España de luto

G

Lamentablemente, hay otra clase de negación -colectiva, social- ante la realidad de la muerte que pocos se atreven a desactivar. En el pasado, las religiones se ocuparon de dar respuestas a la muerte, mirándola de frente con resignación y/o esperanza. No siempre estas respuestas eran útiles ni consoladoras. Pero en la sofisticada sociedad Occidental secular, la respuesta ante la muerte es, básicamente, la negación. 

Madrid, 26 de julio de 2013 (Por Trastevere).- El accidente ferroviario del tren Alvia en Galicia ha sobrecogido a la sociedad española horas antes de la fiesta grande en la comunidad autónoma gallega del día del patrono Santiago. El mundo también se ha sentido conmocionado y han expresado, junto con el Papa Francisco, sus muestras de cercanía y solidaridad. Lo único positivo de este desastre han sido las innumerables pruebas y testimonios de solidaridad de todo un pueblo, fundamentalmente de la comunidad gallega. La sociedad gallega y los habitantes de los pueblos y aldeas cercanas al lugar del accidente ferroviario se volcaron desde el primer momento en atender a las víctimas, ayudar a las fuerzas de seguridad, bomberos y unidades de emergencia en poner un poco de orden en el caos terrible de la tragedia. Miles de personas acudieron a donar sangre desde los primeros  minutos del accidente  y cientos de voluntarios estuvieron al lado de los familiares de las víctimas durante el lento proceso del recuento de heridos y de fallecidos. Todo un pueblo, un país unido ante la tragedia y en la solidaridad.

Estamos de luto. Tras las primeras horas de la tragedia, las preguntas y las respuestas contradictorias. La investigación sobre las causas y la búsqueda de responsabilidades. España y la comunidad gallega están de luto oficial, mientras la pregunta sigue siendo ¿por qué?. En estas horas algunos han intentado dar  una respuesta trascendente a la muerte. Actualidad Evangélica ha enfrentado estas preguntas y respuestas que nos golpean a todos en estos momentos trágicos en un editorial.

Lo transcribo literalmente: España de luto (http://www.actualidadevangelica.es/index.php?option=com_content&view=article&id=5798:editorial-espana-de-luto&catid=46:actualidad)

“El presidente Mariano Rajoy y su homólogo autonómico, Alberto Núñez Feijóohan decretado tres y siete días de luto “oficial” en España y en Galicia, respectivamente. Las celebraciones del “día grande de Galicia”, que se festeja cada año el 25 de julio en honor de “El Apóstol”, han sido suspendidas con motivo del trágico accidente ferroviario que, el pasado miércoles 24, se saldaba con la muerte de 80 personas y 130 heridos (de los cuales 32 aún permanecen en estado crítico) en las proximidades de la capital compostelana.

Las banderas en los ocho mil pueblos de España, ondean hoy a media asta… y un halo de tristeza ensombrece –aún más- el corazón de un país con la moral en horas bajas.

Luto banderas a media asta webTristeza y dolor. Tristeza y rabia. Tristeza y confusión.

“Tenemos que ser prudentes antes de sacar conclusiones sobre las causas del accidente”, decía la Ministra de Fomento, Ana Pastor, tratando de calmar los ánimos desde el escenario de los hechos -“hay que confiar en el trabajo de la comisión de investigación y de la Justicia”.

Debemos evaluar y reconsiderar, los elementos de decisión política que podrían haber incidido en el accidente”, reflexiona el vicepresidente de la Alianza Evangélica Española, Manuel Suárez, aún conmocionado (y aliviado) de pensar que “mi hermana y mi madre deberían haber cogido ese tren de Ourense a Santiago” y no lo hicieron por circunstancias inesperadas.

MÁS QUE GESTOS Y PALABRAS

Respuestas… queremos respuestas a la pregunta que todos nos hacemos en casos como estos: “¡¿Cómo es posible que ocurra un accidente así?!”.

Responsables… queremos responsables a quienes poder culpar y pedir cuentas. Y, seguramente aparecerán. Los responsables directos serán identificados con toda probabilidad. Más difícil será determinar “otras” responsabilidades, como las que señala Manuel Suárez, aunque sería imprescindible que así fuera para, entre otras cosas, trasladar seguridad a los usuarios de la red ferroviaria y preservar la buena imagen de una industria puntera y estratégica para España, como es la “Alta Velocidad Española”… [1]

La acción de la Justicia tiene un elemento de consolación importante, sin lugar a dudas, y es la mayor muestra de sensibilidad hacia los familiares y los afectados por el accidente que cabe esperar de la Administración del Estado. La presencia de los Reyes, del Presidente del Gobierno y demás autoridades en el escenario del accidente es importante, pero no es lo fundamental. Del Estado esperamos más que gestos y palabras de ánimo.

