Misa de inicio del pontificado: el papa Francisco exhorta a no tener miedo de la ternura

  • papa-francisco-inicio-pontificado foto Ecclesia webQuisiera pedir, por favor, a todos los que ocupan puestos de responsabilidad en el ámbito económico, político o social, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad: seamos “custodios” de la creación, del designio de Dios inscrito en la naturaleza, guardianes del otro, del medio ambiente; no dejemos que los signos de destrucción y de muerte acompañen el camino de este mundo nuestro. 
  • No debemos tener miedo de la bondad, de la ternura.
  • Nunca olvidemos que el verdadero poder es el servicio, y que también el Papa, para ejercer el poder, debe entrar cada vez más en ese servicio que tiene su culmen luminoso en la cruz; debe poner sus ojos en el servicio humilde, concreto, rico de fe, de san José y, como él, abrir los brazos para custodiar a todo el Pueblo de Dios y acoger con afecto y ternura a toda la humanidad, especialmente los más pobres, los más débiles, los más pequeños.

Fotografías tomadas de la web de Ecclesia y VIS

Madrid, 19 de marzo de 2013 (Por Trastevere con información del VIS).- El papa Francisco sigue cosechando adeptos a millares. Sus gestos, sus palabras, su cercanía cautiva a todos y despierta una esperanza cada vez más sólida en que nos encontramos ante una nueva primavera para Iglesia católica, que sorprende por inusitada. Hoy, una vez más, con motivo de los actos organizados en torno a la Misa para la inauguración del pontificado, el papa Francisco ha dado muestras, una vez más, de su cercanía, cordialidad, de su amor por los pobres y de que quiere ser un papa, él prefiere llamarse sólo obispo de Roma, para todos.

Tanto es así, que hasta el VIS, el servicio de información del Vaticano, ha cambiado notablemente. Se ha vuelto más ágil  informa de muchas más actividades y, lo que es más notorio, sus notas de prensa y comunicados se han hecho mucho más periodísticos, redactados a manera de crónica, contagiado sin duda del nuevo protocolo y el nuevo lenguaje con el que el pontífice quiere dirigirse al mundo. Hoy, por primera vez, en  la información del VIS que habitualmente me sirve de base y guía para elaborar los post sobre la Santa Sede, no voy a meter ninguna variación ni nada de mi cosecha. La voy a dejar textual, tal y como el servicio se ha distribuido hoy a todos los medios de comunicación abonados al mismo, como ejemplo de lo que decía anteriormente: hasta el VIS se ha contagiado de las nuevas maneras y de la distinta forma de comunicar de este papa. Del comunicado escueto y sin adjetivos, hemos pasado a la crónica periodística valorativa. En mi opinión, un nuevo gesto importante de lo que puede ser este pontificado, como ya se puso de manifiesto en la reunión del Santo Padre con los periodistas en el aula Pablo VI del Vaticano.

El texto de la información de VIS sobre los actos de esta mañana en Roma:

“Ciudad del Vaticano, (VIS).- Custodiar con ternura. Esa es la vocación de cada uno. Es el mensaje del nuevo Papa. Quizá, sus líneas de gobierno. Claro, sencillo, profundo, comprometido. Dicho en italiano en no más de veinte minutos. Y la Plaza de San Pedro se quedó pensativa hasta el final de la celebración (A eso de las 11.20 horas de la mañana). El recogimiento del nuevo Papa se transmitía como si se tratara de “hacer la ola” entre los más de las 200.000 personas que seguían la misa de inicio de Pontificado.

“Es un Papa puntual. Incluso se adelanta. Al menos hoy ha sido así”, decía en alemán un católico, entrado en años, que llevaba horas delante de una pantalla en Via de la Conciliazione viendo cómo, poco a poco, llegaban otros miles. Tenía razón. Fue la primera improvisación. El jeep apareció en la Plaza de San Pedro cerca de las 8.50. De pie, el papa Francisco, sonriente, con su sotana blanca, su muceta, su cruz pectoral (la que ya tenía por ser obispo), y con zapatos negros (no rojos)… Bendiciendo a su paso, saludando. Y la gente ha empezado a correr con sus banderas, con sus hijos, sus amigos, sus enfermos … Y entonces, Francisco ha cogido a un bebe en sus brazos y, para más asombro de todos, se ha bajado después del papamóvil … – “¿Que pasa?”, preguntan algunos. El nuevo Papa había visto a un enfermo y quería acariciarlo y bendecirlo.

Es el nuevo Papa. El argentino, el primer Papa americano, el primer Francisco, líder ya de la Iglesia católica, que hoy se ha presentado al mundo y que en pocos días ha ilusionado a tantos. El pueblo ya le conoce como el Papa “cercano”, “sencillo” , “que es como un padre”, que saluda con un “buenas tardes” y se despide con un “buen almuerzo”. El Papa que a primera hora de esta misma mañana ha telefoneado a su tierra natal, donde sus compatriotas le acompañaban desde la Plaza de Mayo de Buenos Aires y, teléfono en mano, en directo, sorprendiendo a todos ha dejado un mensaje: “No tengáis miedo”. Las mismas palabras que en 1978 dijo uno de sus predecesores, el Papa polaco Karol Woytila.

Francisco es la primera vez que recorre la Plaza en papamóvil. Y la gente quiere verlo bien, más cerca, mejor, …. El nuevo Papa, pasa y vuelve a pasar alrededor de las columnatas…, quizás es el recorrido más largo que hasta hoy ha hecho un Romano Pontífice en jeep, recorriendo lo que hace más de XXI siglos fue el Circo de Nerón, según asegura la Historia, el sitio donde según confirman los investigadores de nuestro tiempo fue martirizado Pedro, el pescador, el primer Papa de la Iglesia Católica, y cuyos restos están enterrados en el mismo suelo. Del escenario primitivo, quizá lo único que queda en pie es el gran obelisco, traído a Roma desde Heliópolis por orden del emperador Calígula. Este obelisco alrededor del cual cientos de operarios han estado trabajando toda la noche para la histórica fecha.

