Sobre el autor y el blog

Declaración de intenciones

Posted on Mayo 8th, 2008 por trastevere (mvfbmr@eresmas.net)

.Trastevere foto personal web

 

En mi presentación como autor me declaro neófito en el mundo de los blogs. He tenido varias invitaciones de espacios amigos como el de Religión Digital para formar parte de su excelente plantel de “bloggeros” pero nunca me vi en este reciente fenómeno de la nueva comunicación y siempre me mostré contrario y crítico con su utilización -más por parte de los seguidores que de los autores- como vehículo de fobias, insultos y descalificaciones personales.

¿Por qué ahora? La primera cuestión es que no es posible mantenerse mucho tiempo contracorriente sin el riesgo de desplomarse agotado y perecer ahogado. La segunda, mucho más importante y sin duda la que ha motivado el nacimiento de “El Trastevere”, es la de la amistad y profundo reconocimiento a la labor informativa que viene desarrollando la revista cristiana 21. En ella me he sentido siempre acogido y, sobre todo libre.

Cuando mi buena amiga María Ángeles me ofreció participar con el primer blog en el nuevo portal en Internet “espacio 21”, no pude negarme. Mi amistad con ella y mi aprecio a su director, Fernando Ábalos, y. sobre todo, el respeto y acogida que siempre mostraron por mis colaboraciones –a pesar de las presiones de todo tipo que hubieron de soportar- en Reinado Social, germen de la actual 21, fueron motivos más que suficientes para que, sin ninguna duda ni vacilación, respondiese con un sí rotundo a su ofrecimiento para colaborar con el nuevo proyecto. Y aquí estamos.

Trastevere restaurante italiano webSobre el por qué del enunciado de este blog será fácilmente entendido por cuantos han visitado y conocen Roma, la ciudad eterna y el centro de la cristiandad. Existe una Roma monumental, poderosa, reconocida internacionalmente a lo largo de los siglos, a veces secreta y las más, en el centro de la diplomacia universal. Es una Roma, centrada en el Estado del Vaticano, cuya grandiosidad, poder y riqueza la llevan en ocasiones a deshumanizarse y alejarse, y se hace difícil de aprehender incluso para la intensa y vivida fe de tantos peregrinos que la recorren cada día. Existe otra Roma, también histórica y con raíces de siglos al otro lado del Tiber. El barrio del Trastevere, quizás la Roma más bohemia y que siempre visito tras el inevitable recorrido por el Vaticano, los foros y las iglesias y plazas romanas. En sus callejuelas y plazas hay otra vida más cotidiana, cercana, real y mundana. Es la Roma que invita al descanso, al deambular sin prisas, a la serenidad, al diálogo sencillo o complejo sobre tantos temas y también a la reflexión profunda en la cotidianeidad. Ahí, en el Trastevere, en cualquiera de sus ambientes, pizzerias o trattorias es donde recalo finalmente tras los siempre nuevos recorridos por la otra Roma.Por ello este blog no podría tener un nombre mejor.

En “mi mesa” del Trastevere, en la sobremesa del medio día o en las últimas horas del atardecer, pretendo que quepan todos. Les invito a un diálogo sereno y abierto, libre y respetuoso, donde no quepan el insulto, la descalificación ni el griterío; donde en torno a un risotto o una buena pasta fresca regados con un escogido chianti la palabra se haga diálogo y escucha, camino de entendimiento y no de separación, y dónde la crítica sirva para construir y no para una confrontación agresiva.

Les espero aquí, a todas y a todos, religiosos o no, creyentes o no, pero siempre ávidos del diálogo y el mutuo conocimiento. Las noches del Trastevere invitan al sentido lúdico de la vida y a los placeres terrenos. Pero también, en el Trastevere, es posible recogerse, meditar, orar y detener el mundanal ruido. La basílica de Santa Cecilia y sus alrededores es un buen lugar para ello. El gran patio ajardinado que la oculta permite dejar atrás el rumor de la actividad diaria de los habitantes y visitantes del barrio, para prepararse interiormente para las cosas del espíritu. Es una buena alternativa a la monumentalidad de San Pietro. Aquí les espero.

Algunos datos biográficos

Madrileño, de 58 años, y neófito en el mundo de los blogs, nací con el periodismo en mis venas, fundamentalmente en el campo de la investigación, aunque desde hace ya muchos años desarrollo mi profesión en un tipo de información tan aséptica, equilibrada y tan poco dada a los adjetivos como es el periodismo de agencia, en este caso en una de las más grandes internacionalmente como es la Agencia EFE.

He pasado por todas las áreas informativas a excepción de la deportiva, viví desde el Parlamento, como periodista, el paso de la dictadura a la democracia y toda la apasionante etapa de la elaboración de nuestra Constitución y las primeras elecciones generales, y desde hace ya unos quince años me dedico a la información religiosa, en todas sus áreas y vertientes, con una vocación decidida por investigar y profundizar en los nuevos movimientos y confesiones religiosas, los nuevos carismas y realidades en la Iglesia católica, las sectas (en su sentido más amplio) y las filosofías y grandes religiones orientales.

El fenómeno de la expansión del Islam en nuestras culturas occidentales, el fenómeno migratorio, la dialéctica tolerancia e integración, junto con la terrible realidad del fundamentalismo, el terrorismo y la violencia, son también hoy motivo de mis preocupaciones intelectuales.

Fruto de mis estudios e investigaciones sobre los nuevos movimientos y carismas en la Iglesia católica, alguno de los cuales prácticamente vi nacer y conozco en profundidad, son los dos libros publicados sobre los Legionarios de Cristo y su fundador, el sacerdote mexicano recientemente fallecido Marcial Maciel Degollado (“Los Legionarios de Cristo. El nuevo ejército del Papa” -La Esfera de los Libros-  y “Los documentos secretos de los Legionarios de Cristo” -Ediciones B-).

En estos momentos trabajo en el cierre de lo que se convertirá en una trilogía ante la investigación abierta por la Santa Sede a la orden que fundara el depredador  Maciel. Trabajo también  en varios frentes abiertos para futuras publicaciones en torno a la Religión y las creencias, y participo asiduamente en distintos congresos en torno al fenómeno de la comunicación sobre el hecho religioso y su presencia en los medios informativos.