Su nombre será el “Señor-nuestra-justicia”

 AZULJesús nació solo una vez. No es que nazca cada año, aunque nos deseemos en estas fechas que nazca en nuestro corazón. Su historia está bien delimitada y conocemos muy  bien su contexto, las referencias de su época, las claves culturales de su periodo, los rasgos religiosos de su pueblo… Jesús no es un mito. Es un personaje perfectamente encuadrado y reconocible en el devenir de los acontecimientos de la gran historia humana.

Pero al celebrar la Navidad no solo celebramos el recuerdo de un acontecimiento histórico del que hacemos alegre memoria. Los cristianos reconocemos que en aquel pequeño, nacido según las fuentes bíblicas en Belén de Judá, el Misterio de Dios se hace historia. Dios mismo asume la naturaleza humana y se hace uno de los nuestros, coge el paso de los hombres y se hace Palabra encarnada, Dios-con-nosotros. Desde aquel momento, la historia está preñada de salvación. El espesor del acontecimiento es tal que sobrepasa los límites del tiempo y del espacio dándole a la misma creación una dimensión nueva.

Por la entrañable misericordia de nuestro Dios, nos ha visitado un sol que nace de lo alto para iluminar a los que viven en tinieblas y en sombra de muerte, para guiar nuestros pasos por el camino de la paz (cfr. Lc 1, 78-79). En el acontecimiento de la Encarnación confluyen y se cumplen todas las profecías antiguas, todas los anhelos de la humanidad, todos los sueños que alberga el corazón del hombre justo que busca la paz. Dios abre de nuevo el mar de la historia en penumbra de los que han sido marginados del banquete, los torrentes en crecida de la injusticia de los excluidos por los poderosos, los tsunamis de la violencia y el odio destructores que hacen sangrar a la humanidad… para iniciar un nuevo éxodo, para comenzar una nueva creación, para indicar el Camino, la Verdad y la Vida que harán de nuestra historia una realidad más parecida a la misericordia entrañable de su corazón.

En Navidad no celebramos una historia del pasado. Celebramos el presente y el futuro de la nueva creación que ya, pero todavía no, gime con los dolores de un parto. Un Adviento que no termina nunca y que adelanta, en la entrega generosa de tantos hombres y mujeres de buena voluntad, la plenitud que anhela el corazón de la humanidad.

Al desearnos felices fiestas en estos días, no nos perdamos en la cáscara de unos mensajes dulcificados que hacen llegar a todos paz y buen rollo. Tratemos de recuperar la espesura del acontecimiento. Procuremos que los buenos deseos que brotan de nuestro corazón encuentren su razón de ser en la raíz escondida en las entrañas de una humanidad que, un tanto olvidadiza, parece haber perdido el sentido más auténtico de cuanto hoy celebramos. Dios ha estado grande con nosotros y estamos alegres. La esperanza se llama Dios-nuestra–justicia y es reconocible en el recién nacido en extramuros, en el descampado de la historia, allí donde – años más tarde – será ajusticiado tan desnudo y desposeído como vino al mundo. La encarnación se gesta en el seno de la Virgen y madura en el seno de la tierra que da a luz al Viviente. No todo está perdido. El futuro es de Dios.

3 Responses to “Su nombre será el “Señor-nuestra-justicia””

  1. Feliz Natividad… Recuperemos el sentido! Gracias por la reflexión

  2. […] + Su nombre será el “Señor-nuestra-justicia” por José Miguel Nuñez en Vivir de otra manera. […]

  3. This is a great thing, I think everyone feels this information is very valuable, thank you

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)