Benedicto XVI a los cartujos: en el silencio y la soledad el hombre se expone a la realidad de su desnudez para experimentar, en cambio, la Plenitud, la presencia de Dios

 “Cada vez más, incluso sin darse cuenta, las personas están inmersas en una dimensión virtual a causa de mensajes audiovisuales que acompañan su vida de la mañana a la noche. Los más jóvenes, que han nacido ya en esta condición, parecen querer llenar de música y de imágenes cada momento vacío, casi por el miedo de sentir, precisamente, este vacío”.

Madrid, 11 de octubre de 2011 (Por Trastevere con información del VIS y el SIC).- De “don precioso para la Iglesia y para el mundo, un don que contiene un mensaje profundo para nuestra vida y para toda la humanidad” calificó Benedicto XVI, durante su visita al monasterio cartujo de los santos Bruno y Esteban en  Serra San Bruno (Calabria), el pasado día 9, el carisma de la cartuja en la que el monje despojándose de todo, en el silencio y en la soledad, encuentra la Plenitud, a Dios.

Durante las Vísperas celebradas en la iglesia del monasterio con los religiosos cartujos, el papa señaló durante la homilía  que la intención de su visita era confirmar a la Orden en su misión, “más actual y significativa que nunca en el mundo de hoy”, y recordó que el núcleo de la espiritualidad de la comunidad cartujana, fundada por San Bruno es: “El fuerte deseo de entrar en unión de vida con Dios abandonando todo lo demás, todo lo que impide esta comunión, dejándose aferrar por el inmenso amor de Dios para vivir sólo de este amor”,  mediante la soledad y el silencio.

“…Habéis respondido con radicalidad a la invitación de Jesús: “Si quieres ser perfecto, le dijo Jesús, ve, vende todo lo que tienes y dáselo a los pobres: así tendrás un tesoro en el cielo. Después, ven y sígueme” (Mt 19,21). Todo monasterio – masculino o femenino – es un oasis en el que, con la oración y la meditación, se excava incesantemente el pozo profundo del que tomar el “agua viva” para nuestra sed más profunda”.

“Pero la Cartuja es un oasis especial, donde el silencioy la soledad son custodiados con particular cuidado, según la forma de vida iniciada por san Bruno y que ha permanecido sin cambios en el curso de los siglos. “Habito en el desierto con los hermanos”, es la frase sintética que escribía vuestro Fundador (Carta a Rodolfo, 4)”, afirmó el papa.

“La visita del Sucesor de Pedro a esta histórica Cartuja pretende confirmar no sólo a vosotros, que vivís aquí, sino a toda la Orden en su misión, de lo más actual y significativa en el mundo de hoy”.

Una vida más agitada y convulsa

“El progreso técnico, especialmente en el campo de los transportes y de las comunicaciones, ha hecho la vida del hombre más confortable, pero también más agitada, a veces convulsa. Las ciudades son casi siempre ruidosas: raramente hay silencio en ellas, porque un ruido de fondo permanece siempre, en algunas zonas también de noche. En las últimas décadas, además, el desarrollo de los medios de comunicación ha difundido y amplificado un fenómeno que ya se perfilaba en los años Sesenta: la virtualidad, que corre el riesgo de dominar sobre la realidad. Cada vez más, incluso sin darse cuenta, las personas están inmersas en una dimensión virtual a causa de mensajes audiovisuales que acompañan su vida de la mañana a la noche. Los más jóvenes, que han nacido ya en esta condición, parecen querer llenar de música y de imágenes cada momento vacío, casi por el miedo de sentir, precisamente, este vacío. Se trata de una tendencia que siempre ha existido, especialmente entre los jóvenes y en los contextos urbanos más desarrollados, pero hoy ha alcanzado un nivel tal que se habla de mutación antropológica. Algunas personas ya no son capaces de quedarse durante mucho rato en silencio y en soledad”.