Un hombre común

Hoy, veintiún siglos después, los testigos son otros, y otro es el espectáculo, aunque el protagonista vuelve a ser un “hombre común”: Jorge Mario Bergoglio, argentino, 76 años, Técnico Químico. Sus seguidores pueden ser 1.165.714.000, la cifra oficial de católicos que hay en el mundo (una de cada 6 personas que hay en el mundo). Y esta vez, en las “gradas” hay hombres y mujeres venidos de más de 127 países del mundo, venidos “porque han querido”, como ha insistido la Santa Sede: “El Vaticano no invita a unos sí y a otros, no; el Vaticano informa a todos, y ofrece una calurosa acogida al que viene, sin favorecer ni rechazar a nadie”. Y así lo han hecho 6 reyes, 3 príncipes herederos, 31 jefes de estado, 11 jefes de Gobierno… Y más de 1200 sacerdotes o seminaristas y 250 obispos católicos … Pero la cifra que no se puede contabilizar es la de los hombres, mujeres, jóvenes, niños y ancianos: de toda condición, fe, lengua, cultura, categoría, estado, opinión.

En la ceremonia, por destacar sumariamente, se puede citar al patriarca ecuménico Bartolomé I; el católico armenio de Etchmiadzin, Karekin II; el metropolitano Hilarion, del Patriarcado de Moscu, el arzobispo anglicano, Sentamu; el secretario del Consejo Ecuménico de la Iglesia, Fyske Tveit,… Y los 16 judíos, rabinos, de las comunidades hebraicas más importantes del mundo, y líderes de otras religiones como la musulmana, budista, sikh, o jainista.

Arriba, en lo alto del llamado “brazo de Carlo Magno”, las cámaras de algunos de los cerca de 6000 periodistas que cubren el evento. Allí han visto amanecer. Algunos llegaron a las cuatro de la madrugada. Muchos de ellos culminan así su trabajo en Roma, siguiendo día a día, y entre otras muchas cosas, el briefing del Director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, el Padre Lombardi, al que ayer en bloque ofrecían un obsequio en agradecimiento.

Pero empieza la ceremonia. Lo hace dentro de la Basílica, venerando a San Pedro, en su tumba. Lo hace el Santo Padre Francisco, que para este importante momento ha querido estar acompañado por los 10 patriarcas arzobispos de las principales iglesias católicas orientales. Solo ellos. ¿Por qué? Quizá para manifestar, también así, la universalidad de la Iglesia católica, con dos ritos, oriental y latino, iguales en esencia y dignidad. De allí, de la tumba de San Pedro, es de donde parte el evangelario, alzado, en alto -como indica la liturgia-, el palio papal y el nuevo anillo del pescador.

Fuera, en la Plaza, la Santa sede ha colocado a la derecha del altar a las personalidades eclesiásticas no concelebrantes; a la izquierda, las autoridades políticas y civiles. Un protocolo cuya primera norma no es la riqueza, sino la belleza. También en el esplendor de los cánticos, entonados por el Coro de la Capilla Sixtina y de la Academia Pontificia del Instituto de Música Sacra. El primer canto gregoriano ha sido “¡Cristo es Rey!”. Ya en la misa, para el ofertorio, se ha elegido un motete de Pierluigi di Palestrina, una pieza compuesta para esta celebración: “Tu eres el pastor de las ovejas”. Después, otras melodías, entre otras alguna del maestro Vitoria, además del canto de las letanías de los santos, concluida con los últimos tres papas santos: Gregorio VII, San Pio IX, San Pio X.

Imposición del palio y entrega del anillo

Dos son los momentos más importantes de la ceremonia que se desarrollan antes de que comience la Misa. Ritos con los que Jorge Mario Bergoglio pasará a ser el Papa Francisco. El primero es la imposición del palio: confeccionado de lana de oveja, al Santo Padre se lo impone el cardenal protodiácono (el mismo que anunció su nombre desde el balcón de San Pedro). Representa el cuidado que el buen pastor debe tener con su rebaño, con sus ovejas, con la Iglesia (con mayúscula).

Después, el decano de los cardenales, Angelo Sodano, ha entregado a Francisco el “anillo del pescador”, cuya imagen es Pedro con las llaves. Es de plata dorada. Realizado por el artista Enrico Manfrini. Pero ni se ha hecho ni se ha comprado ahora. Era de monseñor Macchi, ese monseñor amigo de los artistas que fue secretario de Pablo VI. Después el anillo pasó a ser propiedad de otro monseñor, Malnati; él ha sido quien lo ofreció al cardenal Re, por si el nuevo Romano Pontífice quería utilizarlo.

Y por último, entre estos ritos, el acto de la promesa de obediencia al nuevo Papa: seis cardenales, dos por cada orden. ¿Y dónde están los otros representantes del Pueblo Santo de Dios? Los católicos de a pie ofrecerán este gesto de obediencia al nuevo Papa en la catedral de San Juan de Letrán en una ceremonia prevista para los próximos días.

Comienza la Misa. Es la que corresponde a la Solemnidad de San José, Patrono de la Iglesia Universal. Concelebran 180 cardenales, los patriarcas de las iglesias católicas que no son cardenales, el secretario del colegio cardenalicio, y dos sacerdotes, los dos españoles, que ocupan los cargos de presidente y vicepresidente de la Unión de Congregaciones y Ordenes Mayores: el franciscano Carballo y el jesuita, Adolfo de Nicolás, el Superior de Francisco hasta el pasado 13 de marzo.

El evangelio, momento culminante de la liturgia de la palabra, se ha proclamado en griego, en deferencia al rito oriental. Después, la homilía del Papa Francisco, en italiano. En la plaza un gran silencio. El Santo Padre, muy tranquilo. “Parece que siempre ha sido Papa”, dicen en la plaza, nada más escuchar sus primeras palabras. El texto ha sido entregado por la Oficina de Prensa de la Santa sede con anterioridad, pero con un aviso: “Este Papa ama improvisar. ¡Estén ustedes muy atentos!”. No, el Papa Francisco, no ha improvisado.

