Con motivo del Día Internacional de la Mujer, Cáritas alerta sobre su vulnerabilidad ante los efectos de la crisis

Mujer dia_de_la_mujer_trabajadoraEspecial atención merecen las situaciones de violencia de género, en las que se incluyen tanto los casos de violencia en el ámbito doméstico, como las derivadas del ejercicio de la prostitución o de la trata con fines de explotación sexual.

Madrid, 8 de marzo de 2011 (Por Trastevere).-  Ante la celebración hoy del Día Internacional de la Mujer, Cáritas Española recuerda cómo, a pesar de los avances que se han producido en el camino hacia la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres, todavía se reproducen en la sociedad española los estereotipos y los roles de género que condenan a las mujeres a una situación de mayor vulnerabilidad y de desventaja social, política y económica frente a los hombres. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, la tasa de pobreza relativa es superior en las mujeres en todos los grupos de edad con relación a los hombres.

En estos momentos de crisis económica y social, Cáritas llama la atención, además,  sobre el hecho de que las mujeres, y especialmente las mujeres migrantes y aquellas que tienen responsabilidades familiares no compartidas, son las más expuestas a las situaciones de precariedad  y las más necesitadas de apoyo.

Víctimas de múltiple discriminación

Las mujeres que acuden a los servicios de Caritas son muchas veces víctimas de múltiple discriminación, por su condición de género y por otros factores relacionados con la etnia, la edad, la posición socioeconómica y el nivel educativo, entre otros.

Las situaciones de exclusión social que se generan suelen ser determinadas por distintos elementos, que van desde carencias de recursos económicos al desigual reparto de las responsabilidades del hogar y consecuentes dificultades de conciliación de la vida familiar y laboral. A ello se añaden carencias en hábitos sociales, laborales y afectivos, situaciones de desempleo de larga duración e inestabilidad laboral, dificultades de acceso a la vivienda, carencias educativas y de formación profesional, y problemas de salud tanto físicos como mentales.

Especial atención merecen las situaciones de violencia de género, en las que se incluyen tanto los casos de violencia en el ámbito doméstico, como las derivadas del ejercicio de la prostitución o de la trata con fines de explotación sexual.

Frente a estas situaciones, Caritas ofrece servicios de acogida y acompañamiento a las mujeres en situación de exclusión social, trabajando en su empoderamiento y en su autonomía a través de las siguientes líneas de acción:

– Desarrollo personal e inserción social. En este aportado se incluye una amplia serie de actividades dirigidas a la adquisición de habilidades personales y sociales, al conocimiento del medio, a la mejora de la autoestima y a la toma de decisiones.

– Orientación e inserción laboral. Se desarrollan acciones para mejorar las habilidades laborales y se realiza acompañamiento en la búsqueda de empleo.

– Acompañamiento e intervención en el ámbito familiar. Se trabaja la dimensión familiar de la mujer proporcionando orientaciones y apoyo socio-educativo a la madre y a sus hijos/as.

– Acogida y acompañamiento en los casos de violencia de género. Se realizan acciones de acogida de emergencia y seguridad, así como programas de apoyo psicológico y jurídico. Esta labor se completa con acciones de información, formación y sensibilización sobre los temas de género dirigidas a varios tipos de público.

En el último año, la Confederación Cáritas prestó ayuda en toda España a través de sus Programas de Mujer a un total de11.352 mujeres, con una inversión de 5,8 millones de euros.

Acción internacional a favor de las mujeres migrantes

La acción de Cáritas a favor de la dignidad de las mujeres tiene una dimensión global. Son ellas, en numerosas ocasiones, los agentes más cualificados y activos tanto en los proyectos de desarrollo que se llevan cabo en los cinco continentes como a la hora de garantizar una adecuada gestión de la ayuda en las situaciones de emergencia humanitaria.

Al igual que en nuestro país, a nivel mundial la pobreza afecta también en mayor medida a las mujeres. Por experiencia, sabemos que ser mujer constituye en sí mismo un  factor de vulnerabilidad; pero cuando una mujer decide dejar su país en búsqueda de mejores oportunidades de vida, los factores de riesgo se multiplican.

Las mujeres representan aproximadamente la mitad del número total de migrantes en todo el mundo. Sus derechos no son lo suficientemente respetados, ya que, con frecuencia, trabajan en sectores económicos poco regulados y deben hacer frente a situaciones de violencia, maltrato y explotación.

Las mujeres migrantes son un grupo de población sujeto a violaciones muy graves de sus derechos fundamentales a lo largo de todo su proceso migratorio, tanto en su país de origen, como en los de tránsito y de destino. La realidad demuestra que las mujeres migrantes están especialmente expuestas a ser víctimas de las redes de trata con fines de explotación sexual, a padecer alguna forma de esclavitud y a ser sometidas a crueles episodios de violencia física y psicológica.

En esta situación de crisis económica global, las mujeres migrantes corren, además, el riesgo de que estas situaciones de vulnerabilidad, que ya les amenazan con la perdida del empleo y el empeoramiento de las condiciones laborales, se deterioren todavía más, lo que puede traducirse en un incremento de las prácticas de economía sumergida y nuevas situaciones de explotación laboral.

Como respuesta a esta situación, Cáritas trabaja, tanto a nivel europeo como a nivel mundial, a través de la red institucional para la defensa de los derechos de las mujeres migrantes, en los países de origen, tránsito y destino. Cáritas ofrece a estas mujeres, a lo largo de todo el proceso migratorio, una respuesta integral a través de numerosos proyectos, que van desde la acogida y apoyo legal y psicológico, a la asistencia sanitaria y las actividades de orientación, formación y capacitación laboral.

Junto a la denuncia de estas situaciones, Cáritas exige, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer , soluciones internacionales eficaces y duraderas para proteger a las mujeres migrantes y asegurarse de que ellas reciban el apoyo necesario para que accedan a la debida información previa y puedan elegir con libertad sobre su futuro.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)