“He querido -agregó Benedicto XVI- aludir a esta condición sociocultural, porque esta pone de relieve el carisma específico de la Cartuja, como un don precioso para la Iglesia ypara el mundo, un don que contiene un mensaje profundo para nuestra vida y para toda la humanidad. Lo resumiría así: retirándose en el silencio y en lasoledad, el hombre, por así decirlo, se “expone” a la realidad de su desnudez, se expone a ese aparente “vacío” que señalaba antes, para experimentar en cambio la Plenitud, la presencia de Dios, de la Realidad más real que exista, y que está más allá de la dimensión sensible. Es una presencia perceptible en toda criatura: en el aire que respiramos, en la luz que vemos y que nos calienta, en la hierba, en las piedras… Dios, Creator omnium, atraviesa todo, pero está más allá, y precisamente por esto es el fundamento de todo. El monje, dejando todo, por así decirlo, “se arriesga”, se expone ala soledad y al silencio para no vivir de otra cosa más que de lo esencial, y precisamente viviendo de lo esencial encuentra también una profunda comunión con los hermanos, con cada hombre”.

Búsqueda de toda una vida

“Alguno podría pensar que sea suficiente con venir aquí para dar este “salto”. Pero no es así. Esta vocación, como toda vocación, encuentra respuesta en un camino, en la búsqueda de toda una vida. No basta, de hecho, con retirarse a un lugar como éste para aprender a estar en la presencia de Dios. Como en el matrimonio, no basta con celebrar el Sacramento para convertirse en una cosa sola, sino que es necesario dejar que la gracia de Dios actúe y recorrer juntos la cotidianeidad de la vida conyugal, así el llegar a ser monjes requiere tiempo, ejercicio, paciencia, “en una perseverante vigilancia divina – como afirmaba san Bruno – esperando el regreso del Señor para abrirle inmediatamente la puerta” (Carta a Rodolfo, 4); y precisamente en esto consiste la belleza de toda vocación en la Iglesia: dar tiempo a Dios de actuar con su Espírituy a lapropia humanidad de formarse, de crecer según la medida de la madurez de Cristo, en ese particular estado de vida. En Cristo está el todo, la plenitud; necesitamos tiempo para hacer nuestra una de las dimensiones de su misterio. Podríamos decir que éste es un camino de transformación en el que se realiza y se manifiesta el misterio de la resurrección de Cristo en nosotros, misterio al que nos ha remitido esta tarde la Palabra de Dios en la lectura bíblica, tomada de la Carta a los Romanos: el Espíritu Santo, que resucitó a Jesús de entre los muertos, y que dará la vida también a nuestros cuerpos mortales (cfr Rm 8,11), es Aquel que realiza también nuestra configuración a Cristo según la vocación de cada uno, un camino que discurre desde la fuente bautismal hasta la muerte, paso hacia la casa del Padre”.

” A veces, a los ojos del mundo, parece imposible permanecer durante toda la vida en un monasterio, pero en realidad toda una vida es apenas suficiente para entrar en esta unión con Dios, en esa Realidad esencial y profunda que es Jesucristo”.

“¡Por esto he venido aquí, queridos hermanos que formáis la comunidad cartuja de Serra San Bruno! Para deciros que la Iglesia os necesita, y que vosotros necesitáis a la Iglesia. Vuestro lugar no es marginal: ninguna vocación es marginal en el Pueblo de Dios: somos un único cuerpo, en el que cada miembro es importantey tiene lamisma dignidad, y es inseparable del todo. También vosotros, que vivís en un aislamiento voluntario, estáis en realidad en el corazón de la Iglesia, y hacéis correr por sus venas la sangre pura de la contemplación y del amor de Dios”.