El ejemplo de San José

El Papa habla de San José, lo pone de ejemplo, describe su vocación, y ensalza su fidelidad y disponibilidad; comenta cómo ha sabido escuchar a Dios, cómo está atento a todo lo que sucede a su alrededor… Este es el preámbulo de su discurso. Después viene el núcleo de la homilía, cuando el papa Francisco liga esta vocación a la de todos, a la de cada uno, también a la suya. Y concluye con un rotundo desenlace: la responsabilidad de custodiar con ternura, de no destruir, lo que hemos recibido: desde la creación, hasta a nosotros mismos, a los que nos rodean, y especialmente a los más pobres. “No debemos tener miedo de la bondad, de la ternura”, señala el papa Francisco. “Porque todos estamos llamados a hacer brillar la estrella de la esperanza: protejamos con amor lo que Dios nos ha dado”. Así ha concluido su homilía el nuevo Obispo de Roma, la homilía de inicio del pontificado.

En San Pedro se ha hecho el silencio. “Estamos callados pero el volcán en plena ebullición está por dentro”, comenta un joven, uno de los muchísimos jóvenes italianos que han venido hasta aquí trayendo a sus hijos, y en algunos casos éstos son todavía bebes. A su lado, un grupo que viene del Líbano y que recuerdan los viajes al Líbano de Juan Pablo II y Benedicto XVI. “Francisco, también vendrá. Estamos seguros!”.

Al final, con la misa terminada (una liturgia bella pero recortando tiempos para no hacer el acto demasiado largo, como era el deseo de Francisco), el Papa se ha dirigido a rezar frente a la imagen de la Virgen que ha presidido todo. Después, ya entre los gritos de la gente: Francesco! Francesco! Francesco!, los cánticos gregorianos, y las campanas de San Pedro que “tocan a fiesta”, el recién Santo Padre ha vuelto a entrar en la Basílica, donde se ha quitado los ornamentos sagrados, y delante del Altar de la confesión, ha recibido el saludo de los representantes diplomáticos de 132 países y de diversas organizaciones presentes en la misa. Dos horas de saludo. Las principales delegaciones han sido las de Argentina (encabezado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y 19 personas más de su Gobierno) y la de Italia, con sus presidentes al frente: República, Gobierno, Senado, Congreso y Tribunal.

Ya, en los próximos días, el Padre Francisco tendrá que resolver cómo contestar a los millones de mails que ya ha recibido. Y eso que aún no hay dirección oficial”.

Portada Observatore inicio pontificado webTexto íntegro de la homilía del Papa

El Papa, partiendo de la figura de “custodio” de San José, ha reiterado que la vocación de custodiar la creación y la humanidad atañe a todos y ha instado a no tener miedo de la bondad e incluso de la ternura.

“Doy gracias al Señor por poder celebrar esta Santa Misa de comienzo del ministerio petrino en la solemnidad de san José, esposo de la Virgen María y patrono de la Iglesia universal: es una coincidencia muy rica de significado, y es también el onomástico de mi venerado Predecesor: le estamos cercanos con la oración, llena de afecto y gratitud.

Saludo con afecto a los hermanos Cardenales y Obispos, a los presbíteros, diáconos, religiosos y religiosas y a todos los fieles laicos. Agradezco por su presencia a los representantes de las otras Iglesias y Comunidades eclesiales, así como a los representantes de la comunidad judía y otras comunidades religiosas. Dirijo un cordial saludo a los Jefes de Estado y de Gobierno, a las delegaciones oficiales de tantos países del mundo y al Cuerpo Diplomático.

Hemos escuchado en el Evangelio que “José hizo lo que el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su mujer” (Mt 1,24). En estas palabras se encierra ya la la misión que Dios confía a José, la de ser custos, custodio. Custodio ¿de quién? De María y Jesús; pero es una custodia que se alarga luego a la Iglesia, como ha señalado el beato Juan Pablo II: “Al igual que cuidó amorosamente a María y se dedicó con gozoso empeño a la educación de Jesucristo, también custodia y protege su cuerpo místico, la Iglesia, de la que la Virgen Santa es figura y modelo” .(Exhort. ap. Redemptoris Custos, 1).

¿Cómo ejerce José esta custodia? Con discreción, con humildad, en silencio, pero con una presencia constante y una fidelidad y total, aun cuando no comprende. Desde su matrimonio con María hasta el episodio de Jesús en el Templo de Jerusalén a los doce años, acompaña en todo momento con esmero y amor. Está junto a María, su esposa, tanto en los momentos serenos de la vida como los difíciles, en el viaje a Belén para el censo y en las horas temblorosas y gozosas del parto; en el momento dramático de la huida a Egipto y en la afanosa búsqueda de su hijo en el Templo; y después en la vida cotidiana en la casa de Nazaret, en el taller donde enseñó el oficio a Jesús

¿Cómo vive José su vocación como custodio de María, de Jesús, de la Iglesia? Con la atención constante a Dios, abierto a sus signos, disponible a su proyecto, y no tanto al propio; y eso es lo que Dios le pidió a David, como hemos escuchado en la primera Lectura: Dios no quiere una casa construida por el hombre, sino la fidelidad a su palabra, a su designio; y es Dios mismo quien construye la casa, pero de piedras vivas marcadas por su Espíritu. Y José es “custodio” porque sabe escuchar a Dios, se deja guiar por su voluntad, y precisamente por eso es más sensible aún a las personas que se le han confiado, sabe cómo leer con realismo los acontecimientos, está atento a lo que le rodea, y sabe tomar las decisiones más sensatas. En él, queridos amigos, vemos cómo se responde a la llamada de Dios, con disponibilidad, con prontitud; pero vemos también cuál es el centro de la vocación cristiana: Cristo. Guardemos a Cristo en nuestra vida, para guardar a los demás, salvaguardar la creación.

