En libertad

CEEA veces tengo la impresión de que los únicos que no pueden expresarse en España sobre cuestiones públicas, políticas o económicas son los obispos. Algunos les quieren negar el pan y la sal. Apenas el presidente de la Conferencia Episcopal o el portavoz, o un obispo en particular abren la boca para expresar lo que piensa la Iglesia ante determinadas cuestiones se les acusa de injerencia, de presión o de querer influir en la sociedad. Como si los ciudadanos de este país no fuéramos adultos y libres para poder escuchar, pensar y decidir sin dejarnos manipular.

No entiendo por qué pueden expresarse en libertad la Sra. Valenciano, la Sra. Cospedal o el Sr. Cayo Lara sobre las más variadas cuestiones sociales, culturales o políticas (incluso eclesiales, sin interesarles mínimamente el tema) y no puede hacerlo públicamente y en libertad el presidente de la Conferencia Episcopal sin que inmediatamente se le echen encima mandándole callar. Les gustará más o les gustará menos, estarán ustedes de acuerdo o no con lo que se dice, pero mientras no se vulneren las reglas democráticas ¿Por qué este afán de silenciar a la Iglesia o de querer recluirla en las sacristías?

Una insigne diputada decía estos días que el Boletín Oficial del Estado se escribía con las leyes y no con la moral. Querrá su señoría que las leyes sean inmorales. ¿O es que en su estulticia identifica la moral con la Iglesia? Claro que la Iglesia no legisla. Ni debe pretenderlo en ningún caso. Pero tiene todo el derecho a expresarse, a decir su parecer, a manifestarse públicamente sobre las cuestiones de la res publica en la que millones de ciudadanos que somos cristianos estamos implicados y comprometidos, pagamos nuestros impuestos y contribuimos al bien común.

¿De qué tienen miedo nuestros políticos cuando se manifiesta la Iglesia? Acusar a los Obispos, sin más, de querer chantajear al gobierno o de querer imponer sus criterios porque expresan su parecer sobre cuestiones relevantes es una chabacanería que no cuela. Utilizar el recurso de acusar a la Iglesia de ser una institución retrógrada que sueña todavía con el nacionalcatolicismo es un recurso manido y facilón que ningún ciudadano adulto y con criterio puede aceptar.

El presidente de la Conferencia Episcopal no siempre suele ser brillante en sus manifestaciones. No  hay que estar de acuerdo en todo con él ni en el fondo ni en la forma. La política comunicativa de la Conferencia Episcopal es manifiestamente mejorable. Pero dicho esto, como en todo país democrático y libre, la Iglesia – a través de sus portavoces – tiene todas las garantías democráticas para expresar su pensamiento y entrar en el debate público. Faltaría más. Los que le niegan la plaza pública y quieren recluirla a las sacristías deberían hacérselo mirar.

One Response to “En libertad”

  1. El presidente de la Conferencia Episcopal no siempre suele ser brillante en sus manifestaciones. No hay que estar de acuerdo en todo con él ni en el fondo ni en la forma. La política comunicativa de la Conferencia Episcopal es manifiestamente mejorable. Pero dicho esto, como en todo país democrático y libre, la Iglesia – a través de sus portavoces – tiene todas las garantías democráticas para expresar su pensamiento y entrar en el debate público. Faltaría más. Los que le niegan la plaza pública y quieren recluirla a las sacristías deberían hacérselo mirar.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)