El acoso escolar, de Cobardes

El acoso escolar también conocido como bullying, es una lacra que existe actualmente, en mayor o menor medida, en nuestro sistema educativo. ¿Siempre ha existido? pues posiblemente. Pero desde luego, las nuevas tecnologías, la falta de formación emocional y la crisis actual de valores de nuestra sociedad han hecho que el acoso escolar nunca debiera ser considerado un asunto menor.

Muchas veces, no todo es lo que parece. Más de una vez he visto como a algún que otro padre se le caía los palos del sombrajo (como se dice por aquí, por el sur) al enterarse como el tierno, dulce y buen niño que creía tener es realmente un mal compañero, acosador nato y de hábitos pocos saludables. Y es que no hay más ciego que el que no quiere ver.

images-1
Determinadas actitudes de niños y adolescentes no surgen por generación espontánea. Y seguimos sin enterarnos que los jóvenes son auténticas esponjas, repitiendo actitudes que observan en los adultos que les rodean, que detrás de cada acción o comportamiento de un niño siempre hay un porqué…y después pasan las cosas que pasan.

Hoy os recomiendo una película que no es nueva pero sí de permanente actualidad. No es ganadora de muchos premios, pero, a parte de salir mi admirado y auténtico crack Antonio de la Torre, refleja muy bien la realidad escolar y familiar de la sociedad de hoy.

Tras ver la película “Cobardes” de José Corbacho (sí, el humorista) todo adulto perfectamente podrá ver reflejado en la historia…
– Que el continuo desprecio e insulto no puede ser nunca permitido…
– Que la falta de tiempo que tienen los padres, por sus respectivos trabajos, para educar y acompañar, puede ser muy perjudicial para sus hijos…
– Que los niños reflejan fuera, los modelos y actitudes que experimentan y viven en casa…
– Que todo profesor (sobre todo de Secundaria) que no trabaje en un colegio por verdadera vocación docente tiene un grave problema…

¿Cuándo se solucionará el acoso escolar? Pues posiblemente, todo se arreglará cuando familia y escuela vayan a una. Cuando la formación y los cauces de comunicación entre ambas sean los mejores posibles. Y sobre todo, cuando la empatía, la sensibilidad, la educación en valores y la gestión de las emociones sean una prioridad para escuela y familia.

                                                                   “Una #educación mejor es posible” @candilenelpatio

Discussion area - Dejar un comentario