Por el buen uso del cine en el aula

viajelunameliespuertollano

Mucho se ha escrito ya sobre el uso del cine como recurso didáctico en las clases. Y mucho se utiliza en nuestras aulas hoy en día. Incluso existen blogs, webs y grupos en las redes sociales para fomentar, compartir y divulgar contenidos relacionado con el cine y la educación.

Las bondades del recurso cinematográfico son muchas. Si bien es cierto, algunas áreas se prestan más que otras para la utilización de proyecciones en la metodología de las distintas asignaturas. En una sociedad tan audiovisual como en la que vivimos, la imagen puede muchas veces ayudar a nuestros alumnos a una mejor comprensión de objetivos y contenidos si va acompañado todo de un trabajo  adecuado. Y es verdad que, si se hace bien, los alumnos agradecen mucho este recurso.

Pero como todo, y ahora lo estamos viendo con las TICs, no siempre se ha utilizado bien el cine en nuestras clases. Su mal uso, una mala praxis metodológica o directamente su abuso, han hecho, a veces, desprestigiar un recurso con unas magníficas posibilidades. Pongo un ejemplo de su mal uso; esa típica película o documental que se utiliza como vídeo porno (porno dar clases) tan utilizado por más de un docente en esas horas en las que uno no sabe o no quiere hacer nada mejor en su aula.

Aquí os dejo 5 consejos para un mejor uso del cine como recurso didáctico:

Su uso debe estar justificado en tu programación de aula, como cualquier otro recurso: no se puede poner algo por poner. Lo que se proyecte debe ser un aporte a los contenidos que se estén dando en clase. Es imprescindible un trabajo previo y posterior a la proyección, para que los conceptos, criterios u objetivos que se estén trabajando se asimilen mejor.

Elegir bien: parece obvio, pero no lo es. Podemos pensar en una película para un tema, posiblemente porque es una película que nos guste mucho. Pero para que funcione el recurso, tenemos que elegir pensando en la edad y gustos de nuestros alumnos. Por ejemplo, una película puede funcionar en 1º de ESO, pero la misma se queda corta para los de 4º de ESO. A nosotros nos puede encantar una película por su profundidad, diálogos y valores cinematográficos, pero a los chavales les puede resultar aburrida y compleja, por lo cual no habremos  acertado con la elección por muy buena que sea la película.

Hacer una buena introducción. Motivar, como en todas las cosas, es fundamental. Una buena presentación y explicación de lo que se va a ver llevará a los alumnos a meterse de lleno en la actividad. Poner algo a palo seco, sin más, hará que muchos alumnos puedan desconectar fácilmente.

Respetar las recomendaciones. Sí, otra obviedad. Pero a veces no se tienen en cuenta. Se han puesto películas no recomendadas a menores de 18 años a alumnos de 14 años. ¿Algún problema para los alumnos? Pues seguro que no. Ellos saben, ven y experimentan más de lo que creemos. Pero como educadores tenemos que respetar las recomendaciones para así evitarnos conflictos. Apocalypto de M. Gibson podría resultar muy útil para conocer la decadencia de los mayas, pero si es +18, debemos utilizar otro recurso.

Valorar bien el tiempo de proyección. El tiempo es el que es, por eso debemos ser conscientes que no podemos desaprovecharlo. En muchas ocasiones sólo nos interesa un fragmento de una película. No podemos proyectar películas enteras que duren mucho porque nos quitan tiempo de clase, a no ser que el desarrollo de todo el film sea indispensable para llegar a trabajar el contenido que se está viendo. Y no nos engañemos, más de un profesor y dos, utiliza el cine para no dar clase. Eso hace que no sólo no haga mejor su trabajo, sino que desprestigia un recurso magnífico.

El uso del cine en las aulas no es una actividad complementaria. Es un recurso que forma parte, en muchas asignaturas, de la metodología propia del proceso de enseñanza aprendizaje. Y es tan válido, sino más, que unos ejercicios, un trabajo o una explicación de clase. Pero como todo recurso, instrumento o herramienta hay que saber utilizarlo.

                                                                                                      “Una #educación mejor es posible” @candilenelpatio

 

 

2 Responses to “Por el buen uso del cine en el aula”

  1. Compartir espacio bloguero contigo no tiene precio… ¡Fenomenal, compañero! Un abrazo grande, amigo. Pepe

  2. tu bien dices “estáis derrochando 6.000 calentando la silla” y tu no vez los políticos puercos cogiendo sobres con 60000 de euros? eso no lo dices en las aulas verdad? dices lo que te interesa para que alumnos que no están de acuerdo con el estudio estudien con la escusa de los 6000 euros que todos invertimos y en realidad eso 6000 van a los bancos y políticos corruptos y encima que no les gusta estudiar les mandáis tareas que si no las traen le castigáis con tareas de copiar frases estúpidas pero ustedes creéis que si no hacen los deberes van a ser la tarea? estúpidos…
    tendríais que cambiar el sistema educativo y los alumnos que tengan cierto conocimiento sobre la asignatura examinarlo de otra forma no con exámenes que por faltas de ortografías quitáis puntos y ustedes se creéis que esas faltas las van a poner en un futuro pues estáis totalmente equivocados porque esas faltas las comenten por el poco tiempo que tienen al desarrollar las preguntas que ustedes les ponéis y ademas con la tecnología que hay actualmente que todo se hace con pc crees que se van a parar a escribir en un folio? esta es mi opinión sobre los 6000 que dices que gastan los alumnos que calientan la silla.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)