tarea, mostrar a todos que Dios puede responder al anhelo de plenitud del hombre”. 

“Es un mensaje del Papa que podemos recoger al final de esta Asamblea que ha tenido como lema “nacer de nuevo para una esperanza viva”. Sólo desde la fe en Jesucristo se puede nacer de nuevo, “del agua y del Espíritu” que dice San Juan. Solo desde la fe en Jesucristo será posible vivir en esperanza y mostrar al mundo con nuestras vidas, el rostro de Dios que es amor. Unas vidas apasionadas por Jesucristo, fundadas en la Roca de la fe,llenas de la alegría que provoca la esperanza, constituyen el mejor testimonio que la vida religiosa puede ofrecer a nuestros contemporáneos. Así, lo indicaba también el Papa en Santiago: “ayudamos a los demás a ponerse en camino hacia la trascendencia, a trascenderse a sí mismo y la vida cotidiana, y así encontrar una nueva libertad…” 

“Con este trasfondo de fe, contemplamos en este pasaje dos escenas simultáneas: Jesús, en la montaña, orando al Padre en la soledad del corazón. Y los discípulos en el lago con el viento contrario, con escasas fuerzas, avanzando penosamente, mostrando su debilidad. También la vida religiosa, como la sociedad y la Iglesia, tiene dificultades en estos tiempos, pasa por momentos de oscuridad, corre el riesgo de pensar que es inútil su trabajo, incluso que está “ausente” el Señor. Y sin embargo, el Señor sale al encuentro, como en tantas ocasiones que los evangelios nos narran; se hace “presente” dando ánimos, infundiendo confianza: “¡yo soy, no temáis¡”. Pero ellos no le conocieron, corno en las apariciones pascuales. Es un fantasma. Sólo Pedro, intrépido, se lanza más allá de sí mismo: “si eres tu… si eres tu, el Señor, mándame ir sobre las aguas…Ven¡¡ le anima Jesús. 

“Y hace la prueba, pero su fe no es fuerte, no confía de verdad en que sea el Señor, y al sentir la fuerza del viento, le inundó el miedo y la desconfianza. En realidad Pedro no teme porque se hunde, sino que se hunde porque le falta la fe y teme. Y Jesús le echará en cara precisamente su falta de fe: ¡hombre de poca fe, por qué dudas”.

“Un precioso pasaje que nos haría bien contemplarlo frecuentemente, para afrontar algunas situaciones en las que hoy se encuentra la Iglesia y en ella la vida consagrada, cuando parece que las dificultades arrecian más, cuando nuestra pequeña barca es zarandeada por los vientos contrarios. Su contemplación nos enseñará a escuchar la voz del Señor, cálida y fuerte a la vez, que nos dice: Ven, ánimo, confía…el mundo y la Iglesia os necesita. Vuestro testimonio de vida “es un don precioso y necesario para el presente y el futuro del Pueblo de Dios, porque pertenecéis a su vida, a su santidad y a su misión”, concluyó el cardenal.

Palabras de clausura de Elías Royón

En su discurso de clasura de la Asamblea, el presidente de CONFER, Elías  Royón dijo que “… El tema que ha dado unidad a nuestro quehacer estos días ha sido la esperanza, bajo el lema expresado con las palabras del Apóstol Pedro: “Nacer de nuevo para una esperanza viva”. La esperanza en el Señor que nos ha llamado y enviado es la fuerza para nuestro empeño cotidiano en la revitalización de la vida y misión de nuestros Institutos, desde el principio inspirador de una “fidelidad creativa”.

” Las ponencias, agregó,  han ido presentando a nuestra reflexión diversos aspectos de esta esperanza, garantía del futuro de una vida religiosa que contagia alegría y fervor misionero. Una vida religiosa arraigada en Cristo, cimentada en la roca de su seguimiento radical, estará siempre a la escucha del Espíritu para ser enviada por la Iglesia a cualquiera de las fronteras de la evangelización, allí donde haya una nueva exigencia apostólica.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)