Pero la vocación de custodiar no sólo nos atañe a nosotros, los cristianos, sino que tiene una dimensión que antecede y que es simplemente humana, corresponde a todos. Es custodiar toda la creación, la belleza de la creación, como se nos dice en el libro del Génesis y como nos muestra san Francisco de Asís: es tener respeto por todas las criaturas de Dios y por el entorno en el que vivimos. Es custodiar a la gente, el preocuparse por todos, por cada uno, con amor, especialmente por los niños, los ancianos, quienes son más frágiles y que a menudo se quedan en la periferia de nuestro corazón. Es preocuparse uno del otro en la familia: los cónyuges se guardan recíprocamente y luego, como padres, cuidan de los hijos, y con el tiempo, también los hijos se convertirán en cuidadores de sus padres. Es vivir con sinceridad las amistades, que son un recíproco protegerse en la confianza, en el respeto y en el bien. En el fondo, todo está confiado a la custodia del hombre, y es una responsabilidad que nos afecta a todos. Sed custodios de los dones de Dios.

Y cuando el hombre falla en esta responsabilidad, cuando no nos preocupamos por la creación y por los hermanos, entonces gana terreno la destrucción y el corazón se queda árido. Por desgracia, en todas las épocas de la historia existen “Herodes” que traman planes de muerte, destruyen y desfiguran el rostro del hombre y de la mujer.

Quisiera pedir, por favor, a todos los que ocupan puestos de responsabilidad en el ámbito económico, político o social, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad: seamos “custodios” de la creación, del designio de Dios inscrito en la naturaleza, guardianes del otro, del medio ambiente; no dejemos que los signos de destrucción y de muerte acompañen el camino de este mundo nuestro. Pero, para “custodiar”, también tenemos que cuidar de nosotros mismos. Recordemos que el odio, la envidia, la soberbia ensucian la vida. Custodiar quiere decir entonces vigilar sobre nuestros sentimientos, nuestro corazón, porque ahí es de donde salen las intenciones buenas y malas: las que construyen y las que destruyen. No debemos tener miedo de la bondad, más aún, ni siquiera de la ternura.

Y aquí añado entonces una ulterior anotación: el preocuparse, el custodiar, requiere bondad, pide ser vivido con ternura. En los Evangelios, san José aparece como un hombre fuerte y valiente, trabajador, pero en su alma se percibe una gran ternura, que no es la virtud de los débiles, sino más bien todo lo contrario: denota fortaleza de ánimo y capacidad de atención, de compasión, de verdadera apertura al otro, de amor. No debemos tener miedo de la bondad, de la ternura.

Hoy, junto a la fiesta de San José, celebramos el inicio del ministerio del nuevo Obispo de Roma, Sucesor de Pedro, que comporta también un poder. Ciertamente, Jesucristo ha dado un poder a Pedro, pero ¿de qué poder se trata? A las tres preguntas de Jesús a Pedro sobre el amor, sigue la triple invitación: Apacienta mis corderos, apacienta mis ovejas. Nunca olvidemos que el verdadero poder es el servicio, y que también el Papa, para ejercer el poder, debe entrar cada vez más en ese servicio que tiene su culmen luminoso en la cruz; debe poner sus ojos en el servicio humilde, concreto, rico de fe, de san José y, como él, abrir los brazos para custodiar a todo el Pueblo de Dios y acoger con afecto y ternura a toda la humanidad, especialmente los más pobres, los más débiles, los más pequeños; eso que Mateo describe en el juicio final sobre la caridad: al hambriento, al sediento, al forastero, al desnudo, al enfermo, al encarcelado (cf. Mt 25,31-46). Sólo el que sirve con amor sabe custodiar.

En la segunda Lectura, san Pablo habla de Abraham, que “apoyado en la esperanza, creyó, contra toda esperanza” (Rm 4,18). Apoyado en la esperanza, contra toda esperanza. También hoy, ante tantos cúmulos de cielo gris, hemos de ver la luz de la esperanza y dar nosotros mismos esperanza. Custodiar la creación, cada hombre y cada mujer, con una mirada de ternura y de amor; es abrir un resquicio de luz en medio de tantas nubes; es llevar el calor de la esperanza. Y, para el creyente, para nosotros los cristianos, como Abraham, como san José, la esperanza que llevamos tiene el horizonte de Dios, que se nos ha abierto en Cristo, está fundada sobre la roca que es Dios.

Custodiar a Jesús con María, custodiar toda la creación, custodiar a todos, especialmente a los más pobres, custodiarnos a nosotros mismos; he aquí un servicio que el Obispo de Roma está llamado a desempeñar, pero al que todos estamos llamados, para hacer brillar la estrella de la esperanza: protejamos con amor lo que Dios nos ha dado.

Imploro la intercesión de la Virgen María, de san José, de los Apóstoles san Pedro y san Pablo, de san Francisco, para que el Espíritu Santo acompañe mi ministerio, y a todos vosotros os digo: Orad por mí. Amen”.

—–

EL PAPA TELEFONEA POR SORPRESA A LA PLAZA DE MAYO

Ciudad del Vaticano, 19 marzo 2013 (VIS).-Los miles de personas que han pasado la noche en vela en la Plaza de Mayo de Buenos Aires para ver en las pantallas de televisión la misa de inicio del ministerio petrino de su ex arzobispo Jorge Mario Bergoglio, han tenido una sorpresa. A las 3,32 hora local, (7,32 hora de Roma), por los altavoces colocados fuera de la catedral situada en la Plaza ha empezado a escucharse la voz del Papa Francisco que, desde el Vaticano,quería saludarlos.

Según informa el diario argentino “Clarín”, el Papa había llamado al celular a uno de sus colaboradores, el padre Alejandro Russo, rector de la catedral, y desde el centro televisivo arquidiocesano coordinaron para conectar esa llamada con la Plaza de Mayo, de modo que el pontífice pudiera saludar a sus feligreses. Poco después el rector anunciaba que tenía una sorpresa reservada y los porteños oyeron la voz de Francisco que decía: “Queridos hijos. Sé que están en la Plaza. Sé que están rezando y haciendo oraciones, las necesito mucho. Es lindo rezar porque es mirar al cielo y saber que tenemos un Padre bueno que es Dios”.