LA VERDAD CRUDA Y DURA: “PODEMOS MORIR…”

Pero tras el ruido mediático, los debates y la acción de la Justicia, no quedará otra que volver a enfrentarnos con la verdad cruda y dura, ante la que no hay consuelo humano o institucional que valga. Los accidentes pueden ocurrir. Podemos morir. Podemos perder a seres queridos… Una verdad especialmente dura para las familias afectadas, obviamente, pero que nos afecta a todos, en forma de dolor o de temor, de inseguridad o de fobia; consciente o inconscientemente…

Dicen los psicólogos que, tras el impacto de una muerte repentina, una reacción frecuente en los afectados es la negación. Sin embargo, ese mecanismo de defensa natural debe desactivarse en un proceso de duelo en el que, ayuda mucho el poder acusar el impacto y expresar los sentimientos. En ese proceso, en el que ahora mismo se encuentran más de 80 familias afectadas por este accidente, además de una eventual ayuda profesional, es fundamental el apoyo afectivo y la cercanía de amigos y familiares.

Lamentablemente, hay otra clase de negación -colectiva, social- ante la realidad de la muerte que pocos se atreven a desactivar. En el pasado, las religiones se ocuparon de dar respuestas a la muerte, mirándola de frente con resignación y/o esperanza. No siempre estas respuestas eran útiles ni consoladoras. Pero en la sofisticada sociedad Occidental secular, la respuesta ante la muerte es, básicamente, la negación. Vivir como si nunca fuéramos a morir; como si “la cosa no fuera con nosotros”. Una negación que nos deja inermes ante un hecho ineludible con el que convivimos a diario y que, antes o después, tendremos que enfrentarnos cara a cara.

Por eso es que, entre las varias conclusiones –jurídicas, políticas, sociales- que pudiéramos sacar de esta tragedia, ninguna será tan trascendente como las que podamos alcanzar sobre nuestra humanidad y sobre la muerte.

UN “LUTO” NECESARIO…

Por encima del “luto oficial”, decretado por nuestros gobernantes, nos beneficiaría considerablemente hacer un “luto personal” y una reflexión existencial que nos ayudara a desactivar el refugio engañoso que constituye la negación.

El sabio Salomón, decía lo siguiente:

“Vale más ir a un funeral que a un festival. Pues la muerte es el fin de todo hombre, y los que viven debieran tenerlo presente. Vale más llorar que reír; pues entristece el rostro, pero le hace bien al corazón. El sabio tiene presente la muerte; el necio sólo piensa en la diversión” [2].

Pese a lo que pueda parecer, esta no es la reflexión de un deprimido o de un masoquista, sino la de un hombre sabio, que había explorado todos los rincones de su humanidad y reconocido sus límites. Los límites del hombre “debajo del sol”.

“Acuérdate de tu Creador…” [3], es su consejo tras ese ejercicio de reflexión.

Es un buen consejo, también para nosotros hoy.

[1] La Alta Velocidad Española cumplió dos décadas el año 2012, como líder mundial en longitud de red, modernidad, versatilidad de flota, velocidad comercial y puntualidad. Veinte años han permitido a España desarrollar, posiblemente, el ferrocarril de alta velocidad más moderno y avanzado del mundo. / Fuente: ADIF –http://www.adif.es/es

[2] La Biblia (NVI) – Eclesiastés 7:2-4

[3] La Biblia (NVI) – Eclesiastés 12:1

 

 

3 Responses to “España de luto”

  1. Unos días tristes para España… sobre todo al conocer las historias personales, como la de la estudiante mexicana de 22 años…

  2. Mi más sincero y sentido pésame para las familias de las víctimas.
    .
    Es una oportunidad que nos brinda la vida para reflexionar acerca de la fragilidad de la vida y el estar siempre preparados para cuando llegue nuestro turno.
    .
    Con esa conciencia he visto que mucho se escribe y espero que se siga escribiendo en el blog de Trastevere.
    .

  3. Una gran tragedia..un sentido pésame para todos los españoles, y para todos aquellos que han perdido familiares y amigos.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)