Egipto

EgiptoAsistimos atónitos estos días a una espiral de violencia en Egipto que ha situado al país al borde de una guerra civil. Parece que lo que muchos denominaron la “primavera árabe” se ha convertido en un frio invierno que parece recrudecerse día a día. La caída de Mubarak en 2011 por el levantamiento del pueblo que anhelaba una nueva etapa en la historia del país con más oportunidades para todos, más libertad y más democracia ha dado paso, tras el fiasco del efímero gobierno de Mursi, a una situación sombría propiciada por un golpe de estado militar y la reacción de los Hermanos Musulmanes decididos a no dejar pasar el momento histórico que les permita islamizar el estado.

Quien en Occidente auspiciaba que era el momento de democratizar Egipto y separar definitivamente el estado y las creencias para dejar paso a una necesaria aconfesionalidad que asegurase libertades, se ha equivocado de pleno. La que parece una inevitable guerra civil jaleada por los extremistas y radicales islámicos está lejos de propiciar un escenario necesario para la modernización democrática de un estado de derecho como hoy se concibe en otras partes del mundo.

Hay quien sigue pidiendo a Occidente que dejen vivir al Islam su edad media en pleno siglo XXI. Sea como fuere, si las “guerras de religión” que vivió Europa en el siglo XVII dando paso a las sociedades modernas cuya característica principal fue la legítima laicidad del estado fueran comparables con algunas de las situaciones bélicas de los estados islámicos contemporáneos, veríamos “otra revolución” bien diferente que pasaría por asumir otros parámetros culturales y visiones más coherentes de las sociedades libres. La quimera de Occidente de querer paragonar los procesos de los últimos años a una primavera que hará renacer la democracia, la cultura y la libertad en los países árabes del norte de África es, a mi entender, un dislate.

Resulta asombrosa la pasividad de Occidente ante los conflictos de Libia, Siria o Egipto, por citar solo los últimos conflictos más cruentos. No basta invitar al diálogo. Se están violando permanentemente los derechos humanos y hay sociedades desangradas en las que miles de personas están siendo asesinadas y en las que el terrorismo, aprovechando el rio revuelto, campa a sus anchas alargando su sombra de muerte.

Por no decir nada de la matanza de cristianos y la quema de Iglesias que siembran terror y muerte. Minorías sufrientes a las que se les niega el pan y la sal y ante cuyo aniquilamiento se calla vergonzosamente. No nos engañemos, no es una batalla entre cristianos y musulmanes. Eso es lo que muchos querrían hacer creer a Occidente buscando la implicación, en el caso de Egipto, de la minoría copta en el conflicto. Nada más lejos de la realidad. Los Hermanos Musulmanes impulsan una guerra fratricida en nombre de Alá aliándose con el mismo diablo que en su travestismo se parece mucho a Al Quaeda. Occidente no puede permanecer más tiempo a verlas venir.

3 Responses to “Egipto”

  1. Felipe González

    Triste y cruda realidad, muy certero el análisis… un abrazo afectuoso desde Chile…

  2. Es como si la indiferencia, tan denunciada por la sociedad en los jóvenes, se viera reflejada en los estados y en los que gobiernan. Con qué autoridad moral exigiremos un espíritu crítico?

    Gracias por estas palabras que ayudan a sintetizar ideas.

    Saludos a todos desde Tenerife, España.

  3. Yo lo llamo “buitrismo mercantil” de Occidente. Esperan que Egipto esté de SALDO para intervenir “comprando” el país. David Avilés

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)