Legionarios de Cristo: Lucrecia Rego, la “otra hija” de Marcial Maciel, deja la dirección de Catholic Net

Lucrecia Rego de Planas y Maciel web…”Seguiré escribiendo, pues tengo muchas cosas que arden en mi corazón y que no puedo dejarlas ahí dentro sin sentir que estallo. Pero he tomado la decisión de, a partir de ahora, ganarme a los enemigos “por cuenta propia”, sin llevar en la frente el comprometedor título de “Directora de Catholic.net”…

(Fotografía de http://lacomunidad.elpais.com/lplanas/2009/7/20/radio-amanecer-entrevista-lucrecia-rego-planas-la-otra)

Madrid, 23 de febrero de 2001 (Por Trastevere con información de Catholic Net).- Lucrecia Rego, la directora de Catholic Net, defensora acérrima de Marcial Maciel, el depredador fundador de la Legión de Cristo y el Regnum Christi, ha dejado su cargo como directoria del citado portal de los Legionarios de Cristo en Internet.

 Ella misma lo cuenta hoy, en una carta de despedida a sus lectores, en un tono victimista que parece más un cese obligado que una decisión personal. Su famosa y desafortunada carta “La otra hija del P. Maciel”, tras el reconocimiento por la Legión de que el depredador tenía una doble vida (para mi la tercera para no olvidarnos de su faceta como pederasta)  con una mujer con la que tenía una hija que estaba estudiando en la Universidad Francisco de Vitoria en Madrid (de esto no informaron los Legionarios), de nombre Norma Hilda, levantó ampollas entre todos aquellos miembros de la LC y la RC que ya venían despertando y aceptando que habían sido engañados y que “Notre pere” no era precisamente trigo limpio como ya había oficializado la Santa Sede con motivo de la sanción impuesta por Benedicto XVI a Marcial Maciel, condenándolo a la penitencia y a una vida de retiro por razones de su avanzada edad, ante las denuncias de pederastia contra sus propios seminaristas que se habían investigado.

Lucrecia Rego de Planas siguió erre con erre, como adalid de la “santidad” del fundador en una batalla personal y pública a través de distintos foros en Internet, despertando la indignación de las víctimas directas e indirectas del falso profeta y colocando en una difícil posición a la cúpula de la Legión en su intento de “lavar la imagen” tras el anuncio de la visita apostólica a las instituciones y organismos legionarios ordenada por el Papa.

Dña. Lucrecia no sólo no se amilanó, sino que en una escalada cada vez más patética e irracional sobre las virtudes del fundador, llegó a cuestionar en un reciente artículo de fecha 31 de enero la valoración de Benedicto XVI para condenar a Marcial Maciel: ” Marcial Maciel: «Una figura enigmática» para Benedicto XVI. 

“Las cosas que han sucedido en la Legión de Cristo desde hace dos años, parece que no terminan de cuadrar en el privilegiadísimo cerebro de Joseph Ratzinger, hoy jefe Supremo de la Iglesia católica.

El Papa ha descubierto que hay algo contradictorio en el asunto y lo expresa claramente en su última entrevista, plasmada en el libro “La luz del mundo”. 

Cuando Seewald le pregunta acerca del caso Maciel (*), él responde: 

 

– “Para mí, Marcial Maciel sigue siendo una figura enigmática.”

 

¿Por qué una figura enigmática? 

El Papa lo explica más adelante en la misma respuesta, hablando de lo que han encontrado en las averiguaciones previas y posteriores a la visita apostólica: 


 – “Por una parte, una vida que, como ahora sabemos, se encuentra fuera de la moralidad, una vida de aventuras, disipada, extraviada. Por otra parte, vemos el dinamismo y la fuerza con la que construyó la comunidad de los Legionarios. ” 

Y él mismo concluye que lo que más le llama la atención del caso Maciel es la contradicción. Éstas fueron sus palabras: 

– “Este es el hecho notable, la contradicción: que, por así decirlo, un falso profeta haya podido tener un efecto positivo.”
.

Así iniciaba la Sra Rego de Planas su artículo, publicado en su blog  en “la Comunidad” de El País. y al que puede accederse completo en este link:  http://lacomunidad.elpais.com/lplanas/2011/1/31/marcial-maciel-una-figura-enigmatica-benedicto-xvi, artículo que, junto al relativo al pontificado de Juan Pablo II con motivo de su próxima beatificación  “El lado obscuro del Pontificado de Juan Pablo II”, terminaron por precipitar la decisión que la directora de Catholic Net hoy hace pública.

