Écraser

DemocraciaImportada de Argentina, hemos vaciado de contenido la infausta palabra derivada del verbo francés “écraser” que significa, literalmente, « aplastar ». Son acosos. Así de simple. Y todo acoso es violento. Y toda violencia es antidemocrática. Y puede llegar a ser delito si se atraviesan algunas líneas rojas. La estrategia que está llevando adelante la Plataforma Anti-desahucios es, desde mi punto de vista, injustificable por muy justas que sean sus reivindicaciones.

Y lo son. Nadie en su sano juicio y con un mínimo de sensibilidad social podría negar que lo que está ocurriendo con cientos de familias que pierden su vivienda es un drama horrible y que el estado debería disponer de los mecanismos necesarios para terminar con una situación indeseable provocada por un sistema injusto. Muchos ciudadanos de bien asistimos con indignación y con impotencia al desalojo de viviendas y al espectáculo bochornoso de una realidad que deja con el culo al aire a una sociedad en la que los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres. La situación reclama condena, rechazo sin paliativos y búsqueda de soluciones urgentes.

Pero la violencia no es el camino. Nunca puede serlo. Y menos aún si es jaleada por consignas ideológicas que actúan de ariete contra el adversario en el gobierno, aprovechando que el tajo pasa por Moncloa. Esta manía de la izquierda más radical de tomar la calle e incitar violentamente a las barricadas para desestabilizar mayorías parlamentarias y fracturar el sistema son estrategias propias de estados totalitarios que no admiten justificaciones democráticas. El acoso a los ciudadanos, políticos, jueces o curas que sean, necesita ser reprobado sin matices por la ciudadanía que no traga las ruedas de molino de estos agitadores con piel de cordero.

Hay otros senderos. Hay que cambiar el sistema. Necesitamos políticas que favorezcan condiciones de vida dignas para todos y un sistema económico que no “aplaste” a los más débiles y enriquezca siempre a los poderosos. Pero en democracia, los gobiernos son elegidos por los ciudadanos y tienen la legitimidad para llevar adelante su proyecto. Son las urnas las que dictaminan el éxito o el fracaso de determinadas políticas y no el griterío, el insulto, la descalificación, el acoso o cualquier otro tipo de agresión.

Otra realidad es posible. Hemos de exigir a nuestros gobernantes que defiendan a los más débiles y garanticen la protección a los más vulnerables. Mientras, hay otra ciudadanía alternativa, comprometida y no-violenta que prefiere fortalecer la red de solidaridad social sin “aplastar” a nadie y que abre brecha en el muro de la injusticia posibilitando nuevas oportunidades de futuro para muchas personas. Hacen menos ruido, pero son – en nuestras sociedades complejas – verdaderos agentes de cambio social.

2 Responses to “Écraser”

  1. “Friedman, go home!”. El grito estallaba en medio de la ceremonia de los Nobel, cuando el ideólogo neoliberal recibía el galardón por su labor neoliberal-criminal. Si, ciertamente: Milton Friedman y los Chicago Boys recibían el Nobel en 1976, justo cuando su teoría económica, a golpe de desapariciones, se imponía en Chile y Argentina de la mano de Pinochet y la Junta Militar. Los Nobel, luciendo democracia. Alguna voz, bastante digno, suficiente valiente, scratch al verdugo a viva voz: “Friedman, go home”. Quien conducía la gala apenas sugirió: “Podría haber sido peor”. También tenía razón. De hecho, personalmente, desearía que le hubiera ido peor. A Milton Friedman. Que la fracción de segundo de vergüenza hubiera prolongado en el tiempo y en el espacio.
    Y sí. En Argentina le dicen escrache. Como el que sufrió Astiz, el Ángel de la Muerte de la dictadura militar, durante su juicio. Escrache solidario de los HIJOS, los hijos de los 30.000 desparecidos. Gritos y pancartas justo detrás suyo. Tenían derecho? Tenían todo el derecho. Todo el derecho del mundo contra las derechas de siempre. En Chile le dicen funa. Como la funa que le hicieron decenas de jóvenes al asesino material de Victor Jara en el despacho de la empresa donde trabajaban. Soy Iñigo Montoya, tú mataste a mi padre. Remember? Tenían derecho? Todo el derecho de los mundo contra las impunidades derechas de las derechas de siempre.
    Por sonoro escrache monumental, insondable aún e imborrable nunca, lo que se produjo en el entierro del juez antimafia Giovanni Falcone. La iglesia estaba llena, los dolores eran enteros y el silencio infinito … inacabable, inalcanzable. Pero se rompió. Se desmenuzó justo cuando entró a la clase política en bloque-en y por sí, la iglesia estalló en un grito anónimo de sabiduría popular: “Fuera la mafia, fuera!”. Blanco sobre negro en el imperio de la impunidad. Ayer dos ollas a presion rellenas de polvora casera y clavos pusieron en jaque al imperio que se jacta de tener la tecnologia punta en armamentos, pero no es mas que un gigante con los pies de barro.

  2. Mayor acoso, violencia, humillación e indignidad que ejercen nuestro ” gran sistema de derecho ” indultando a chorizos de trajes caros y policías corruptos. Mayor acoso que tener a políticos que no quieren cambiar unas leyes injustas, como no las hay en todo el mundo civilizado y sin civilizar. Mayor acoso que ejerce ” nuestras ” fuerzas de seguridad en nombre de la legalidad; NO HAY, ni lo he visto. La diferencia que hay, es que si alguien protesta esta rayando una conducta delictiva, pero lo que hacen los de arriba está legitimado. ¿Por quién?

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)