Un aplauso inmenso acogió las palabras del Papa que prosiguió: “Les quiero pedir un favor. Les quiero pedir que caminemos juntos; cuidemos los unos a los otros; cuídense entre ustedes, no se hagan daño, cuídense la vida. Cuiden la familia, cuiden la naturaleza, cuiden a los niños, cuiden a los viejos; que no haya odio, que no haya pelea, dejen de lado la envidia”. Y utilizando el argot porteño añadió: “No le saquen el cuero a nadie” ( es decir, no cotilleen, no critiquen). Dialoguen, que este deseo de cuidarse crezca en el corazón. Y acérquense a Dios. Dios es bueno, perdona y comprende siempre, no le tengan miedo. Acérquense a él y que la Virgen los bendiga mucho, que ella como madre los cuide. Y por favor no se olviden de este obispo, que está lejos pero los quiere mucho. Recen por mí”.

“Por la intercesión de Santa María, siempre Virgen y del ángel guardián de cada uno, el glorioso patriarca San José, de Santa Teresita del Niño Jesús y los santos protectores de ustedes, que los bendiga Dios Todopoderoso, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo”, ha concluido Francisco, bendiciendo a los presentes antes de colgar el teléfono.

Escudo StemmaPapaFrancesco_18-03-2013 Vis webEL ANILLO DEL PAPA FRANCISCO

Ciudad del Vaticano, 19 marzo 2013 (VIS).-Esta es la historia del anillo del pescador que a partir de hoy llevará el Papa Francisco en el dedo anular de la mano derecha.

El arzobispo Pasquale Macchi, (fallecido en 2006). secretario personal de Pablo VI conservaba el molde de un anillo fabricado por el artista Enrico Manfrini para el pontífice que representaba a San Pedro con las llaves. Manfrini había hecho también diversas medallas y objetos de arte para el pontífice de la “Populorum Progressio”.. Ese anillo no se fundió nunca en metal y, por tanto, Pablo VI no se lo puso ya que llevaba siempre el anillo encargado con motivo del Concilio Ecuménico Vaticano II.

Monseñor Macchi donó el molde, junto con otros objetos, a monseñor Ettore Malnati -que fue uno de sus colaboradores- el cual hizo fabricar un anillo de plata dorada partiendo del molde de cera. Ese anillo, junto con otros de diverso tipo, fue propuesto al Papa Francisco por el Maestro de Ceremonias, monseñor Guido Marini, gracias a los buenos oficios del cardenal Giovanni Battista Re. El Papa Francisco eligió este anillo, de plata y no de oro, como su “anillo del pescador”.

EL ESCUDO PONTIFICIO CON LA DEVOCIÓN A LA VIRGEN Y SAN JOSÉ

2013-03-18 Radio Vaticana
(RV).- El escudo del pontificado de Francisco es el mismo que tenía como arzobispo, manteniendo además el lema “Miserando atque eligendo” Lo miró con misericordia y lo eligió. Así lo informó esta tarde en conferencia de prensa en el Vaticano el padre Federico Lombardi, portavoz de Su Santidad.

El Escudo
En los trazos esenciales el Papa Francisco decidió conservar el mismo emblema que mantuvo desde su consagración episcopal, particularmente caracterizado por la sencillez.
El escudo azul aparece coronado por los símbolos de la dignidad pontificia iguales a aquellos elegidos por su predecesor Benedicto XVI,  a saber: la mitra colocada al centro y en alto con las llaves entrecruzadas, una representada con el color del oro y la otra con el de la plata, unidas (en la parte baja de la imagen) por un lazo rojo. En alto, aparece el emblema de la orden religiosa de proveniencia del Papa, la Compañía de Jesús: un sol radiante con, al centro y letras rojas, la inscripción IHS, el monograma de Cristo. Sobre la letra H se apoya la cruz, en punta, con los tres clavos en negro colocados a la base.
En la parte inferior se percibe la estrella y la flor de nardo. La estrella, siguiendo la antigua tradición heráldica, simboliza a la Santísima Virgen María, Madre de Cristo y de la Iglesia; mientras la flor de nardo evoca la figura de San José, el patrono de la Iglesia universal. En efecto, en la tradición iconográfica hispánica San José aparece representado con un ramo de flor de nardo en la mano. Al colocar en su escudo estas imágenes, el Papa ha querido expresar su propia y particular devoción hacia la Virgen Santísima y San José.
El Lema
El lema del Santo Padre Francisco está tomado de las Homilías de San Beda el Venerable sacerdote (Hom. 21; CCL 122, 149-151), quien, comentando el episodio evangélico de la vocación de San Mateo, escribe “Vidit ergo lesus publicanum et quia miserando atque eligendo vidit, ait illi Sequere me“, que evoca el siguiente pasaje: «Jesús vio a un hombre, llamado Mateo, sentado ante la mesa de cobro de los impuestos, y le dijo: “Sígueme”. Lo vio más con la mirada interna de su amor que con los ojos corporales. Jesús vio al publicano, y lo vio con misericordia y eligiéndolo, (miserando atque eligendo), y le dijo Sígueme, “Sígueme”, que quiere decir: “Imítame”. Le dijo “Sígueme”, más que con sus pasos, con su modo de obrar. Porque, quien dice que está siempre en Cristo debe andar de continuo como él y anduvo».
La homilía de San Beda el Venerable, presbítero es un homenaje a la misericordia divina y aparece reproducida en la Liturgia de las Horas en la fiesta de San Mateo que además reviste un significado particular en la vida y en el itinerario espiritual del Papa. En la fiesta de San Mateo del año 1953, el joven Jorge Mario Bergoglio experimentó –a la edad de 17 años- en un modo del todo particular, la presencia amorosa de Dios en su vida. Después y tras una confesión, se sintió tocado en el corazón y advirtió que sobre sí mismo descendía la misericordia de Dios, quien con mirada de tierno amor, lo llamaba a la vida religiosa, siguiendo el ejemplo de San Ignacio de Loyola.
Una vez elegido Obispo, S. E. Mons. Bergoglio, en recuerdo de este particular momento de su vida que lo marcó profundamente desde los inicios de su total consagración a Dios en Su Iglesia, decidió elegir, como lema y programa de vida, la expresión de San Beda “miserando atque eligendo” “Lo miró con misericordia y lo eligió”, que ha querido reproducir también el propio escudo pontificio.

