Hans Küng, nuevo libro y Doctor “honoris causa” por la UNED

Hans Kung portada libro Lo que yo creo webEn su nuevo libro, “Lo que yo creo”, Küng reitera su convicción de que la nueva arquitectura de las finanzas debe estar respaldada por un ordenamiento marco de carácter ético, porque -afirma- la codicia y la altanería humanas “sólo pueden ser refrenadas con unas cuantas normas éticas básicas” como las que se han ido configurando desde la hominización del ser humano”.

Madrid, 28 de enero de 2011 (por Trastevere).- El teólogo suizo Hans Küng ha sido doble noticia estos días. Primero por la publicación en español de su nuevo libro “Lo que yo creo”, editado por Trotta, y, en segundo lugar, por su nombramiento como “Doctor Honoris Causa” por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).

En la obra, que ya se encuentra en las librerías españolas, Küng señala que las estrategias económicas y el juicio ético deben ser vinculados entre sí para evitar, como ha ocurrido con el modelo neocapitalista actual al que responsabiliza de la actual crisis económica, sus antisociales consecuencias.

El teólogo reitera su convicción de que la nueva arquitectura de las finanzas debe estar respaldada por un ordenamiento marco de carácter ético, porque -afirma- la codicia y la altanería humanas “sólo pueden ser refrenadas con unas cuantas normas éticas básicas” como las que se han ido configurando desde la hominización del ser humano”.

Publicado por Trotta, “Lo que yo creo” es  una síntesis, en clave espiritual, de toda su trayectoria “como pensador y del camino personal” que ha recorrido en su vida, afirma el autor en un blog puesto en marcha por la editorial y que inaugura el propio Küng con una referencia sobre su nuevo libro.

Esta síntesis, añade el teólogo, se despliega a lo largo del libro en tres líneas de fuerza que articulan su contenido: primera la del “decurso biológico que va del nacimiento a la muerte, desde los primeros pasos en la vida hasta la visión del final y la conciencia de la cierta -aunque incierta en cuanto a su hora- muerte del individuo”.

Segunda, “la línea del decurso biográfico, la narración de los hechos y las vivencias de la propia vida, que he relatado pormenorizadamente en los dos volúmenes de mis memorias publicados hasta ahora, y que son la materia a partir de la cual se hacen las ‘meditaciones’ que contiene este libro”.

Y, en tercer lugar, “el curso filosófico y teológico de las ideas, el estudio y la reflexión, a veces sobre materias muy especializadas, que han conformado mi trayectoria intelectual y que han determinado también mi compromiso en la práctica, al permitirme intervenir de forma razonada en discusiones sobre asuntos de interés general sin perder nunca de vista los grandes contextos”, señala.

Küng fundamenta en esta visión de conjunto y al mismo tiempo personal, según sus propias palabras, “una triple esperanza: en la unidad de las Iglesias, en la paz entre las religiones y en la comunidad de naciones”.

Al hablar de la unidad de las iglesias, el teólogo dice, tras reconocerse como un miembro fiel de la Iglesia: “creo en Dios y su Cristo, pero no creo ‘en’ la Iglesia. Rechazo toda equiparación de la Iglesia con Dios, todo infatuado triunfalismo y todo egoísta confesionalismo, permanezco abierto a la entera comunidad cristiana de fe, a todas las iglesias”.

Recuerda su compromiso, a lo largo de su vida, con la renovación de la Iglesia y la teología católicas, así como en el entendimiento entre las Iglesias cristianas y reconoce, al respecto, que ha sido testigo “de algunos éxitos”, sobre todo bajo Juan XXIII y durante el Concilio Vaticano II.

Pero, añade, “también he tenido que encajar reveses, en especial bajo los papas postconciliares: ellos y su aparato curial de poder traicionaron el concilio reformista y pusieron de nuevo en pie, a fin de bloquear cualquier reforma, el sistema romano, antirreformado y antimoderno propio de la Edad Media, con un colegio episcopal por entero domesticado”.

Mi esperanza, afirma, “no se dirige a una homogénea Iglesia unitaria; los perfiles confesionales, regionales, incluso nacionales, de las diversas iglesias cristianas no deben fundirse en uno sólo”.

“Mi esperanza apunta a una unidad ecuménica entre las Iglesias cristianas en una heterogeneidad reconciliada… Es una visión realista, cuya realización en la base de las Iglesias comenzó hace ya tiempo”.

Y sitúa esa visión de esperanza “no en un mundo eclesial paradisiaco”, sino de Iglesias “que vuelvan a guiarse en mayor medida por el Evangelio y estén abiertas a las necesidades de sus contemporáneos”.

Reconocimiento por la UNED

Hans Küng retratoHans Küng, que recibió el Doctorado Honoris Causa de manos del  decano de Filosofía de la UNED, Manuel Fraijó, y ante el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, disertó sobre la “Ética mundial y el derecho” y aludió a sus relaciones con el teólogo Ratzinger, hoy papa Benedicto XVI.

En un breve encuentro con los informadores que cubrían el acto, Hans Küng  dijo que “la llamada reevangelización es en realidad una rerromanización”, y criticó algunas disposiciones de la Santa Sede en relación con los anticonceptivos, señalando “lo funesta que puede llegar a ser la deducción de mandamientos morales a partir de la naturaleza humana”, y citando  como ejemplo para ello la encíclica “Humanae Vitae” de Pablo VI,  en la que se decretaba “la prohibición de todo género de anticoncepción, por contraria a la naturaleza”. 

El teólogo se refirió al anticlericalismo actual y señaló que es una “reacción” al autoritarismo eclesiástico, afirmando que  la jerarquía católica está muchas veces “muy lejos” de la gente. Abogó también por la necesidad de la  cooperación y el respeto mutuo en las relaciones  entre Iglesia y Estado.

Juan José Tamayo, sobre el reconocimiento a Küng

En relación con el homenaje del reconocimiento de  la UNED, el teólogo español Juan José Tamayo ha señalado que el doctorado honoris causa que le ha concedido la universidad española está más que merecido, y ha agregado que “muchas han sido  las lecciones que he aprendido de él como maestro, colega y amigo”.

Y así, en un artículo publicado en el Diario Vasco el pasado día 26, y al que puede accederse en el siguiente link  http://www.diariovasco.com/v/20110126/opinion/articulos-opinion/diez-lecciones-aprendido-hans-20110126.html, Tamayo explica diez de esas lecciones que ha aprendido del teólogo suizo.

De las lecciones recordadas por Juan José Tamayo en su artículo, recogemos dos:

2. Jesús de Nazaret. La cristología de Küng es una de las más innovadoras y mejor fundadas de las últimas décadas, que ha contribuido a recuperar al Jesús histórico y a reformular e interpretar la doctrina sobre Jesús de Nazaret en perspectiva histórica y en el contexto de los nuevos climas culturales. A la pregunta por la verdadera imagen de Cristo responde que el Cristo real, que no es un mito, sino un personaje, cuyo contexto socio-cultural, mensaje, conflictos con las autoridades políticas y religiosas, muerte y nueva vida analiza con rigor exegético.
3. La Iglesia. Küng se pregunta si la Iglesia puede apelar razonablemente a Jesús y si está fundada en el Evangelio. A partir de ahí elabora una eclesiología crítica que parte de la Iglesia real encarnada en el mundo, y no de una Iglesia ideal que se encuentre en las abstractas esferas celestes de la teoría teológica y subraya su índole carismática como parte de su estructura fundamental. La Iglesia no se encuentra al mismo nivel que el reino de Dios, sino a su servicio.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)