“Stat Crux dum volvitur orbis – así reza vuestro lema. La Cruz de Cristo es el punto firme, en medio de los cambios y de las vicisitudes del mundo. La vida en una Cartuja participa de la estabilidad de la Cruz, que es la de Dios, de su amor fiel. Permaneciendo firmemente unidos a Cristo, como sarmientos a la Vid, también vosotros, hermanos cartujos, estáis asociados a su misterio de salvación, como la Virgen María, que junto a la Cruz stabat, unida al Hijo en la misma oblación de amor. Así, comoMaría y junto con ella, también vosotros estáis insertos profundamente en el misterio de la Iglesia, sacramento de unión de los hombres con Dios y entre sí. En esto vosotros estáis también singularmente cercanos a mi ministerio. Vele por tanto sobre nosotros la Madre Santísima de la Iglesia,y que el santo padre Bruno bendiga siempre desde el cielo a vuestra comunidad”.

 

 

 

6 Responses to “Benedicto XVI a los cartujos: en el silencio y la soledad el hombre se expone a la realidad de su desnudez para experimentar, en cambio, la Plenitud, la presencia de Dios”

  1. Hipocresía o alucinación?
    Cómo es posible decir lo que les dijo a los cartujos y seguir sosteniendo el imperialismo vaticano?

  2. Pues está muy claro JMS, porque una cosa es predicar y otra dar trigo. Y de eso la Iglesia institución sabe mucho, por eso la crisis de credibilidad tan terrible que la azota en los últimos años cuando, precisamente en unos momentos en que su dimensión social y el esfuerzo y entrega de tantos de sus hombres y mujeres a ayudar a los demás cobra un especial realce y protagonismo en estos tiempos de crisis, y debería ayudar a lo contrario. La jerarquía y la institución es una cosa y las buenas gentes que intentan vivir el Evangelio con radicalidad dentro de la misma, otra.

  3. Llevaba tiempo sin participar activamente en este blog aunque lo sigo leyendo con interes. Hoy quiero intervenir porque me parece injusto lo que dicen Pablo y JMS. Creo que Benedicto XVI es sincero con sus propuestas y en sus palabras, el problema no está en el Papa que propone cosas en mi opinión necesarias, objetivas y muy necesarias en los tiempos que vivimos, y concretamente lo que les dice a los cartujos. Otra cosa es, y ahí coíncido con Pablo, que muchas personalidades de la curia e incluso muchos sacerdotes no vivan con arreglo a los valores del Evangelio, pero de ello a hablar de hipocresía o alucinación en referencia a Benedicto XVI me parece injusto y desproporcionado.

  4. Hola Manuel:
    En un sistema totalitario, piramidal, practicado en milenios por los Papas como las más intransigente dictadura de la tierra, no caben culpables sin la absoluta complicidad del jefe supremo. BXVI lleva casi 7 años diciendo bellas palabras sin llevarlas a los hechos. Caso Maciel

