¡Pobre Judas!

…”Pero Judas sólo participa en el ritual, está ausente, sólo el tiempo justo, tiene cosas que hacer, y desaparece sin haberse enterado de lo que ha sucedido. Otros asuntos, en los que tiene puesta su atención, le reclaman. La cena pascual no le ha servido de nada: ni le ha sorprendido, con sus maravillosos detalles, […]