Otra vez Lampedusa

LampedusaOtra vez la vergüenza y la infamia. Las imágenes reproducidas ayer en el Telegiornale de RAI 2 dan escalofríos. Y ponen indignación en la piel. Y llenan el alma de tristeza. Las escenas captadas con teléfono móvil por Khalid, un inmigrante del centro de acogida de Lampedusa, reflejan un trato inhumano e inaceptable con los hombres y mujeres recién llegados a Europa después de atravesar el infierno: en el patio, al aire libre y con temperaturas invernales, cuerpos desnudos a la vista de todos fumigados literalmente para combatir la sarna. Vacunados como ganado. Humillante. Indecente. Vergonzoso.

Impropio de un país civilizado y del trato a seres humanos en cualquier latitud. Khalid va repitiendo al grabar las imágenes “como animales, nos tratan como animales”. Es un grito angustioso de denuncia y de decepción ante un espectáculo que recuerda, sin miramientos, a los campos de concentración de otras historias y otras épocas.

Cuchillas que laceran la piel o cuerpos desnudos despojados de derechos ¿No son acaso la misma tragedia? Después de los naufragios del 3 y del 11 de octubre frente a la costa de la isla que estremecieron al mundo parecía imposible repetir la ignominia. ¿Hasta cuando seguiremos pisoteando los derechos de las personas per tener un color diferente de piel y venir de más allá de la frontera? ¿Hasta cuando consideraremos al otro diferente por venir de otro contexto?

Los dirigentes italianos, desde la alcaldesa de la Isla hasta el ministro del Interior, se han rasgado las vestiduras. Sobre todo por el mal lugar en el que esas imágenes, difundidas ya por todo el mundo, dejan a un país del G-8. Quiero creer que, sobre todo y más que el orgullo patrio, les indigna el que seres humanos sean tratados como animales.

Es Europa la que debería reaccionar. Es urgente un cambio en la política de inmigración. Los países civilizados no pueden esconder por más tiempo sus vergüenzas con falsas promesas y buenas intenciones mientras que  se siguen levantando muros, hacinando a las personas en centros de acogida temporal o despojándolas de dignidad con actuaciones vejatorias.  Sé que no es fácil y que la línea que separa la denuncia de la demagogia es muy delgada. Pero habrá que gritar ¡basta ya!

Estas líneas están impregnadas de impotencia y de dolor. No quiero pasar de largo. Nunca más.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)