No todo es normal

Francisco (2)Me parece hasta patético que se quieran dar aires de normalidad en ciertos entornos vaticanos (como se lee estos días en algunas publicaciones especializadas) a la elección del nuevo Papa y a estos primeros días de su Pontificado. Da la sensación de que a algunos les ha pillado con el pie cambiado. Como si fuera mejor no provocar esperanzas o no despertar expectativas ante lo que para muchos cristianos son signos de novedad. Pareciera que la “prudencia” romana estuviese haciendo lo posible por aquilatar los gestos desmedidos del Santo Padre para transmitir la sensación de normalidad.

Pero no todo es normal. Una ventana parece haberse abierto en los palacios vaticanos y una inevitable sensación de frescura esta siendo percibida por muchos cristianos en todo el mundo. No me parece Papa Francisco alguien que improvise sin más. Creo que sus palabras y sus gestos son creíbles porque habla otro lenguaje perfectamente comprensible para todos y su decir tiene auctoritas. Ha sido elocuente su inclinarse ante el pueblo de Dios y la explícita petición de plegaria a la comunidad de los creyentes. Ha sorprendido a propios y extraños su extraordinaria sencillez y su sonrisa bondadosa. Ha descolocado a muchos su simplicidad a la hora de apuntar signos que dejan al descubierto (como el jeep en el que paseó por la Plaza de San Pedro) no solo gestos de ternura y afecto a los pequeños y los pobres sino la profundidad de un pensamiento tan despojado de innecesarios circunloquios como directo y profundo.

Habrá quien piense que no deja de ser una anécdota la fotografía de sus zapatos negros y gastados circulando por internet. O que no valga la pena seguir insistiendo en las ya manidas imágenes del Papa saludando a todos rompiendo cualquier protocolo. Es más que probable que haya quien piense que son irrelevantes los esfuerzos por simplificar las celebraciones o que su sencillo modo de vestir es una tendencia que pasará en unos meses. Puede incluso que algunos, en los círculos curiales y naturalmente en privado, estén ya pensando como encauzar todo este despropósito y como equilibrar tanto desequilibrio. Tendrá que aprender a ser Papa, pensarán.

Y está su identidad como consagrado. Tampoco me parece una cosa de poco. Aunque ya he leído estos días por aquí y por allá que este detalle carece de importancia, puesto que – dicen – dejan de pertenecer al instituto religioso al que pertenece cuando es ordenado Obispo. ¡Como si la consagración que Dios hace de las personas y la totalidad de la respuesta del que se siente elegido pudieran perderse con el ministerio ordenado! Creo que es muy relevante que nuestro Papa sea un consagrado y conozca a fondo la vida religiosa. Y la ame. Y la custodie. No sé qué habrán pensado los que profetizan que la vida consagrada está llegando a su fin cuando hayan visto el gesto de Francisco de situar junto a él en la celebración de la Eucaristía de comienzo de su Pontificado (como él ha insistido que se denomine y no entronización) al Prepósito General de la Compañía de Jesús, P. Adolfo Nicolás, y al Ministro General de la Orden de los Franciscanos Menores, P. José R. Carballo, actual Presidente de la Unión de Superiores Generales. Nada es igual. No hay normalidad en estos gestos. Hay camino, propuesta, programa… búsqueda de una armonía necesaria en la Iglesia del siglo XXI, una Iglesia en medio del mundo y cercana a los pobres, una Iglesia de la misericordia que ha comprendido existencialmente que el único poder es el servicio a los desposeídos de nuestro tiempo.

Quizás por eso me parezca que tampoco es normal la decisión del Santo Padre de celebrar el Jueves Santo en una cárcel de menores de Roma y no en la Basílica de San Juan de Letrán, como venía siendo habitual estos años. Algunos se habrán quedado de una pieza. Papa Francisco besará los pies de aquellos que más misericordia necesitan y su beso será expresión de la ternura de Dios que perdona siempre y abre caminos nuevos en la vida de las personas devolviéndoles la dignidad de ser hijos.

No, nada está siendo normal estos días en la ciudad del Vaticano. Un Pastor Bueno venido del sur está indicando que hay otro modo de ser y de vivir. Solo le pido a Dios que le dejen hacer.

2 Responses to “No todo es normal”

  1. Ya hay voces quitando importancia a los gestos y poniendole sordina a estos primeros dias de pontificado. Algunos se estan removiendo en la silla…

  2. BMI is very important for everyone’s body, so everyone take care of themselves by eating regularly and exercising regularly to have a balanced index.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)