274 Responses to “Misa de inicio del pontificado: el papa Francisco exhorta a no tener miedo de la ternura”

  1. Me quedé corto al llamarlo Baboso de Paolis

  2. Mexicana y guadalupana // mar 30, 2013 at 02:35
    Guapa y Mex: de 100

  3. Hola, mi muy querido Bartimeo!!!
    .
    Gracias por tu post!!!
    .
    Oye, una consulta, si me lo permites…. Se ha multado a los fabricantes de Risperidona severamente en EUA. Mis peques con Tourette, ¿qué tanto deben inclinar la balanza sus poibles efectos secundarios?
    .
    ¿Tienes un correo a donde te pueda escribir? Cada niño es un mundo, lo sé, y también considero el otro lado de la moneda: daños irreparables a las cervicales, pero…. Ninguno de mis neurólogos ha cambiado la prescipción… Ni siquera sé si están enterados del ocultamiento de los efectos colaterales…
    .
    Help!!!

  4. Mmmmm…. Mi comentario anterior se va a moderación…..
    .
    Bartimeo, help! Necesito información sobre quė tan enterados están los médicos mexicanos sobre las multas al fabricante de Risperidona en EUA.

  5. “Ve,Francisco. y repara mi Iglesia”… a ver si van a venir tiempos duros para los legionarios que quieran ser fieles a su vocación… macielina

  6. Con una renovada esperanza y el compromiso de caminar junto a los pastores verdaderos en la Iglesia de Jesucristo, deseo a todos unas felices Pascuas de Resurrección.
    Les comparto:
    http://www.elnorte.com/libre/online07/envialo/Envia_Amigo.asp?pagina=http://www.elnorte.com/internacional/articulo/736/1471413/default.asp&md5=c9c4aa5ec4ac26f139ba7df38343a9a6&fg=0a5651064d458ba8eddfab5243362a90

  7. Vale: (Y TODOS).

    Gracias por las entrevistas; esta mañana que no trabajo he tenido tiempo de leerlas con mi marido… las afirmaciones son tan ciertas como sorprendentes… ¡se le debería de caer la cara de vergüenza! En fin, mejor volvamos a la esperanza pascual…

  8. Miren lo que ha dicho Norberto Carrera. Creen que los gestos y las palabras del papa Francisco le habrán abierto los ojos a la luz y el Evangelio?. Ahora sólo falta que pida perdón y que lo demuestre con hechos:
    —-
    Cardenal Rivera llama a seguir el ejemplo del papa Francisco
    http://noticias.terra.com/internacional/renuncia-y-sucesor-de-benedicto-xvi/cardenal-rivera-llama-a-seguir-el-ejemplo-del-papa-francisco,ba15b0f3243bd310VgnVCM20000099cceb0aRCRD.html

    28 de marzo de 2013•07:19 PM • actualizado a las 07:22 PM
    El cardenal mexicano Norberto Rivera Carrera señaló que con la designación del papa Francisco, llegó un espíritu de renovación en la Iglesia
    Norberto Rivera llamó a los sacerdotes mexicanos a seguir el ejemplo del papa Francisco de trabajar por los más pobres.Foto: Archivo / AP

    En la tradicional Misa Crismal de la Catedral Metropolitana, el cardenal Norberto Rivera, arzobispo primado de México, llamó a los sacerdotes a seguir el ejemplo del papa Franciscode trabajar por la paz y a favor de los más pobres.
    Admitió que tras la renuncia de Benedicto XVI, la Iglesia experimentó una circunstancia difícil, pero con la designación del papa Francisco, llegó un espíritu de renovación.
    Ante cerca de mil sacerdotes de la Arquidiócesis Primada de México, el pastor instó a los mexicanos a conducirse con respeto y tolerancia.

  9. Interesante reflexión del teólogo José María Castillo sobre la necesidad de volver a la Teología narrativa en un papado que Francisco está presentado para el pueblo:
    http://blogs.21rs.es/trastevere/2013/03/30/en-un-papado-para-el-pueblo-una-teologia-popular/

  10. Interesante el post que nos compartes, Pat…

  11. Guapa:
    .
    Eso sucedió hace un año (más – menos) en varios estados, principalmente en Arkansas, Carolina de Sur y Texas. Las demandas fueron por sub estimar los efectos secundarios del medicamento como accidentes vasculares cerebrales en pacientes obesos, con crisis convulsivas, con demencia y diabetes.
    .

  12. Sra.Flowers // mar 30, 2013 at 12:58
    Me congratulo de que hayais encontrado de interés las entrevistas.
    A mì me dicen mucho digno de analizar.
    Saludos, y buen sábado de gloria para todos, en la playa, en pequeñas ciudades de provincia, o dondequiera que os encontreis.

  13. trastevere // mar 30, 2013 at 13:15
    Este Cavernario arzobispo haría mejor saliendo del closet y explicar su lacayismo hacia Marcial Maciel, aparte el delito de proteger pederstas! Lo raro es que no cuenta el CINISMO entre sus tantas virtudes!