Lucrecia siempre ha sostenido el argumento de que los hechos (alguno de ellos delitos) que se imputan a Maciel  no están probados y que la obra creada por el fundador de la LC  es suficientemente importante y trascendente para la Iglesia católica como para hacer dudar de que un hombre que inspira esa imponente obra inspirada por Dios  (la celebre premisa de los renglones torcidos) puede paralelamente haber caído en tantas aberraciones sexuales.

El artículo sobre Ratzinger y la figura enigmática de Maciel,  criticado ya abiertamente por el catolicismo más ortodoxo y con peticiones expresas de que Lucrecia debía abandonar su puesto, desembocan hoy en esta decisión hecha pública por la propia protagonista y que copio a continuación para mis lectores.

No me gusta hacer sangre del árbol caído. Lucrecia Rego se ha equivocado, ha defendido y sostenido lo indefendible y lo que ya no tenía ningún asidero. Estoy seguro de que lo ha hecho en conciencia, pero está claro que lo ha hecho también con una rotunda soberbia y creida siempre de estar en posesión de la verdad. Lucrecia, contra el mundo y contra las decisiones de la Santa Sede…. El final estaba claro.  Ha faltado la humildad en sus polémicos artículos y hoy vuelve a faltar en el de su despedida, aunque pida perdón en el mismo.

http://www.es.catholic.net/escritoresactuales/825/2860/articulo.php?id=49648

– “¡Ay, Lucre!, si escribes estas cosas, ¿cómo quieres tener amigos?”
Fue el comentario de un sacerdote, muy amigo mío, cuando leyó, hace ya muchos años, mi artículo “Mujer, feliz de ser mujer”, un poco antes de ser publicado.

Según me dijo el padre, en el mencionado artículo yo “dejaba por los suelos” a las mujeres que trabajan, a las que no trabajan, a las feministas y también a los hombres. ¿Cómo podría tener yo amigos después de eso?

La verdad es que nunca fue mi intención ni ganar amigos, ni “dejar por los suelos” a nadie, sino sólo exaltar la hermosísima vocación de ser mujer, esposa y madre.

El padre tuvo boca de profeta e hice enojar a muchos, sobre todo a las madres trabajadoras de tiempo completo… a las que no trabajan, sino que juegan tenis y toman cafecitos … a las feministas y… creo que también a muchos hombres. ¡Vaya desastre!

En fin… ése fue el primero de unos cuantos artículos que he escrito (no son muchos, pues no tengo mucho tiempo libre para escribir), pero, cuando escribo, por más que me esfuerzo en escribir lo que pienso con un lenguaje amable y cordial, como por arte de magia, con cada artículo he hecho enojar a alguien (o a muchos).

Después de “Mujer, feliz de ser mujer”, escribí un pequeñito documento que se llama “¿Cuáles son tus graves razones?” en el que, basándome en el #15 de la Humanae Vitae, cuestiono a los matrimonios que utilizan el Método Billings, acerca de “las graves razones” que los movieron a utilizarlo. Según yo, no tenía nada de extraordinario, pues todos sabemos que la Humanae Vitae y todos los documentos subsecuentes del Magisterio hablan de que “si existen graves razones no basadas en el egoísmo, entonces (y sólo entonces) es lícito utilizar los métodos naturales, dentro del matrimonio, para espaciar el nacimiento de los hijos”.

Pero, aunque no tenía nada de extraordinario, hice enojar a muchos (muchísimos) usuarios del Método Billings y sobre todo a los promotores del mismo.

Después siguió “Mujeres que matan” que escribí con ocasión de la legalización, en México, de la píldora del día después. Hice enojar a todas las farmacéuticas y a las organizaciones que promueven el aborto bajo el disfraz de “salud reproductiva”.

El siguiente fue “¿Bebés o ranas?” con el que me granjeé la antipatía de todos los estudiantes de Bioética alrededor del mundo, además de acrecentar la animadversión que ya sentían hacia mí las empresas abortistas.

Creo que después siguió el de “Autoestima, una trampa para el amor”, con el cual perdí la amistad de todos los psicólogos que se alimentan gracias a los cursos y terapias de autoestima y de todos los que han pagado grandes sumas de dinero para tomarlos.

Más adelante publiqué “Ochocientos años, el paso de la cristiandad a la increencia”, que me granjeó muchos enemigos entre los liberales, comunistas y modernistas, teólogos disidentes, que habitan en el seno de la Iglesia.

