No por más deberes mejor se aprende

Y8NT8ult

No, no es uno de los principales males de nuestro sistema educativo. Hay cosas mucho más importantes que arreglar en el proceso de enseñanza y aprendizaje de los alumnos (metodología, evaluación, inestabilidad legislativa, inversión económica…) Pero aún así, el tema de los deberes sí es un tema que hiere sensibilidades en la actualidad.

Nos lo dice hasta Ikea,  “menos deberes y más cenas en familia” y en parte, razón no les falta. Comienza un nuevo curso, se reabre el debate. Profesores, familias y alumnos se convierten en protagonistas y sufridores.

Mientras que en los años 80 aún podíamos disfrutar de la calle, del ocio y hasta teníamos tiempo para poder aburrirnos, hoy en día parece que los deberes (y sobre todo las actividades extraescolares) dejan poco tiempo para que los niños sean lo que tiene que ser, niños. Raro es el día que cualquier alumno de primaria no trae a casa más de una ficha para hacer. Ejercicios que ya se han hecho en clase, pero claro, para aprenderlo mejor hay que repasar en casa. Y así, varias asignaturas. Tareas repetitivas y poco motivadoras. Y por supuesto, ejercicios nada personalizados. Todos haciendo lo mismo, no lo que cada uno necesita.

Muchos padres se angustian intentando ayudar a sus hijos, aclarando dudas y ejerciendo de profesores en sus propias casas. Los grupos de whatsapps de padres y madres echan humo pidiendo deberes o intentando resolver dudas. Otros, los que pueden, pagan clases particulares y academias a sus hijos, bien porque no tienen tiempo para ayudarlos, bien porque no saben cómo hacerlo. El tema de los deberes desborda a los progenitores.

Pero los docentes no van a examinar a los padres, sino que evaluan a sus hijos. Por lo que me permito dar un consejo a las familias: no hagan las tareas con sus hijos. No les ayuden. Enséñenles a ser responsables. Que sus hijos se equivoquen. Que en clase corrijan sus errores con la ayuda del docente. Y estimados maestros y profesores, dejemos de penalizar los fallos, pues es la fuente de todo aprendizaje.

¿Pero es que los profesores no piensan lo que suponen tantos deberes en casa? ¿qué hacen en clase? se podría preguntar más de una madre agobiada. Y sí, ahí está uno de los grandes problemas de este asunto. Se aprende y se enseña en el aula, no en casa. Porque, principalmente, es en la relación entre el docente y el alumno y con el resto de compañeros donde se debe producir el verdadero proceso de enseñanza y aprendizaje. Es en el aula donde deben hacerse los deberes, pues es donde está el profesional que sabe de ésto, que recibe un sueldo para ello y el que puede explicar, guiar y ayudar al alumno en su aprendizaje. Seamos más productivos en clase. Dejando sólo para casa el repaso personal que pudiera necesitar el alumno.

ifemzr-r

Sí, somos los maestros y profesores los responsables de esta situación, al menos en gran parte.

– Porque los docentes, en su mayoría, estamos sometidos a un currículo desfasado, inflexible, caduco y poco significativo para el alumno pero que parece que hay que acabarlo por encima de todas las cosas.

– Siguiendo todo el despropósito, nos guiamos por unos libros de textos a los que nos agarramos para facilitarnos en teoría la enseñanza pero que, a la vez, nos hacen perder a los docentes toda la iniciativa personal y creatividad a la hora de enseñar.

– Y rematamos todo mandando tareas a casa muchas veces de manera desproporcionada y sin sentido. Ejercicios que, en muchos casos, no tienen significatividad para nuestros alumnos. Provocando en ellos la desmotivación por el aprendizaje.

Y así nos va.

                                                    “Una #educación mejor es posible” @candilenelpatio

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)