  14. Yo estoy firmemente en contra de la mentira, venga de quien venga. Me molesta la mentira que viene de los políticos, pues el político es un hombre que tiene un sueldo público, y no permito que un empleado me mienta.
    .
    Me molesta más la mentira que viene de los sacerdotes, ellos por vocación son testigos de la verdad, y especialmente ellos deben de conocer quien es el padre de la mentira.
    .
    Cuando la manipulación y la mentira provienen de un Cardenal, me parece sencillamente inaudito, creía que eran cosas imposibles, tan imposibles como la cuadratura del círculo. Ellos tienen que estar dispuestos a morir mártires antes que a mentir. Mentir es negar a Dios, ponerse de parte del diablo, y hay Santos que por mucho menos han sufrido maritiro.
    .
    Pero es que cuando la mentira proviene de un Cardenal, que tiene el honor de ser Delegado Papal, pues de verdad, ¿Que quieren que diga? Me quedo sin palabras.
    .
    VdP, ve cercano su fin, y está concendiendo entrevistas para hacerse una “campaña de imagen positiva”, lo que pasa es que, se está cabando su propia tumba sin darse cuenta.

  15. Qué maravilloso comentario a hecho el Papa sobre “Dios no se calla ante el mal”.
    Estoy hasta las narices de escuchar a legionarios y seguidores decir “dejemos que sea Dios quien juzgue el mal cometido”.

  16. Javier Vega
    y esta otra: “el que este libre de culpa que tire la primer piedra”. Son el mundo al revés.

  17. Javier Vega
    lo que quiero decir es que comparto tu comentario

  18. Touché!

  19. El señor don Corripio Ahumada pide a los fieles que rueguen por que “ sea entre ustedes una imagen viva y cada vez más perfecta de Cristo”.
    No se me alcanza cómo es que alguien puede ser más que perfecto. Además no me atrevería a pensar que don Corripio ya es perfecto como implicaría el rogar que cada vez lo fuera más.
    EL papa Francisco, en las primeras frases dirigidas a los numerosos congregados en la plaza de san Pedro, el día de su nominación, les solicitó algo más sencillo, que rogarán a Dios por él.

  20. Os sugiero pasar a este post nuevo y comentar lo que le pide Jon Sobrino al papa Francisco

    http://blogs.21rs.es/trastevere/2013/03/31/en-el-xxxiii-aniversario-del-martirio-de-monsenor-oscar-romero/

  21. Error. En mi último post
    escribi Corripio en vez de Norberto Rivera al cual obviamente se refiere la cita.

  22. Hola trasteverianos, aquí sigo leyéndolos lo más que puedo, les agradezco a todos sus comentarios que tanto nos sirven a otros, y a Pepe también por este espacio y esta lucha de años.
    Creo que no han puesto un artículo que salió ayer en el periódico el Norte. Lo voy a poner completo porque con la liga se necesita clave para entrar.
    Está muy tendencioso. Mezcla opiniones fuera de contexto para confirmar su tesis. Hablan de la refundación o supresión de la legión como una posible venganza de los jesuitas. Ya ayer platiqué con personas que así lo creen. De hecho el artículo original en Proceso se llama “Con Bergoglio la venganza de los jesuitas”

  23. Prevén refundación de los Legionarios

    Por

    Rodrigo Vera – Proceso

    (31-Mar-2013).-
    MÉXICO.- Con la llegada al trono pontificio del jesuita Jorge Bergoglio, la Compañía de Jesús puede convertirse en la congregación religiosa más influyente dentro de la Iglesia católica, al grado de que su línea pastoral de la opción preferencial por los pobres también puede verse fortalecida, como lo perfilan los primeros mensajes del nuevo Papa que ponen énfasis en los “pobres” y en la vocación de “servicio” de la institución.

    Así, el primer Papa jesuita puede poner fin al hostigamiento que ha sufrido esta línea pastoral en los últimos años, sobre todo durante el pontificado de Juan Pablo II, quien relegó a la Compañía de Jesús para darle impulso a los Legionarios de Cristo, hoy caídos en desgracia por los escándalos de pederastia de su fundador, Marcial Maciel.

    Incluso algunos analistas consideran muy probable que el Papa Francisco “suprima definitivamente” o por lo menos ordene una “refundación” de los Legionarios de Cristo, luego de que Benedicto XVI los sometió a un proceso de reestructuración y castigó a Maciel.

    El sacerdote Manuel Olimón Nolasco, especialista en historia de la Iglesia, dice con asombro: “Es completamente novedoso el hecho de que un jesuita sea Papa. Fue una de las grandes sorpresas que nos dejó el pasado cónclave. La Compañía de Jesús se fundó en 1534. De manera que tuvieron que pasar casi 500 años para que uno de sus miembros fuera Papa”.

    -¿Los jesuitas siempre han asumido institucionalmente la opción por los pobres?

    “Sí, siempre ha sido así. Aunque, claro, en diferentes contextos. Y en algunos casos esa opción la aplican de manera indirecta; formando a los dirigentes para que sean ellos quienes desde el poder apliquen la justicia social. Esto ha ocurrido a lo largo de la historia”.

    -¿Podría esperarse lo mismo del Papa Francisco?

    “Sí, creo que se va a notar mucho esa línea durante su pontificado. De hecho él ya empieza a hablar sobre los pobres y el servicio a los demás. Lo está haciendo con sencillez y hablando directamente a la conciencia de los fieles. No dice impositivamente: ‘Tú tienes que hacer esto y tú lo otro’. No. Más bien deja que cada quien decida. Es muy común en los jesuitas recurrir al libre albedrío.

    “Y el hecho de que se haya puesto el nombre de ‘Francisco’ también es muy significativo; se inspira en la figura de San Francisco de Asís, que encarna la pobreza voluntaria, el cuidado de la naturaleza y la paz. Hay un adagio latino que dice nomen oneri est (el nombre es una carga). Para los Papas el nombre es muy importante porque con él marcan el camino que planean seguir”.

     

     

    OPCIÓN POR LOS POBRES

     

    Desde que llegó al papado, el pasado miércoles 13, el jesuita ha venido recalcando la importancia de atender a “los pobres y los olvidados” y ha condenado la “sed de poder y de dinero”. En su homilía del Domingo de Ramos señaló que “el sudario no tiene bolsillos”, en alusión a la mortaja de Cristo.