Con “ADHD, una enfermedad que está de moda” logré perder la simpatía de todas mis amigas que medican a sus hijos para mantenerlos quietos y también recibí muy agresivas retroalimentaciones de parte de los laboratorios que producen las drogas y de los médicos, psicólogos y maestros de escuela que las recetan (que son muchos miles alrededor del mundo).

Con “Santi y la muerte cerebral”, casi fui linchada por los promotores de los transplantes de corazón latiendo.

Hace un par de años escribí “¿Quién secuestró a los maestros?” cuestionando el sistema constructivista, de inspiración masónico-marxista, que ha invadido a las escuelas católicas alrededor del mundo y… bueno… hice enojar a todos los que se llaman “pedagogos” y a todos los psicólogos escolares.

He tenido otras ocurrencias… como llamarme “La otra hija del P. Maciel” y hablar de “La lealtad, una virtud prohibida”, del “Bicentenario como una oportunidad para recordar nuestra identidad católica” y, últimamente, hacer ver que Benedicto XVI se refirió al P. Maciel como «una figura enigmática» y también hablar de “El lado obscuro del Pontificado de Juan Pablo II”, con el único fin de resaltar la gran labor que realizó hacia dentro de la Iglesia en la defensa de la fe y de la doctrina y que los medios dejaron en la obscuridad.

Hay algunos artículos más, pero… el resultado de cualquier cosa que escriba, sin importar el tema, invariablemente es el mismo, el que bien vaticinó mi amigo sacerdote:

– “¡Ay, Lucre!, si escribes estas cosas ¿cómo quieres tener amigos?”

Hoy, reflexionando en todo esto frente al sagrario, he tomado la decisión de pedir perdón a todos los que se han sentido ofendidos por mis escritos. No me retracto de lo que digo en ninguno de ellos, pues hablo con la verdad, pero sí, quiero confesarles, de todo corazón, que mis intenciones jamás fueron las de herir a nadie, sino únicamente hacer brillar la doctrina de la Iglesia en cada uno de los temas.

Seguiré escribiendo, pues tengo muchas cosas que arden en mi corazón y que no puedo dejarlas ahí dentro sin sentir que estallo. Pero he tomado la decisión de, a partir de ahora, ganarme a los enemigos “por cuenta propia”, sin llevar en la frente el comprometedor título de “Directora de Catholic.net” .

Hoy, por la tarde, he presentado el asunto a mis superiores, que confío en que aceptarán el cambio y les he propuesto a Mayra Novelo de Bardo, quien ahora se encarga de la Comunidad de Educadores Católicos y de la aprobación de Alianzas en Catholic.net, como la persona apta para ocupar mi lugar. Ella todavía no lo sabe, pero… quiero suponer que aceptará.

No abandono Catholic.net. Confieso que me siento muy cansada después de diez años de trabajo arduo en el portal, durmiendo muy poco y trabajando mucho, pero… dentro de mis posibilidades de tiempo (lo que me sobre atendiendo a mi marido, a mi papá anciano y enfermo y a mis nueve hijos) seguiré participando, si la nueva Directora me lo permite, como consultora, escritora, coordinadora de algún curso y, tal vez… como moderadora en alguno de los Foros.

Agradezco a todos los amigos que conocí dentro del portal (que gracias a Dios, son muchísimo más numerosos que los enemigos que me granjeé); a todos los amigos de la RIIAL y a todos los grandes colaboradores y alianzas que, de manera desinteresada, lograron hacer de Catholic.net lo que ahora es: “el lugar de encuentro de los católicos en la Red”.

Que Dios les llene de bendiciones!

Lucrecia Rego de Planas
lplanas@catholic.net“.

303 Responses to “Legionarios de Cristo: Lucrecia Rego, la “otra hija” de Marcial Maciel, deja la dirección de Catholic Net”

  1. jeje… no te preocupes, debí haber usado un nick mas claro. Saludos… nos seguimos viendo en el siguiente post! =)

  2. Aggfb y LAURA M… Sé perfectamente de lo que habló y no me refería a la tal Lucrecia. Me refería a no seguir diciendo el nombre a la verdadera hija del padre Maciel (N…). Y sé de que hablo porque es mi amiga y muy cercana, por eso me duele que se le siga nombrando ya que ella lo único que quiere es hacer una vida normal, como la que todos hemos tenido y por desgracia ella no ha podido, por el padre que le toco. Saludos

  3. Muchos de los articulos de Lucrecia son la bomba. Son muy ciertos, pero pues calan porque llevan grandes verdades que no son aceptadas en la actualidad. Lo bueno es que veo que ya todos somos unos jueces muy severos :S

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)