  5. Los sistemas cambian primordialmente de abajo hacia arriba, o bien horizontalmente, no de arriba hacia abajo, aunque muchos crean lo contrario. A lo mejor, por eso Jesùs naciò entre los de abajo, no entre los de arriba.
    .
    Cuando el de arriba se empeña en cambiar las cosas en contra del criterio o de lo que el colectivo cree que es el bien comùn, el “cambio” cuesta sangre, y el 99% de las veces no se da. Por ejemplo, Stalin y el asesinato de millones de pequeños propietarios en la Uniòn Soviètica, la Legiòn de Cristo, muchìsimos colegios privados y públicos (donde los directivos entienden la necesidad de cambiar los paradigmas filosòficos y didàcticos, pero los que implementan la instrucciòn diaria, no), etc.
    .
    Yo veo que Benedicto XVI està convencido de la necesidad de los cambios, pero no creo que le alcance la vida completa para terminar de implementarlos. Ojalà y su sucesor tenga sentido comùn y compromiso cristiano verdaderos, y que tenga un buen equipo de trabajo a su alrededor.
    .
    Estoy totalmente de acuerdo con que mi Iglesia, como instituciòn humana, ha cometido errores gravìsimos en su conducciòn de asociaciones de grupos humanos. La desprotecciòn a las vìctimas de abusos, la desproporciòn entre los castigos a los teòlogos de la liberaciòn, a Pedro Arrupe, y a la Compañìa de Jesùs, en comparación con las caricias a la Legiòn de Cristo, etc.
    .
    Y pensar que Jon Sobrino y Joseph Ratzinger aman entrañablemente a Dios y al pròjimo… y no pueden ponerse de acuerdo en una cuestiòn lingüìstica. Si ellos no pueden… ¿serà que a nosotros se nos haga mucho màs fàcil?
    .
    Mi humilde opiniòn es que el caso Maciel pertenece a los tribunales humanos, no a los eclesiàsticos. Los crìmenes macielinos y los delitos en que los directivos siguen incurriendo son perseguidos de oficio en la mayorìa de paìses. Quisiera pensar que Benedicto tiene el poder de decir algo para implementar de inmediato el acercamiento directo y la reparaciòn para con las vìctimas de Maciel y de los legionarios, pero voy viendo que no puede hacer màs de lo que ya hizo.
    .
    Ya dijo que Maciel fue un falso profeta, sin escrùpulos y sin el menor sentido religioso. Ya metiò visitadores y permitiò la entrevista del obispo Watty a quien quisiera escucharla. Ya emitiò un comunicado claro y condenatorio. Al buen entendedor, el que no està enganchado en un movimiento sectoide o de culto, pocas palabras bastan. Los que todavìa no despiertan… ¿serà que necesitan mayor claridad de lo que ya se ha dado? A mì me parece que su juicio para con las estructuras de poder y de guìa de la LC y del RC han sido muy claras.
    .
    No hay duda de que mi parte humana hubiera preferido a alguien màs de comisario o de emisario papal para la legiòn, por ejemplo el obispo Watty, para ver los cambios darse en mis tiempos; pero no dudo que “lo enfermaran” o lo envenenaran antes de terminar su misiòn, como hicieron con los enviados papales de los años cincuenta. Necesitan alguien muy zorro, pero muy zorro, para “acompañarlos”.
    .
    Que el delito ya ha prescrito ante las leyes humanas… pues a cabildear para cambiar las leyes humanas europeas y norteamericanas, y a llevar a los tribunales humanos a los delincuentes de sotana negra. Las leyes de mi paìs, las mexicanas, son caso perdido; los macielinos han exportado las verdaderas lacras y chanchullos mexicanos a todo el mundo; aquì no progresarìa un caso legal en contra de los delincuentes de la legiòn, porque a los mexicanos de abajo no les interesa cambiar la podredumbre legal en que vivimos. Pero me parece que en Europa y en Estados Unidos, hay la necesidad y existirìa el apoyo para revertir perìodos “prescriptorios” (?) para delitos que la ciencia y la investigaciòn hoy nos dicen que tardan mucho màs en llegar a los tribunales, como por ejemplo el abuso sexual infantil, y la manipulaciòn y la crueldad religiosas y psicològicas.
    .
    Si apoyàramos a Benedicto y a las vìctimas de la legiòn para que la justicia humana se encargue de los criminales, le estarìamos haciendo un gran bien a todos los que hoy estàn a nuestro alrededor, que fueron heridos por miembros de nuestra Iglesia, y a todos aquèllos otros miembros por venir.

    No esperemos una iniciativa de otras personas. Acerquèmonos hoy mismo a una vìctima, y apoyemos sus luchas y su diario vivir.
    .
    Si este no fue el foro apropiado para postear este tipo de opiniones, les ofrezco una humilde y sincera disculpa de antemano.

  6. A mi me parece que los papas, al menos los últimos que hemos tenido son unos tontos. Se rodena de un círculo de personas que los adulan, y muchas veces hacen otra cosa distinta de lo que predican. Respecto a los movimientos religiosos, estos presentan al Papa lo que ellos quieren que el Papa conozca, pero no existen mecanismos de comunicación interna que permita denunciar las injusticias que se comenten a las personas. Y el que logra, a base de tesón y esfuerzo, alzar su voz, es tildado de inadaptado,problemático y que es uno solo.
    .
    Los Papas debería de cuidar de las ovejas de su rebaño, y eso se hace estableciendo dentro de la Iglesia mecanismos de control, tal y como hacen las empresas.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)