    Y el Jueves Santo pidió a los sacerdotes que salgan a “las periferias” y se acerquen al “sufrimiento” y a la “sangre derramada”. Por la tarde celebró una misa en la cárcel juvenil Casal del Marmo, en las afueras de Roma, donde le lavó los pies a un grupo de jóvenes detenidos.

    “Esto es lo que Jesús nos enseña y esto es lo que yo hago, es mi deber que me viene del corazón… Quien está en lo más alto debe servir a los otros”, dijo.

    Bergoglio ha empezado a vestir una sencilla sotana blanca y a marcar distancia de las pomposas liturgias del Vaticano, concelebradas con cardenales de vestimentas carnavalescas, entre mármoles y ceremonieros.

    Algunos teólogos de la liberación aprueban esas primeras señales, como el brasileño Leonardo Boff, quien dijo: “Francisco tiene en mente una Iglesia fuera de los palacios y de los símbolos del poder. Lo mostró al aparecer en público. Normalmente los Papas -y Ratzinger principalmente- ponían sobre los hombros la muceta, esa capita corta bordada en oro que sólo los emperadores podían usar. El Papa Francisco llegó sólo vestido de blanco”.

    Agregó Boff -para el semanario alemán Der Spiegel- que el Papa Francisco “viene del Gran Sur, donde están los más pobres de la humanidad y donde vive 60 por ciento de los católicos. Con su experiencia como pastor, con una nueva visión de las cosas, desde abajo, podrá reformar la curia, descentralizar la administración y dar un rostro nuevo y creíble a la Iglesia”.

     

     

    HORA DE LA REVANCHA

     

    Olimón Nolasco recalca que durante el pontificado de Juan Pablo II se relegó a la Compañía de Jesús y se impulsó a los Legionarios de Cristo, que vivieron entonces su auge, principalmente en materia educativa.

    “En ese tiempo se hizo a un lado al padre Arrupe, quien había sido como el gran promotor de la justicia social, y a la Compañía se le puso un interventor. Juan Pablo II y su secretario de Estado, Angelo Sodano, apoyaron muchísimo a los Legionarios, que empezaron a prestar servicios a la Santa Sede y a dar una cara que no era la verdadera”, dice.

    -¿Hubo entonces fricciones entre legionarios y jesuitas?

    “Aquí en México los legionarios lanzaban críticas a los jesuitas, pero no abiertamente, sino a través de unos folletos que hacían circular, promovidos incluso por la Universidad Anáhuac, que pertenece a la Legión. Eran los tiempos del levantamiento zapatista. Inclusive se llegó a propagar el rumor de que el subcomandante Marcos era en realidad un peligroso jesuita encapuchado. El objetivo era atacar a la Compañía con falsas acusaciones.

    “Recuerdo que el Cardenal Adolfo Suárez, entonces Arzobispo de Monterrey, llegó a tener una diálogo muy fuerte con Lorenzo Zambrano, presidente de Cemex, y con otros empresarios regiomontanos, que le reclamaban por la presencia de los jesuitas en su Arquidiócesis. Ahí estaba Bruno Ferrari, que entonces era una especie de vocero de Marcial Maciel y ya después se le nombraría Secretario de Economía. En aquel tiempo los Legionarios atacaban a la Compañía”.

    -Pero hoy los papeles se invirtieron. Un jesuita es Papa y los legionarios son investigados y se quedaron sin líder moral, desprotegidos…

    “Así es. Benedicto XVI castigó a Maciel por sus actos de pederastia y su figura cayó en el desprestigio. Fue un durísimo golpe para los legionarios. Es como si a los franciscanos les dijeran: ‘Fíjate que San Francisco no sirvió’. O a los agustinos: ‘Tu fundador, San Agustín, no valió la pena’. Eso le mueve el piso a cualquiera. Y aparte está el proceso de cambios dentro de la Legión ordenado por Benedicto XVI y que aún sigue. El Papa Francisco tendrá que continuarlo”.

    -¿Existe el riesgo de que Bergoglio suprima a los Legionarios de Cristo?

    “Sólo si ve que ya no tienen ningún futuro. Pero considero más probable que haga una refundación: consistiría en cambiar los estatutos, poner al frente de la orden a personas con un espíritu religioso más profundo y definir qué obras se quieren conservar, pues no todo en la Legión es malo, hay también personas muy valiosas.

    Sobre este punto, el sacerdote José Herrera Alcalá, presidente de la Sociedad Mexicana de Historia Eclesiástica, no descarta que el Papa jesuita suprima definitivamente a los legionarios.

    “Es probable que el nuevo pontífice ordene la supresión total y completa de los Legionarios de Cristo. Sus actuales miembros podrían seguir trabajando, pero ya integrados a las diferentes diócesis.

    “Se dice que los legionarios están deshaciéndose de sus escuelas. Pues bien, esto sólo lo pueden hacer por instrucciones papales. De manera que estos son indicios de una supresión y de que la Legión está dando sus últimos estertores”.

    -Si Bergoglio los suprime, ¿podría hablarse de una venganza jesuita?

    “Pudiera ser… Pudiera ser. La venganza se da en todo ser humano. Mucha gente desde el poder eclesial destruye y aniquila sin ningún miramiento… Te destruye y punto”.

    -¿Y ese poder hoy lo tienen los jesuitas?

    “Sí, conquistaron el papado. Lo cual además resulta extraño, ya que uno de los postulados de la espiritualidad de San Ignacio de Loyola es rechazar el poder. Por eso la Compañía ha tenido como norma nunca aceptar altos cargos eclesiásticos. Pero Bergoglio primero aceptó el cardenalato y ahora el trono pontificio. Un Papa jesuita es un contrasentido”.

     

     

  24. Caro:

    Me llevo tu post a la entrada más reciente de TT y ahí te doy mi opinión…

    Un abrazo…

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)